Gobiernos de Veracruz y Edomex contrataron a empresas ligadas con Pegasus: UIF

168

El funcionario señaló que en ello estaría involucrado el grupo Tech Bull, “una empresa con características de fachada”.

Los gobiernos de Veracruz, Estado de México, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y otras dependencias contrataron a empresas vinculadas con el software de espionaje Pegasus, aseguró Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda.

El funcionario señaló que en ello estaría involucrado el grupo Tech Bull, “una empresa con características de fachada” y contrató en 2014 con la PGR, “particularmente con Tomás Zerón (ex titular de la Agencia de Investigación Criminal) el software Pegasus para espionaje telefónico.

“De los periodos de 2012 a 2018 en todas las empresas vinculadas con este grupo particularmente, la PGR, Veracruz, con Javier Duarte y el Estado de México. Cabe señalar que Banobras tiene contrataciones con estos grupos. Las contrataciones concluyen el 31 de diciembre de 2018. Estos grupos no han sido contratados”, dijo.

En conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, comentó que se trató de un contrato de 32 mil millones de dólares desarrollado por NSO Group al que terminó transfiriéndose los recursos no es el primer caso de adquisición del malware.

“Tech Bull es una empresa con poco tiempo de constitución. Se tiene información que se realizaron compras de equipos que finalmente el grupo Tech Bull reconoce que envía recursos a esas empresas a su vez a Israel e Italia. No solamente se trata de montos incongruentes sino que operan con cuentas concentrados del gobierno federal, montos muy superiores, actos de corrupción”.

Santiago Nieto detalló que los montos contratados reflejan un en total de depósitos por 5 mil 914 millones de pesos y 2 mil 889 millones de pesos en retiros y entre las empresas beneficiadas está grupo Balam, que tuvo depósitos en más de 910 millones de pesos y el grupo Tech Bull de 527 millones de pesos.

Fuente: Milenio