Entre lo utópico y lo verdadero

267

Por Claudia Guerrero Martínez

SOS: Lienzo Charro “La Herradura” secuestrado por ladrones de terrenos en Xalapa

La miseria de algunos por adueñarse de terrenos en Xalapa logra que agentes ministeriales y de Seguridad Pública usen su fuerza policiaca, jueces comprados y actuarios a modo, lleven un presunto juicio para adueñarse del emblemático Lienzo Charro “La Herradura”, en Xalapa, donde se preservan las tradiciones charras y sobre todo, un lugar donde se mantiene una asociación civil creada por sus fundadores desde hace décadas. Y ser Fernando Riaño Valdés quien proviene de familias que han mantenido esta tradición, para robar bajo artimañas poco claras, en un juicio civil manoseado con dinero sucio y con la finalidad de adueñarse de este inmueble, cuando pertenece a una asociación legalmente formada. En esta entrega haremos una crónica de cómo Riaño Valdés, con ayuda de altos funcionarios de la 4ª Transformación del Poder Judicial tratan de robarse este emblemático Lienzo Charro “La Herradura”.

Antes de hacer una relatoría de este robo y saqueo ilegal, compartimos la carta a la redacción enviada a la autora de esta columna: “Ayer fue un día complicado para todos los socios y familia que forma la Asociación de Charros La Herradura de Xalapa. Fuimos víctimas de la delincuencia, de la corrupción.  Fuimos víctimas de personas que se dedican a vivir del otro, personas sin escrúpulos. Personas, si se les puede llamar así, que llevan un estilo de vida basado en trampas y robos. Y si, ayer nos robaron.

Nos robaron La Herradura, sacando a los socios, señores xalapeños que no hacen mal a nadie y ayer fueron víctimas de la forma más vil y despiadada por un delincuente, su nombre, Fernando Riaño Valdés y lo resalto para que lo conozcan realmente quién es, porque es alguien que actuó con alevosía y ventaja, llevando también a sus hijos para que vieran y aprendieran el cómo se vive a costa de los demás.

De la forma más vil, Fernando y autoridades corruptas, sin aviso alguno, llegaron al Lienzo y sacaron a la calle las pertenencias de los socios charros: Silleros que contaban con monturas; sacando caballos, vaciando instalaciones para finalmente desmantelarlas. Así el modo de vida de vivales de sociedad con ayuda de autoridades corruptas”.

Y ante esto, personas mediadoras nos buscaron, pues el “abogado” de Fernando Riaño Valdés quería tomarse un café con la autora de esta columna para “suavizar” la publicación y posible arreglo, por lo que le expresamos que por ética no habría reunión, ni acuerdo económico, ni bajaríamos la nota, al contrario, habrá más información al respecto publicada en nuestros portales. El ladrón piensa que todos somos iguales.

Desmantelar el Lienzo el Charro, inició este miércoles con la presencia de policías ministeriales de la FGE, quienes a punta de pistola y como mafiosos sacaron a los caporales del inmueble, para después acarrear monturas, sillas y aditamentos, llevando todo a la calle, junto con los caballos, siendo animales costosos y  peligraban. La policía de Seguridad Pública también intervino en este ilegal desalojo y cuando estaba vacío, horas después llegó un presunto actuario y su asistente, cuando el robo ya se había consumado.

Fernando Riaño Valdés junto con sus hijos y su esposa Rina Casazza Murillo viven en el Fraccionamiento El Lago y los vecinos se han quejado de que ellos son problemáticos, no pagan el mantenimiento y Riaño Valdés tiene fama de despojar a víctimas de sus casas y terrenos.

La gravedad de este saqueo y adueñarse de este emblemático inmueble, evidenció que a los socios fundadores y sus familiares nunca fueron notificados y las triquiñuelas para adjudicarse este Lienzo Charro “La Herradura”, pero además un enorme predio también conocido como “La Herradura” que se ha conservado como área natural protegida.

Cabe mencionar que este terreno, los socios fundadores del Lienzo Charro lo compraron a Polo Riaño, durante la época de Rafael Hernández Ochoa, quien era aficionado de la charrería  y apoyó a que la asociación se estructura legalmente y ser todos dueños de este predio.

Y Fernando Riaño Valdés olvidó esto y con argucias jurídicas rompió candados, sacó las pertenencias y caballos de los socios a la calle, para luego, obligar al actuario a dar fe y de inmediato meter maquinaria para demoler lo que tantos años se construyó como un inmueble emblemático para mantener nuestras tradiciones mexicanas.

Comenta una socia: “La Herradura es o era. De aquí dependerá que siga siendo. Que no se acabe esa raza de los hombres de a caballo. Qué fue la Herradura de Xalapa para nosotros los xalapeños? Y  hasta el 23 de noviembre de 2022, este espacio fue un pulmón del Centro de Xalapa y lugar de tradición del deporte nacional, fue semillero de charros y damas charras, mujeres y hombres de a caballo. A los que al educar para ser binomio hombre y caballo, se les inculcó amor y disciplina. Los charros, por el simple de pertenecer a este gremio tan selecto y memorable, tendrán a bien el recuerdo aquellos nombres que hicieron charrería en nuestra ciudad capital y los no charros, también siempre recordaremos aquellos desfiles de mayo, de septiembre, de noviembre, donde esperábamos formados hasta el final para ver aquellos bonitos sementales y yeguas con garbo, comandadas por aquellos hombres y mujeres de a caballo, con trajes vistosos y vestidos coloridos con sombreros anchos. #porlaherradura #quenoseacabeesaraza Que no se acabe esa raza de los hombres de a caballo y sale de una poesía charra de Don Delfín Sánchez Juárez”.

Este lunes, el alcalde de Xalapa Ricardo Ahued Bardahuil recibirá a los integrantes de la asociación de Charros “La Herradura” de Xalapa  para escucharlos y atender  este grave problema, con base a sus facultades como presidente municipal, pero además, preocupado por la pérdida de áreas que preservan las tradiciones mexicanas.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz