Se declara cuatro horas de tregua humanitaria:Marawi

806
Rescue teams wait at a police checkpoint after gun battles broke a ceasefire and prevented a mass evacuation of civilians in Marawi City, Philippines June 4, 2017. REUTERS/Tom Allard

Filipinas.- El Ejército de Filipinas declaró una “tregua humanitaria” en la asediada ciudad de Marawi para permitir la salida de civiles atrapados, atender a los heridos y recuperar los cuerpos de las víctimas de los combates con el grupo Maute, afín al Estado Islámico (EI).

“El general Eduardo Año, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP, por sus siglas en inglés) ha aprobado una pausa humanitaria para dar paso a la relevación de las tropas, la recuperación de los heridos y muertos y el rescate de los civiles atrapados”, anunció el portavoz del Ejército, Restituto Padilla.

El general brigadier explicó que el alto el fuego humanitario será efectivo solo este domingo y tendrá una duración de cuatro horas, entre las 08:00 y 12:00 horas locales, aunque hay peticiones para que se extienda otros días. 

El vocero oficial de las Fuerzas Armadas de Filipinas indicó que la pausa humanitaria será dirigida por la jefa del panel de implementación del acuerdo de paz del gobierno con el Frente Moro de Liberación Islámica (MILF), Irene Santiago, y contará por el respaldo de varias organizaciones humanitarias, que ayudarán con las necesidades de los civiles. 

Padilla indicó que el alto el fuego permitirá a los equipos de socorro llegar a los civiles que necesitan ayuda y darles asistencia, así como trasladarlos a zonas más seguras, lejos de los combates que desde hace más de una semana libran el Ejército y milicianos del grupo Maute. 

La sureña ciudad de Marawi se encuentra desde el pasado 23 de mayo bajo la ley marcial, declarada por el presidente Rodrigo Durtete por los actos de violencia, secuestros en masa y asesinatos perpetrados por militantes del grupo Maute. 

Los milicianos se levantaron después de que las Fuerzas Armadas llevaron a cabo una operación especial en toda la región de Mindanao para capturar a Isnilon Hapilon, líder del grupo islamista Abu Sayyaf y del ala del EI en Filipinas.