Columnas Luis Velázquez

119

Escenarios

•Pueblo histórico

•Digno pasado

•Soledad de Doblado

Luis Velázquez

UNO. Pueblo histórico

Hay un pasado histórico en el pueblo de Soledad de Doblado que necesitaría reproducirse como cruzada cívica para levantar la moral social. Por ejemplo:

En el tiempo de la revolución, el general Cándido Aguilar lo eligió como uno de sus cuarteles militares, incluso, como gobernador.

Y desde el pueblo, por ejemplo, expidió la primera ley del trabajo en el país, y en donde ventiló los pendientes de la situación laboral y la cuestión agraria.

DOS. Retiro del ejército de E.U.

Desde Soledad de Doblado, Cándido Aguilar, el yerno del presidente Venustiano Carranza, estuvo cabildeando con el ejército norteamericano acuartelado en la ciudad de Veracruz durante 7 meses en el año 1914 para que las tropas desocuparan la ciudad y partieran de regreso a Estados Unidos.

Incluso, una vez que logró la salida del ejército norteamericano, Venustiano Carranza se estableció en la ciudad jarocha en el edificio que lleva su nombre en el Paseo del malecón, luego de la ruptura en la convención de Aguascalientes con los villistas y los zapatistas.

TRES. Fervor socialista

En Soledad se efectuaron algunas de las más encendidas asambleas socialistas de aquel tiempo cuando Úrsulo Galván era el líder agrario luchando por una parcela para todo y cada uno de los agraristas.

Incluso, en las calles polvorientas de entonces, miles de campesinos y obreros solidarios de todos los rincones de Veracruz desfilaron con las fotos de Lenin y León Trotsky en las manos y cantando la Marsellesa, Úrsulo Galván al frente.

Y en Soledad, Manuel Doblado firmó los famosos Tratados de la Soledad a nombre de Benito Juárez.

CUATRO. La cueva de Santa Anna

En una de sus tantas huidas y repliegues como militar, Antonio López de Santa Anna, 3 veces gobernador de Veracruz y once veces presidente de la república, se refugió en una de sus cuevas en el monte.

Incluso, en el libro sobre Anna Ana, “el país de un solo hombre”, el historiador Enrique González Pedrero describe la cueva donde su Alteza Serenísima se refugió para salvar la vida, tiempo para cuando entonces ya había perdido la pata izquierda en la batalla de Tampico contra el ejército norteamericano y que sepultara con honores militares, ni modo, la grandeza de la soberbia humana.

CINCO. Augusto Benedico en Soledad

Augusto Benedico, 1909/1992, Alicante, España, filmó más de cuarenta películas, entre ellas, El ángel exterminador, dirigido por el cineasta Luis Buñuel, su paisano.

Una de sus películas tuvo a Soledad de Doblado como escenario, y en donde desde el puente del ferrocarril mexicano sobre el río Jamapa, ladera gigantesca a un lado, se tira al vacío con el tren en marcha y, claro, héroe cinematográfico, salva la vida.

Ha sido, fue, la única película filmada en el pueblo, pero, bueno, “algo es algo”, y en todo caso, sirve, incluso, hasta como instrumento para la promoción turística.

SEIS. Refugio de malandros

En el siglo pasado, y en tiempo de cosecha, todos los días salían del pueblo camiones de carga repletos de papaya a la Central de Abastos de la Ciudad de México, y en donde existía montón de paisanos como distribuidores.

Era el tiempo cuando la producción tenía niveles insospechados y de buena calidad en la fruta.

Ahora, parece, hay una fábrica de productos elaborados con la papaya, pero dejó de ser, quizá por la falta de abono en la tierra, un centro de referencia.

En cambio, insólito, pero desde hace un ratito los malandros eligieron al pueblo como uno de sus centros operativos y desde donde parten al interior de Veracruz para sus cosas.

Expediente 2020

Asalto del poder

Luis Velázquez

18 de mayo de 2020

Los días caminan y del martes 26 al jueves 28 de mayo, en cualquier día, a cualquiera hora, el humo blanco emanará del sínodo de la LXV Legislatura para confirmar el par de Fiscalías, millón de veces anunciadas para Verónica Hernández y Ailett García Cayetano.

Se habrá consumado el dedazo supremo del góber jarocho de Amlove y del secretario General de Gobierno por sus favoritas.

El dedazo, en el tiempo de la purificación moral. La 4T, en su más alto decibel. La honestidad valiente. Las tribus de la izquierda, santas, inmaculadas, en el poder sexenal.

Igual, igualito que en el capítulo priista, panista y perredista, las dinastías políticas tomando por asalto el poder.

Tiempo del amiguismo y el cuatismo. Tiempo del conflicto de intereses y el tráfico de influencias. El nepotismo, incluso.

Así es la izquierda. Así fue la derecha. Y el centro. Y anexos y conexos.

Siempre, de espaldas a la población.

Basta y sobra que el pariente, el amigo, el cuate, el socio, el aliado, el compinche, se encumbren en el poder, para que en automático, y sin jugar a la Lotería, los demás obtengan el premio mayor.

Nada, entonces, indica que la 4T sea diferente a los antecesores y/o esté marcando la pauta para un nuevo México.

El hecho de ungir héroes patrios a Miguel Hidalgo, Morelos, Juárez, Madero y Cárdenas, es puro rollo y chorizo.

Burda y rapaz venta de esperanzas. Utopías sociales descarriladas.

Treinta y un abogados de Veracruz, mujeres y hombres, soñando con una posibilidad para el par de Fiscalías en disputa, creyendo en sus méritos académicos, experiencias y vivencias, fogueos en el campo de batalla, resultados en el surco social, batallas ganadas en la lid, descarrilados por el dedazo del uno y el dos del palacio.

Es su tiempo. Y el tiempo de su par de barbies. Y el tiempo en cada elite política impone sus reglas, “pese a quien le pese”.

En todo caso, les vale. Ellos están en el poder sexenal. Y aun cuando es efímero y tiene tiempo de permanencia, hacen y deshacen.

Veracruz, su gran parcela de poder. Dueños del día y de la noche. Los capataces de la gran hacienda porfirista llamado Veracruz. Los tiranos en el poder. Los Porfirios Díaz Mori de un sexenio.

Lo dijo Verónica Hernández. “Aquí mando yo.

Lo dijo Ailett García: “Nada me impide ser Fiscal Anticorrupción. Me siento firme y convencida”.

Claro, basta la amistad, el cariño, el afecto, la confianza, del góber y el secretario de Gobierno para mandar allí y sentirse “firme y convencida”.

La vida es así, y ni hablar. 78 gobernadores han ocupado la silla embrujada del palacio y cada uno ha impuesto su voluntad, caprichos, berrinches, filias y fobias.

Luego del dedazo, orden superior, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXV Legislatura, Juan Javier Gómez Cazarín, abrirá la cloaca para el humo blanco.

Fiscales, habemus.

Con todo y que, claro, lógico, obvio, habrán “untado las manos” a varios diputados locales para tener la mayoría absoluta y necesaria para la purificación moral de Amlove en el estado de Veracruz.

“El Estado soy yo” exclamó Luis XIV a los diecinueve años de edad cuando fue ungido rey.

Su Alteza Serenísima se hacían llamar Antonio López de Santa Anna, Agustín de Iturbide y Maximiliano de Habsburgo.

“Llámenme Mamá Carlota” decía la pareja de Maximiliano.

“Y sigo siendo el rey” cantaría Vicente Fernández en la película “El arracada”.

EL PODER… COMO HACIENDA PORFIRISTA

Nada de raro y extraño. Más de lo mismo.

Así fue Javier Duarte. Anilú Ingram, directora de Radio, diputada local, presidenta de la Mesa Directiva de aquel Congreso, y diputada federal.

Así fue con Fidel Herrera Beltrán. Carolina Gudiño, directora del Instituto de la Mujer, diputada local y federal, presidenta municipal de Veracruz y fallida candidata al Congreso de la Unión.

Marco Antonio puso a Roma a los pies de Cleopatra y el emperador Adriano, a Roma a los pies de Antínoo, su joven efebo de 17 años de edad y quien lo enloqueciera.

Herodes entregó la cabeza decapitada de Juan Bautista a Salomé a cambio de una noche de deseo y lujuria.

Nada, entonces, de extraño y raro. Lo inverosímil (¡Ay de todos los idiotas que creímos!) es que MORENA levantara tantas expectativas sociales a mediados del año 2018… para resbalar con las mismas pasioncillas de los priistas, los panistas y los perredistas.

El poder, como una hacienda porfirista. El derecho de pernada en la hacienda, retratado en la novela Pedro Páramo de Juan Rulfo.

Aquí, en el estado de Veracruz, y por encima de los 8 millones de habitantes de Veracruz, mando yo, han exclamado cada uno de los gobernadores en turno.

Los jefes tribales del relato bíblico heredaban el poder a los hijos de hasta 9 y 10 años de edad, y para el resto de sus vidas.

Las miles de doncellas, todas vírgenes, sacrificadas y desnudas a Huichilobos, disponiendo los jefes aztecas de la vida de las mujeres, nomás porque eran los emperadores.

Y apenas va un año y medio. 4 años y medio por delante para seguir haciendo y deshaciendo, sin rendir cuentas a nadie, absolutamente a nadie.

El trono imperial y faraónico de un hombre. El jefe máximo. El tlatoani. El gurú. El patrón. El omnipotente. El enviado de Dios. El iluminado.

¡Salve, oh Cuitláhuac, salve oh Éric Cisneros!

¡Larga vida y mucha salud por delante!

El reino, para felicidad de las barbies.

Barandal

•Alcaldes de 6 años

•¡Vaya pesadilla!

•Ocurrencias de la 4T

Luis Velázquez

18 de mayo de 2020

ESCALERAS: Cada gobernador trae su librito. En el ejercicio del poder también arrastra amores y desamores, afectos y rencores y odios, filias y fobias. Pasiones y pasioncillas. Por ejemplo, el último ramalazo del góber jarocho de Amlove las reformas electorales.

Una de ellas, el nuevo giro a los presidentes municipales. De 4 años a 3 años, pero, vaya paradoja de la vida pública, con derecho a reelegirse.

La tribu política en turno, haciendo y deshaciendo a su antojo, como iluminados, mesías.

PASAMANOS: La LXV Legislatura, con mayoría de MORENA, y convenciendo por diferentes caminos a uno que otro diputado opositor (cinco en el caso) modificó la ley el martes doce de mayo.

Y entre otras cositas, además de la revocación del mandato para el góber y el tijerazo al presupuesto de los partidos políticos (orden de Amlove cumplida por “el góber más leal del país”), el riesgo de que con todo y el “Sufragio efectivo, no reelección”, la proclama de Francisco Ignacio Madero, la población civil tenga y padezca durante 6 años a los alcaldes y ediles.

CORREDORES: De entrada, 6 años aguantando la corrupción política. La soberbia y el desdén. El amiguismo y el cuatismo. El tráfico de influencias y conflicto de intereses y el nepotismo de la horda en turno.

Los negocios lícitos e ilícitos. La frivolidad. El autoritarismo y los abusos y excesos. Y el enriquecimiento de los jefes políticos, anexos y conexos.

Y desde luego, el reino de las barbies, las Salomé del siglo XXI, las Cleopatras del Golfo de México.

Así lo quiso el góber, así lo cumplió la LXV Legislatura, así los Morenistas se creen y sienten realizados.

BALCONES: La historia fue así:

Un tiempo, los presidentes municipales fueron solo de 3 años.

Y en todo caso, si el poder político se había vuelto una droga para ellos, entonces, dejaban pasar un periodo y volvían.

Caso, por ejemplo, de Héctor Rubén Llamas León, en Lerdo de Tejada, llamado el Alcalde Guinness…, porque cuatro veces estuvo en el poder.

Caso, por ejemplo, de Jorge González, quien fue 4 veces alcalde de su pueblo, Catemaco, y cada vez por un partido político diferente.

Y de ñapa, la última vez lanzó a su esposita para la alcaldía y perdió.

PASILLOS: Luego, un gobernador en turno quiso darse baño de pureza democrática y para ganarse la voluntad política aumentó de 3 a 4 años el periodo constitucional de los ediles.

Y así caminaron durante un tiempecito.

Ahora, y en el paraíso terrenal, su isla de poder, Veracruz, el góber de Amlove ofertó una alcaldía de 3 años en vez de 4…, pero con derecho a reelegirse.

Es decir, 6 años en el trono imperial y faraónico de los Ayuntamientos y con lo que, insólito, sumarían el tiempo de un gobernador y un presidente de la república.

La elite de MORENA, haciendo justicia democrática y social y económica a los jefes tribales de cada uno de los 212 Ayuntamientos de Veracruz.

VENTANAS: Y de espaldas a la población.

Cree el góber, por ejemplo, creen los diputados locales que votaron por la reforma electoral… que tal cual interpretan el sentir popular, la voz social, el sueño democrático de todos.

Los políticos, haciendo y deshaciendo. Cada parte, modificando la ley según experiencias y vivencias, pero también caprichos y berrinches, antojos, gustitos.

La peor desgracia social y política, educativa y laboral, de salud y de justicia, para la población.

Malecón del Paseo

•Camus era bisexual
•Magnetismo de Hemingway
•Un animal sexual

Luis Velázquez
18 de mayo de 2020

EMBARCADERO: Pues con todo y la fama pública de que Albert Camus, Premio Nobel de Literatura, tenía mucha suerte entre las mujeres, el escritor Gore Vidal dice que era bisexual… Incluso, escribió que Camus estaba fascinado con Truman Capote, el escritor norteamericano que sin pudor, igual que Oscar Wilde, aceptara homosexualidad… Se trató, en todo caso, de un amor platónico de Camus, pues en su viaje a Estados Unidos para dictar conferencias y presentar el último libro, el Premio Nobel sostuvo relación amorosa con una chica… Y en contraparte, Ernest Hemingway era un hombre magnético que despedía una corriente eléctrica natural y las mujeres lo consideraban un animal sexual peligroso…

ROMPEOLAS: Por cierto, nadie como Hemingway para pulir y volver a pulir sus novelas y cuentos y crónicas y reportajes, mejorando siempre el estilo para contar historias… Bastaría referir que el último capítulo de la novela “Adiós a las armas” lo escribió 41 veces… Incluso, su amigo, entrañable entonces, Francis Scott Fitzgerald, le escribió una parte del final y que sometiera a consideración… Juan Rulfo escribía de día y de noche quemaba los originales que le insatisfacían luego del tremendo éxito de la novela Pedro Páramo… Antes de Amlove con su estampita de “Detente enemigo”, León Tolstói publicó en “Relatos de Sevastopol” que los soldados rusos en la guerra se la pasaban besando las estampitas religiosas que sus madres les habían dado…

ASTILLEROS: En una de sus crónicas desde Estados Unidos, el poeta José Martí escribió que “con dinero todo se compra”… Menos, la salud, el amor y la felicidad… Si Salomé pidió a Herodes la cabeza de Juan Bautista a cambio de entregarle su virginidad, el sobrino de Porfirio Díaz Mori, Félix Díaz, jefe policiaco en la Ciudad de México, solicitó a Victoriano Huerta la cabeza de Gustavo Madero, el hermano de Francisco Ignacio Madero, y se la dio… Luego, le cortó el miembro y se lo puso en la boca y el ojo de vidrio que usaba circuló como trofeo entre los militares… Después, sepultó en fosa clandestina el cuerpo de Gustavo para que nadie lo encontrara… Tiempos paralelos cuando Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón ordenaron emboscar a Pancha Villa y Venustiano Carranza a Emiliano Zapata…

ESCOLLERAS: James Joyce, el autor irlandés de Ulises, casó con su trabajadora doméstica, pero también entró a la historia porque su primer libro fue rechazado por cuarenta editoriales y sin embargo, siguió escribiendo… También continuó escribiendo Gabriel García Márquez luego de que la editorial Oveja Negra le rechazara su primera novela, La hojarasca, y a los 27 años el dueño le dijera que se dedicara a otra cosa porque no servía para escritor… Todos dicen que Albert Camus fue el escritor más joven en recibir el Premio Nobel de Literatura a los 44 años de edad, pero en realidad fue Rudyard Kipling, a los 42 años… Jean Paul-Sastre rechazó el Nobel a los 59 años de edad, en 1964…

PLAZOLETA: Los escritores José Martí, Rubén Darío y Ernest Hemingway tenían un eje rector que los identificaba… Los tres ejercieron el periodismo y escribieron crónicas y reportajes, los géneros periodísticos por excelencia donde suelen probarse los mejores tundeteclas… Sabrosas crónicas de Martí (cubano) desde Estados Unidos… Y de Rubén Darío (nicaragüense) desde España y de Hemingway (norteamericano) en la primera y la segunda guerra mundial y en la guerra civil española… Finales de 1800 y principios de 1900, el trío escribió textos con gran profundidad social, muy bien investigados y documentados, incluso, tratándose de temas álgidos y polvorientos…

PALMERAS: De hecho, Albert Camus escribió la biografía de su infancia en el libro “El primer hombre”… Es la historia de su nacimiento en condiciones adversas, pero también la infancia cuando a los 6 meses de nacido perdiera a su padre en la guerra, entonces, de 29 años… La dura vida que llevara con su hermano mayor, su madre y su abuela analfabetas… El primer hombre es la novela que dejara inconclusa y que revisaba cuando el accidente automovilístico en que perdiera la vida el 4 de enero de 1960, a los 46 años de edad… El niño pobre, pobre, pobre, que ganara el Premio Nobel de Literatura…