Expediente 2016

381

El estilo de gobernar

Por: Luis Velázquez

26 días después, la Yunicidad está ejerciendo el poder a partir de la soberbia. La nueva filosofía democrática se expresa con un principio universal: “Todos los anteriores son corruptos. Todos nosotros impolutos”. Como quien dice, “quítate que ya llegué”.

He aquí, por ejemplo, algunas frases célebres que delatan el estilo personal de ejercer el poder y gobernar:

“Ni una pregunta más” dijo el secretario de Seguridad Pública a los medios, luego de unas 2, 3, 4 preguntitas.

“Aquí, en la SEV hay más de 2,500 ‘aviadores’” sentenció el titular, quien pasará a la historia, con o sin razón, como el político penitenciario a quien se le “peló” Joaquín “El chapo” Guzmán Loera de un penal de alta seguridad.

“Auditaré cien obras públicas porque hay muchos trastupijes” dicho por el secretario de Infraestructura y Obra Pública que en nombre del mesianismo nombró subsecretario a un sobrino de la profe Elba Esther Gordillo, declarada la primera presa política de Enrique Peña Nieto, además de que ya incorporó a la nómina a su operador financiero y contable de todos los tiempos.

“¡Que los delincuentes tiemblen porque voy por ellos” expresado por el góber azul en Poza Rica reproduciendo, digamos, el mismo discursito populachero ramplón y barato del antecesor.

“Voy por los notarios públicos que avalaron empresas fantasmas” asegurado por el secretario General de Gobierno, a quien en diez días la rectora de la Universidad Veracruzana, tiempo récord, le extendiera su título de licenciado en Derecho.

“He detectado 200 ‘aviadores’” dijo eufórico, satisfecho, contento, feliz, el secretario de Desarrollo Agropecuario, el gran cacique de Tantoyuca.

“Acabo de descubrir otro trastupije del duartismo” clamó el titular del ORFIS, Órgano de Simulación Superior, quien nunca antes, en el viaje sexenal anterior detectó las irregularidades que en el primer trimestre del año 2014 la Auditoría Superior de la Federación ya tenía detectadas con los recursos federales.

“El Instituto de Pensiones fue una cueva de ‘Alí Babá’ y sus treinta ladrones” según el director, señalado de acoso sexual y lo que era fama pública en la facultad de Economía de la UV donde era académico.

“TENGAN PACIENCIA. APENAS LLEGAMOS”

“Fue un mal momento” justificó la presidenta de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura a propósito del billetazo a los reporteros de la fuente que según el vocero fue mera cortesía navideña.

“Sacaré a los indígenas de la pobreza” juró la secretaria de Desarrollo Social a los presidentes municipales de Zongolica.

“Ningún centavo para el carnaval, el Tajín y la Candelaria” anunció el secretario de Turismo, recordando, digamos, los 25 millones de pesos, nuevecitos, en denominaciones de 500 y mil pesos, amarrados con ligas, transportados en el avión oficial de Xalapa a Toluca.

“En boca cerrada… no entran moscas” la filosofía política del director de TV Más, quien soñaba con la vocería.

“Las espero en mi despacho” dijo el Fiscal a las madres de los desaparecidos recién honradas con la medalla “Adolfo Ruiz Cortines” y simple y llanamente las plantó para asistir al tercer informe del alcalde boqueño.

“Tengan paciencia. Apenas llegamos”, ruego del secretario de Seguridad a los diputados locales que le increparon sobre los 19 desaparecidos en los primeros 15 días de la Yunicidad.

“Hay secuestrados, desaparecidos y asesinados porque hay un ajuste de cuentas” entre carteles y cartelitos, según el comandante de la Zona Naval, retomando el discurso yunista.

“Todos los burócratas duartistas serán despedidos” advertido por la directora del DIF, esposa del secretario de Salud, médico de cabecera del góber azul.

En medio de todos ellos, la milagrosa diputada panista, la Dunyaska, con virtudes teologales para resucitar a los muertos, a quienes, además, y en nombre de la honestidad a prueba de bomba, calificó de corruptos.

“USTED MERECE LA CÁRCEL”

“El PAN en Veracruz durará en el poder político hasta el año 2024, mínimo” según el secretario General del CDE y regidor, al mismo tiempo, en el Ayuntamiento de Boca del Río, pues, dice, ningún centavo cobra en el partido dada su insólita capacidad de servicio a los demás.

“Estaré en la SIOP sólo un año pues el Senado me espera” ha jurado y perjurado el titular a sus amigos, en tanto su hijito es diputado local, y para lo que, incluso, vendió en 70 millones de pesos su fábrica de sándwiches a Sigma, una empresa nacional productora de alimentos chatarra.

“Usted merece la cárcel durante diez años” la advertencia al ex secretario de Finanzas y Planeación, Antonio Gómez Pelegrín, de un ex diputado federal, quien como secretario de Desarrollo Social en Boca del Río sueña ya con la candidatura a la alcaldía, porque se cree y siente predestinado.

“Ya despedí a 470 policías estatales y de la Fuerza Civil que reprobaron el examen” dijo el secretario de Seguridad Pública para que la gente sepa que van en serio atrás, digamos, del Estado de Derecho.

LOS HIJOS DE HERNÁN CORTÉS

Si el lector advierte en cada frase anterior hay una dosis elevada de petulancia.

Los mesías.

Mejor dicho, los Hernán Cortés que atracaron en el palacio principal de Xalapa como los grandes descubridores del “agua tibia”.

Cero humildad. Cero mesura. Cero prudencia política.

El ejercicio del poder avasallante a partir de la exclusión.

La soberbia política que es considerada como una enfermedad peor que el Sida y el cáncer y la leucemia y el Alzheimer y el mal del Parkinson, entre otros males ante los que la ciencia médica se ha declarado incompetente, pues al momento ninguna cura.

El futuro que viene, no obstante, está resumido en la frase bíblica:

“Los carniceros de hoy serán las reses del mañana”, de igual manera como en su tiempo los duartistas ejercieron el poder y ahora una parte anda huyendo y la otra está amparada y la otra trafica influencias para obtener el perdón del jefe azul, llamado en la facultad de Leyes de la UV, “El coronel Kloster”.