Logró IMSS detección oportuna y recuperación de cáncer de mama de paciente de 74 años

129

Veracruz, Ver.-Una bolita, cambios en la textura, grosor o color de la piel de la mama, salida de líquido o la aparición de la piel de naranja en el seno, pueden ser síntomas de cáncer de mama, informó la Oficina de Representación en Veracruz Norte, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La detección oportuna juega un papel importante, pues mientras más temprano sea el hallazgo de un cambio anormal en las mamas, se logra un pronóstico positivo para la vida, explicó la directora médica de la Unidad de Detección y Diagnostico de Cáncer de Mama (UDDCM), María Candelaria Guzmán Hernández.

Fue el caso de la señora María Eugenia de 74 años de edad, que al detectar cambios en la piel de uno de sus senos, acudió a la UDDCM, en donde le realizaron una mastografía de tamizaje y un ultrasonido de mama, como complemento, comentó la especialista.

Del mismo modo, se le realizó una biopsia, con anestesia local, debido a que en los dos primeros estudios se le encontró un nódulo sólido espiculado (masa anormal de tejido) en el seno derecho, en el que le detectó un carcinoma a tiempo de ser tratado.

En su oportunidad, la señora María Eugenia señaló que cuando acudió a la UDDCM fue tratada de manera atenta y agradeció que, al darle su resultado, no se sintió sola, pues la calidez humana, la motivación y el apoyo emocional la ayudaron a no sentirse deprimida, razón por la que se siente agradecida con el personal IMSS.

La paciente mencionó que le retiraron su seno derecho, sin embargo, se siente muy animada, pues la cirugía salió bien y, sobretodo, hizo énfasis en que la atención fue rápida, pues la operaron al siguiente mes de la detección.

Recomendó a las mujeres realizarse una mastografía de detección oportuna. “Mujeres, por favor, asistan a la unidad, chéquense, no se dejen morir, no hay edad para esto; total, si no tienen nada, salen de la mastografía y se van. No dejen para mañana, por desidia, sus estudios, a mí me ayudaron, me impulsaron y por eso estoy aquí”.

La doctora Guzmán Hernández destacó que la mastografía debe realizarse a mujeres que tienen entre 40 y 69 años, pero también puede ser en menores y mayores a esas edades, lo cual depende de si algún familiar directo ha tenido cáncer o si la paciente presenta algún síntoma.