Columnas Luis Velázquez

117

Escenarios

•Rapiña en Veracruz

•El pueblo tiene hambre

•Terrible desigualdad

Luis Velázquez

UNO. Rapiña en Veracruz

En Nogales, un camión cargando frutas y verduras se volcó. Fue el viernes 19 de marzo, el día cuando López Obrador estaba de gira en el sur de Veracruz.

Entonces, aparecieron los rapiñeros. Cargando costales en el lomo y jalando diablitos se llevaron las frutas y verduras que más pudieron.

Se trata de una vieja, histórica y milenaria costumbre y hábito de la población ubicada a orilla de carretera cada vez que se vuelca una unidad móvil transportando productos perecederos. Y de todo tipo.

DOS. La vida desbordada

Aparecen cuando un carro de carga transportando, por ejemplo, cajas con pollos se voltea. Pero también, cuando movilizan cerdos y se los llevan muertos o vivos.

Semanas anteriores se volcó un carro con cartones de cerveza y significó un festín, más en el tiempo del COVID.

También se han volcado unidades transportando costales de maíz y frijol. Y aparatos eléctricos, de hecho y derecho, el paraíso terrenal, la tierra prometida para los rapiñeros.

TRES. Olvidados de Dios

Les llaman los rapiñeros.

Pero el sociólogo del barrio recuerda algunos epítetos endilgados en otros tiempos, digamos, con mayor profundidad.

Los excluidos les decía el antropólogo Oscar Lewis. Los condenados de la tierra, Franz Fanon. Los olvidados de Dios, según Luis Buñuel. Los precaristas, en el siglo pasado en América Latina.

“Los pobres entre los pobres” en la mirada de López Obrador.

“Pobre naciste, pobres eres y pobre vivirás” de acuerdo con el relato bíblico.

Al mismo tiempo, se trata de una ilusión pasajera. Un diablito cargado con frutas y verduras apenas, apenitas, les duraría, quizá, par de días y teniendo, claro, refrigerador.

Pero como “el hambre causa muchas cornadas”, si una familia con graves limitaciones económicas logra comer es ganancia… que mañana ya se verá.

CUATRO. Festín total

Por ejemplo, de acuerdo con el INEGI, 6 de los 8 millones y cacho de habitantes de Veracruz están en la miseria, el último escalón de la dignidad humana, y la pobreza.

Y medio millón de personas únicamente hacen dos comidas al día, y mal comidas, por tan jodidos que están.

Y, caray, si de pronto, a orilla de carretera se vuelca un camión de carga con frutas y verduras, el festín total.

CINCO. El pueblo tiene hambre

En la sierra de Zongolica, en el tiempo de las clases presenciales, los niños de la escuela primaria quedaban dormidos en el pupitre por la anemia y la desnutrición tan aguda, pues quizá se habrían acostado con las tripas gruñendo y de desayuno acaso un vasito con café, sin leche y sin pan.

Por eso, resulta inverosímil que en una entidad federativa como Veracruz tan pródiga en recursos naturales esté habitada por gente jodida, lo más canijo arrastrando la hambruna.

Si hay personas creyendo que los rapiñeros son voraces y ambiciosos sin escrúpulos expresaría la ruindad moral del mundo.

SEIS. Terrible desigualdad

El estado económico y social de Veracruz son la miseria y la pobreza. En el fondo, la espantosa desigualdad, tan histórica y milenaria que sirve, caray, para el discurso patriótico en tiempo de elecciones.

Y una forma de expresarse es con la rapiña. La otra, robar a las amas de casa afuera de la plaza comercial cuando jalan el carrito con la despensa.

Todos los días, 6 de cada diez habitantes tiene problemas para llenar el estómago con comida de calidad, aquella que nutre, más allá de la llamada comida chatarra.

Es el Veracruz que los políticos han creado y recreado…

Expediente 2021

Dignidad femenina

Luis Velázquez

En el país de la 4T la población femenina sigue padeciendo miedo a ser acosada. Secuestrada. Desaparecida. Ultrajada. Asesinada. Sepultada en fosa clandestina. Pozoleada. Cocinada. Y arrojados sus restos a las aguas de un río para flotar aguas abajo y desembocar en el Golfo de México.

Es el país donde muchos sexenios después de Adolfo Ruiz Cortines, quien otorgara el voto a la mujer, pero sin derecho a ser elegida, la mujer sigue recibiendo trato de segunda, tercera, cuarta y quinta categoría.

El desdén y el menosprecio, por ejemplo, para las trabajadoras domésticas y sexuales, incluso, para las amas de casa de diferente nivel social donde las ricas, las pudientes, tratan con desprecio a las mujeres limitadas en materia económica.

Es más, el club de machos y misóginos en cada parcela laboral y núcleo de poder político, sigue vigente, como en el famoso Club de Tobi sin que el club de La Pequeña Lulú tenga fuerza suficiente para cambiar las cosas y la vida.

Es una actitud inequitativa. Doliente. Y por más y más indignación crónica de un sector creciente de las mujeres…

Y por más protestas y marchas y plantones…

Y por más foros académicos y públicos y privados…

Y más conferencias convocando a un país donde los derechos humanos de las mujeres sean respetados en el día con día…

Y por más cruzadas cívicas para hacer justicia a las mujeres desaparecidas y asesinadas, Veracruz, en el ranking nacional de los feminicidios…

Y por más corazones levantados en resistencia pacífica para la igualdad de derechos entre mujeres y hombres…

Un hecho va cobrando vigencia y es el siguiente:

Es la hora de que cada mujer en su ámbito familiar, escolar, laboral y profesional, incluso, personal, siga luchando por sus derechos, pues únicamente así, haciéndose cada una respetar, la vida cambiará.

De Adolfo Ruiz Cortines a la fecha un total de diez presidentes de la república se han sentado en el Palacio Federal, y sin embargo, pese a tantos discursos fogosos, encendidos, prendidos y volcánicos “dándose golpes de pecho” por la libertad y la dignidad femenina, el avance es mínimo.

Lo peor y lo más jodido es que las mujeres continúen luchando… como en el primer día.

PLEGARIAS DE LAS MUJERES

Desde luego, resulta inverosímil esperar un cambio radical de hace dos años y 4 meses en el trato social, laboral, educativo, de salud, seguridad, procuración de justicia, desarrollo humano y político hacia la mujer.

Por ejemplo, desde los orígenes de la humanidad, el machismo en diferente evolución. Los jefes tribales solían heredar el poder a los hijos, así tuvieran diez años de edad, pues bastaba con nombrar un Consejo de Ancianos para la asesoría y la orientación gubernamental.

Pero cuando por todos lados se escuchan las mismas demandas sociales de las mujeres de hace uno, dos, tres, cuatro sexenios a las elites en el poder sexenal, entonces, se vuelve paradójico que cabildeen las mismas plegarias.

Incluso, en muchas oficinas públicas han mujeres de la 4T al frente y en el trato a las burócratas y a las subjefas y jefas de dependencias adscritas la soberbia constituye el eje rector, el vaso comunicante, el personal estilo de ejercer el poder.

Nada, pues, de un cambio singular.

Y es que, por encima de las buenas intenciones, la silla embrujada del palacio siempre causa estragos en las neuronas y en la sicología y en el estado de ánimo de los jefes y dueños del mundo y del destino humano que se creen y sienten gobiernan con el látigo por delante.

Es más, tal cual queda confirmada la tesis histórica, milenaria y legendaria de que el peor enemigo de una mujer es otra mujer, con todo y que “pelearse con una mujer es pelearse con doscientos hombres al mismo tiempo”.

Hacia el final del día y del primer año y el segundo y el tercero en que vamos, y solo para citar una referencia, en el gobierno de Veracruz hay más de siete mil mujeres con maestrías y doctorados como empleadas menores, sin que nunca, jamás, un gobernador en turno haya decretado una oportunidad para escalar en cargos públicos.

LA VIDA EN MEDIO DE SOBRESALTOS

Pero más allá de la posibilidad laboral, lo peor entre lo peor es el miedo femenino a caminar cada día y noche en medio de sobresaltos.

Bien puede seguir la indicativa y significativa marea femenina poblando “la búsqueda de la equidad, en la casa, en la calle” (Denise Dresser). en el trabajo, en la vía pública, pero al mismo

tiempo consciente todas y cada una de que la mejor lucha, la lucha que daría resultados inmediatos, es la personal.

Seguir luchando en forma colectiva. Pero de igual manera, en forma personal, cada una en su mundo inmediato.

Y cuando sea necesario, ni hablar, exhibir al club de machos y misóginos multiplicados en todos los rincones del país como, por ejemplo, la galería de veinticinco políticos de Veracruz integrada por “Las Brujas del Mar” como pederastas, violadores, tratantes de personas, agresores y acosadores.

Y como la lucha femenina en el interior y el exterior de MORENA para tumbar a Félix Salgado Macedonio (5 acusaciones de agravios sexuales) como candidato a gobernador, y como el dedazo presidencial se impusiera, entonces, solo resta la gran campaña en Guerrero convocando al voto en las urnas en su contra.

Barandal

•Manotazo de la 4T

•Narcopolíticos en la mira

•Van por sur de Veracruz

Luis Velázquez

ESCALERAS: Hasta donde se sabe si bien se sabe, en el gobierno de Veracruz hay un expediente negro, picoso y rijoso. Incluye la lista de unos 15, 16 aspirantes y suspirantes a una presidencia municipal del sur con amistades peligrosas.

Mejor dicho, malas amistadas. Mejor dicho, narcoamistades. Mejor dicho, relaciones con carteles y cartelitos, poderosos caballeros de la delincuencia organizada, y a quienes los políticos, narcopolíticos, suelen concesionar la tesorería municipal, la dirección de Obra Pública, la comandancia policíaca, y hasta la alcaldía.

Listos, todos, para ser detenidos.

PASAMANOS: La lista negra incluye a políticos del sur de Veracruz. La mayoría, metidos en uno, dos, máximo, partidos políticos.

Se ignora cuándo aplicarán la tuerca y lanzarán el operativo para su captura.

Quizá en la víspera de cuando hacia el 4 de mayo inicien las campañas electorales.

Acaso, en la última quincena del mes de abril para detener a uno por día y revolcar más las aguas huracanadas con el único objetivo, más que de refundir en la cárcel a los políticos malandros, favorecer la tendencia del voto para los candidatos de MORENA.

CORREDORES: La lista está documentada y según parece, “más que tener los pelos de la burra en la mano tienen la burra completa”.

Y en el dossier han participado desde uno que otro secretario del gabinete legal del gobierno de Veracruz hasta investigadores especializadas en las tareas políticas y policiacas y conocedores de los carteles de la delincuencia organizada.

Un bumerang que lleva o conduciría a la parte más sórdida y siniestra de la delincuencia organizada.

BALCONES: En ningún momento se trata del hallazgo “del agua tibia” ni tampoco de la octava maravilla del mundo.

Simplemente, se debe a que si en el sexenio de Patricio Chirinos Calero los barones de la droga empezaron a operar en Veracruz, en los sexenios siguientes quedaron en tierra fértil.

Y si antes, hará unos veintisiete, veintiocho años, solo actuaba un cartel, ahora, todo indica, “casi todos los carteles tienen células” aquí, de norte a sur y de este a oeste.

Bastaría recordar que meses anteriores, la secretaría de Seguridad Pública detuvo a narcopolicías de Álamo y Paso del Macho, revelando que en una y otra regiones todavía los hay.

PASILLOS: Los Idus de Marzo ya se fueron. Pero la autoridad ha detectado “con pelos y señales” a los políticos con malas amistades y los partidos políticos sus favorecedores para asestar lo que bien podrá considerarse el manotazo más canijo de la 4T.

Y aun cuando estaría lejos del campanazo en Tamaulipas con el gobernador panista, Francisco Javier Cabeza de Vaca, y en Baja California con la denuncia del góber en funciones de que Carlos Hank Rhon, el candidato del PRI, PAN y PRD a la silla embrujada del palacio es el jefe del CJNG en la entidad, si en Veracruz unos quince narcopolíticos son detenidos, caray, será la purificación moral aplicada en dimensión estelar.

VENTANAS: De ser así, será, sería, el golpe más duro y rudo… camino a los altares cívicos, políticos y electorales.

Semanas anteriores, el góber obradorista ya lo anunció cuando bien pudo esperar el momento. Pero la lengua le comía y ardía.

Ahora, están obligados a proceder, pues de lo contrario quedarán evidenciados.

En el trascendido hablan de un (presunto) narcopolítico que habría pagado un millón y medio de pesos a los malosos para asesinar a sus enemigos, suficientes para una orgía de alcohol y sexo después del operativo sangriento.

Malecón del Paseo

•4 vidas de un hombre

•Vida pública y privada

•Secreta y clandestina

Luis Velázquez 

EMBARCADERO: La vida es tan maravillosa que todos los seres humanos tenemos tres vidas… Lo decía Gabriel García Márquez… Una vida pública, que todos conocen… Una vida privada, que acaso conozcan los familiares y amigos cercanos… Y una vida secreta, que conocerá cada persona y su pareja, digamos, su aliado, socio, cómplice… Por lo general, el círculo amical únicamente conoce la vida pública… Pocos, excepcionales, la vida privada… Una persona, quizá dos, máximo, la vida secreta, pues está probado que cuando dos personas conocen la vida secreta, tarde o temprano se volverá un chismerío… La lengua, decía el viejito del pueblo, no tiene huesos y por eso es tan casquivana y volátil…

ROMPEOLAS: Como reportero y escritor, el Gabo siempre procuraba rascar en las tres vidas de sus personajes para conocer su identidad al derecho y al revés… Y es que, además, decían Joseph Fouché y también Suetonio en “Los doce libros de la historia” y Joseph Goebbels, el súper Ministro de Información de Adolf Hitler, el político ha de conocer las tres vidas de las mujeres y hombres de su círculo del poder para tejiendo y destejiendo la naturaleza humana, ejercer el poder a plenitud…

ARRECIFES: El chamán del barrio asegura que también tenemos una vida clandestina…Aquella donde, por ejemplo, solo la persona conoce y sabe… Es cuando el individuo está encerrado en su casa o departamento, consigo mismo, digamos, y sin que parezca churrigueresco, a solas con su conciencia y su dignidad y libertad… Como Jorge Luis Borges, el escritor argentino que a solas en el parque solitario un sábado en la tarde en Ginebra, lloviznando, platica viejo que es con el joven que fue…

ESCOLLERAS: Nada, entonces, tan interesante como vivir a plenitud cada una de las cuatro vidas… Vida pública, privada, secreta y clandestina… Y lo más interesante que ninguna vida se contraponga a la otra y por el contrario, se empalmen para alcanzar, y hasta donde es posible, la dicha y la felicidad… Y sin reproches ni remordimientos entre una vida y la otra… Un amigo (si se quiere cínico) dice, por ejemplo… “Cada vez que regreso a casa de estar con la amada amante regreso lleno de ternura y cariño a jugar con los niños y a flirtear con mi pareja”…

PLAZOLETA: Los políticos son las personas que más suelen usufructuar el cuarteto de vidas… Más, cuando están encumbrados… Lo decía Javier Duarte… “Como gobernador me volví sexy”… Y es que entre una vida y la otra todo puede darse y conjugarse, pero como dice una señora a su pareja… “Ninguna duda tengo de que eres infiel, pero agradezco seas discreto”… En el caso de los políticos la transgresión llega cuando en el ejercicio del poder se vuelven cínicos y pasean infidelidades en el palenque público…Entonces, ni hablar, y con frecuencia, sobreviene el divorcio y el grave daño sicológico a los hijos…

PALMERAS: El riesgo de una vida sobre las otras es que una de ellas se vuelva intensa, frenética y volcánica, porque el ser humano queda “atrapado y sin salida” y ha de tomar decisión fulminante… Por ejemplo, que la vida clandestina o secreta se vuelvan más fascinantes que la vida pública y privada… Entonces el peligro, incluso, de que las 4 vidas se vuelvan un infierno… Y tarde o temprano, el despeñadero… Dios, ya se sabe, nunca castiga el pecado sino el escándalo y lo interesante en cualquier tipo de vida es el equilibrio… Y la discreción, claro…