Expediente 2020

99

La Mujer Maravilla

Por Luis Velázquez

De reina de la belleza en su pueblo tuxtleco a la primera Fiscal en la historia local, Verónica Hernández es La Mujer Maravilla.

Insólito: hace 4 meses recibió de su antecesor treinta mil casos desatendidos. Y en 4 meses, ha resuelto, dice, el rezago en un 96 por ciento entre expediente archivados y olvidados, incluso, hasta carpetas de investigación sin control.

Nunca nadie antes. A la ex reina del sur/sureste de Veracruz le queda chico el cargo. Debiera estar en la Fiscalía General de la República al lado del titular, Alejandro Gertz Manero.

Antes, trascendió que Jorge Wínckler tenía treinta mil “aviadores”. Luego, “una mano santa” dio marcha atrás. Que fue culpa de los reporteros, ajá, como siempre los inculpan ante un desaguisado oficial.

El nuevo misil de la Fiscal contra Wínckler tiene varias lecturas, entre otras, las siguientes:

1) La Fiscal sigue obsesionada, quizá cumpliendo órdenes superiores, con descabezar a su antecesor, prófugo de la justicia desde el 4 de septiembre cuando fue destituido luego de 9 meses de lucha en vano, infructífera, estéril.

2) En su obsesiva obsesión queda manifiesto su protagonismo. “Aquí mando yo” dijo en la toma de posesión.

3) Si Wínckler encarnó la frívolidad, la sucesora es igual. O más intensa, digamos, porque la vanidad es propia de la naturaleza femenina. Y más, en una ex reina de belleza, la más bonita del pueblo, “la flor más bella del ejido”.

4) Con todo, incluso, que 4 meses después Wínckler sigue “a salto de mata” sin que sea detenido. Tampoco su Fiscal Anticorrupción, el profe Marcos Even Torres Zamudio.

5) Paradojas de la vida: cada sexenio ha dejado cientos, miles de expedientes rezagados. Siempre ha ocurrido así. Y, bueno, la Fiscal juega con las circunstancias.

6) Entre más lodo arroja la Fiscal a Wínckler mejor queda con su jefe Éric Cisneros Burgos, secretario General de Gobierno, y por añadidura, con el góber jarocho de AMLO.

LA FISCAL SUEÑA CON EL ALTIPLANO

7) La Fiscal sabe “barrer para atrás”. Pronto, rápido, aprendió. Supo leer el rencor y el odio del jefe máximo de MORENA en la silla embrujada del palacio, y de su jefe inmediato, claro. Pero, ojo, la enseñanza bíblica reza así: “Los carniceros de hoy… serán las reses del mañana”. Por ejemplo, así le fue a Luis Ángel Bravo Contreras, y ahora, a Wínckler y Marco Even.

8) La Fiscal sueña con más. Es una política automática. De la dirección jurídica de la SEGOB jarocha a la Fiscalía. Y de la Fiscalía al cargo siguiente y que ya se verá, más alto, claro, pues ni modo termine de alcaldesa de Santiago Tuxtla. Por eso, incluso, su foto estratégica con Gertz Manero. Ya estaría pensando en el altiplano. Las grandes ligas.

9) Con la caída de Wínckler una estrella se apagó como dirían en el canal de las ídem. Pero otra estrella titila. La vida es así.

10) En vez de apostar a la cordura, desequilibra la balanza y arremete. Y todavía más, compra pleito. El pleito del góber jarocho no es suyo. Pero ya lo hizo. Claro, así se encumbró a la primera fila.

11) Con todo, siembra la discordia en la cancha pública en vez de la concordia. El rencor y el odio en vez de los abrazos y los besitos. Total, Wínckler apesta.

12) También, “saca leña del árbol caído” y de paso, se revela como una mujer de pasiones desaforadas. Algunas reinas, Cleopatra, por ejemplo, Helena de Troya, eran así.

EL DESTINO DE ALGUNOS EX PROCURADORES

13) La historia siempre enseña, pero con frecuencia, se olvida. Habría de revisar, por ejemplo, el futuro inmediato de algunos ex Fiscales, ex procuradores de Justicia de Veracruz. Jorge Wínckler, prófugo de la justicia. Luis Ángel Bravo Contreras, ex presidiario. Luis Felipe Amado Flores Espinoza, en el ostracismo y/o el retiro. Reynaldo Escobar Pérez, en el retiro voluntario luego de carrera exitosa, ascendente y brillante. Pericles Namorado Urrutia, el retiro. Oscar Aguirre, Q.E.P.D., el retiro. Lorenzo Cazarín, procu con Rafael Hernández Ochoa, despedido luego de la masacre de campesinos en Martínez de la Torre. Francisco Portilla Bonilla, alcalde y magistrado del Tribunal Superior de Justicia en funciones. Amador Toca Cangas, procurador de Fernando López Arias, el retiro. Y es que a veces luego de la Fiscalía, puede darse el gran ascenso o el retiro sin gloria. Los héroes terminan fatigados.

14) En todo caso, como la vida, los cargos públicos son un juego de la esperanza, pero también, una ruleta rusa.

15) ¿Ganaría la Fiscal espacio ascendente en el futuro inmediato arremetiendo contra Wínckler pero sin procurar justicia con tanto tiradero de cadáveres, feminicidios y secuestros? ¿Correrá el riesgo de apostar la vida y la dignidad desgastándose en el carril público, intentando quedar bien con sus jefes? ¿Irá lejos o la Fiscalía será su Día D, su Waterloo?

16) La Fiscal tiene “demasiada juventud para hablar de la muerte” (Alberto Camus), la muerte que es sinónimo de la pérdida de la esperanza y de las ganas de seguir empujando la carreta, aunque la carreta esté destartalada.

17) La Fiscal fue propuesta por el góber y elegida por la LXV Legislatura. Su lealtad está, por encima del Congreso, con el mandatario. Y ni modo actuar al margen” de consignas o de favoritismos”, órdenes superiores. Su imagen es, ha de ser, institucional, y por añadidura, de subordinación al jefe máximo. El jefe manda y al jefe “ni en carretera se le rebasa”. Incluso, y por ahora, si la Fiscal tiene, como es lógico, ambiciones políticas sabe que la llave de las puertas las tiene el góber, primero, y luego, el secretario General de Gobierno.

Si París “bien vale una misa” quizá seguir guillotinando a Wínckler, anexos y conexos, también.

Y si hay impunidad en Veracruz con tantos asesinatos (culpa de la secretaría de Seguridad Pública), nada se pierde con despedazar la honra de Wínckler. Total, la vanidad y la gloria vana y fatua lo descarrilaron antes.