Barandal

442
  • Los cuatro fantásticos
  • Sus risas siniestras
  • Pitorreo en el Congreso

Luis Velázquez

PASAMANOS: La fotografía de cuatro fidelistas, ungidos diputados federales (Javier Herrera Borunda, Jorge Carvallo junior, Adolfo Motita y Érick Lagos en un pasillo del Congreso de la Unión) se convirtió en un éxito en las redes sociales, además de que fue declarada la meme del día… Bastó que una mano negra publicitara la gráfica para que en automático cientos de cibernautas de Veracruz se fueran con todo en contra del cuarteto, satanizando, mejor dicho y para estar a tono con el tiempo vivido, linchando a los cuatro… Y más, porque mientras el CONEVAL declaró al territorio jarocho en segundo lugar nacional de pobreza y miseria luego del estado de México del presidenciable Eruviel Ávila, el cuarteto de legisladores federales se está carcajeando sin discreción política, incluso Motita con una risa de buitre y harpía, pitorreándose con la frivolidad que siempre los ha caracterizado… Es más, habría de referir que en tanto la risa de Javier Herrera, el hijo del góber fogoso y gozoso, es discreta, la risa de los otros tres (Carvallo, Motita y Lagos) llega al escarnio en horas plenas de legislación en el más alto recinto parlamentario… En orden de aparición de risa siniestra se colocaría en primer lugar a Motita, cuya risa lo lleva, incluso, a jorobarse, tendido con la mitad del cuerpo en la de por sí jorobada espalda y calvicie a plenitud… En segundo lugar, la risa sórdida de Érick Lagos, cuyas neuronas apenas y le dan para tal expresión, en tanto Carvallo se mantiene erguido y altivo, con los brazos cruzados, y la sonrisa a medias, mirando a los interlocutores de quienes los cuatro se están mofando… Del cuarteto de Londres, los Beatles, al cuarteto jarocho en el Congreso de la Unión hay, por supuesto, una distancia años luz… Ni siquiera, vaya, se aproximarían a Los cuatro fantásticos… Y/o, en todo caso, y para hablar de política, a los cuatro presidentes de la república impuestos por Plutarco Elías Calles, a saber, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas del Río… Más bien serían, digamos, quienes debieran estar en el patíbulo, luego de su paso atroz por el sexenio de Fidel Herrera y de Javier Duarte…

BALAUSTRADAS: Sin meternos con Javier Herrera Borunda, quien con sus hermanos heredará la fortuna de su padre, Fidel Herrera, la fama pública registra que el más enriquecido es Érick Lagos, seguido por Jorge Carvallo junior, con fama del más ostentoso, y Adolfo Mota… Incluso, habría de recordar que en la denuncia penal de la Auditoría Superior de la Federación ante la procuraduría General de la República por observaciones millonarias en los recursos federales al gobierno de Veracruz, el nombre de Motita figura en la lista negra… Además, Motita llegó en la Secretaría de Educación al desparpajo, como fue haber incluido en la nómina a nueve familiares, y que van desde su esposa, su hermana y su cuñado hasta sus primos y las esposas de sus primos, con sueldos que llegaban a 33 mil pesos mensuales, y que nunca, jamás, el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, y la Comisión de Vigilancia del Congreso, con Francisco Garrido de presidente, ex convicto de un penal de Nuevo León, pudieron advertir… El más ostentoso de los cuatro es Carvallo junior, pues en Veracruz, gracias a sus ahorritos como secretario de SEDESOL, secretario particular del gobernador, presidente del CDE del PRI y diputado local, se compró su residencia en el Club de Golf de Xalapa, más 4 lotes para un futuro crecimiento, más su flotilla de transporte de carga federal, más motonetas, más su avión…

ESCALERAS: Por eso mismo, en reiteradas ocasiones, el senador Pepe Yunes Zorrilla ha sostenido que si gana la candidatura priista a gobernador y gana en las urnas, en automático abrirá una investigación, una auditoría rigurosa, a los llamados Chamacos de la fidelidad… Y en caso de comprobarse la hipótesis, mejor dicho, la fama pública, entonces, el primero en caer en la cárcel será Érick Lagos Hernández y luego enseguida Adolfo Mota Hernández le hará compañía, con todo y el presunto fuero federal, en el que, además, el señor Javier Duarte ha dicho que nunca, jamás, ha creído… Pero además, en el clausulado del fuero hay una letra chiquita precisando que si un político estuviera blindado con el dichoso fuero y de pronto le descubren y demuestran trastupijes, en automático lo pierde… Por eso es que, entre otras razones, la foto del cuarteto de diputados pitorreándose con toda la superficialidad del mundo como unos chamacos insulsos y frívolos, causó tanta irritación en las redes sociales… Y aun cuando por hoy los vientos les son favorables, nadie habrá de olvidar ni menospreciar el adagio bíblico de que los verdugos de hoy serán las reses del mañana…