Nuevo Puerto de Veracruz entre lo finalistas para ganar como la Obra del 2019

108

La modernización del puerto de Veracruz, compite con más de 170 proyectos de 24 estados de la república Mexicana como la Obra del año 2019, entre los que ya fue seleccionada dentro de las 35 finalistas, convocatoria lanzada por la revista ‘Obras’

Este martes 27 de agosto se dará a conocer en la Ciudad de México al proyecto que resulte ganador

La nueva terminal marítima de Veracruz inició labores en este año, ante la necesidad de responder a las necesidades del comercio marítimo mundial y disponer de la capacidad para recibir buques de mayor calado que los tradicionales, entre ellos los Post-Panamax.

Cabe recordar que el ahora puerto viejo de Veracruz se construyó durante el Porfiriato y entró en operación en 1902.

A la par de aquel puerto se construyeron en la ciudad de Veracruz varios edificios con reminiscencias de estilo neoclásico, como la antigua Aduana Marítima (hoy Primera Región Naval), el de Correos y el de Telégrafos, en la misma zona, en coexistencia con los edificados durante el periodo colonial español.

Desde entonces Veracruz era el puerto más importante de México, pero al paso de las décadas fue quedando chico ante el crecimiento del comercio marítimo mundial y la aparición de nuevos buques con mayor capacidad para transportar carga, sobre todo contenedores, que no podían atracar en los muelles veracruzanos debido al bajo calado (profundidad) de la bahía, pues podrían quedar varados y generar pérdidas millonarias para las empresas navieras.

Por ello el gobierno federal determinó la construcción de obras para ampliar el puerto de Veracruz, obra a la que se ha dado en llamar ‘nuevo puerto de Veracruz’ o nueva terminal marítima de Veracruz.

La inversión para esa obra supera los 60 mil millones de pesos, y los trabajos arrancaron desde el año 2014 con la reubicación de colonias de corales, en cumplimiento de los programas de compensación ecológica.

Una de las obras más significativas del nuevo puerto de Veracruz es el rompeolas poniente, que desde el año 2015 tomó forma y se convirtió en el mayor de América Latina.

En el año 2016 se realizaron trabajos de construcción del muro parapeto y empezó a operar el buque tipo gánguil Ecológico II para colocar la roca por vía marítima a una profundidad de hasta menos de 15 metros, para lo cual se requirieron más de 8 millones de toneladas de rocas.

A las acciones del nuevo puerto de Veracruz se suma el dragado para profundizar los canales de navegación y dársenas, y con 14.4 millones de metros cúbicos de arena se rellenaron más de 200 hectáreas de terrenos ganados al mar para construir patios y muelles con una línea marginal de 2.8 kilómetros, que implicó hincar piezas pares de tablaestaca.

En el año 2018 se alcanzó la primera fase de la obra insignia del nuevo puerto de Veracruz, con el rompeolas poniente, el dragado, la tablaestaca en línea marginal y el relleno con arena que se obtuvo del dragado en 200 hectáreas de la zona de muelles para tener lista la infraestructura portuaria básica para su operación.

Por eso en julio de este año 2019 entró en operación la primera de 5 terminales especializadas proyectadas para el nuevo puerto, con el arribo del buque portacontenedores ‘White Shark’.

La meta es que la nueva terminal marítima de Veracruz alcance una capacidad para movilizar hasta 66 millones de toneladas de carga en una primera fase y hasta 95 millones de toneladas en una segunda etapa.