Asesora de Trump realiza promociona productos de Ivanka

467

Estados Unidos.-La asesora presidencial estadounidense Kellyanne Conway ya ha protagonizado varios escándalos durante estas tres semanas que lleva Donald Trump como presidente. Desde inventarse una masacre para justificar la suspensión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, hasta hablar de “hechos alternativos” para criticar a los medios. Pero unas recientes declaraciones puede que hagan que Conway sea investigada y sancionada por hacerle publicidad a un privado, siendo funcionaria pública. Y no se trata de cualquier privado, sino de la hija de su jefe, Ivanka Trump.

Nordstrom, una cadena de tiendas de lujo, decidió esta semana dejar de vender los productos de la marca de ropa de Ivanka Trump, lo que enfureció a su papá. El presidente, actuando como papá y no como primer mandatario de una potencia, criticó a Nordstrom por tratar “de forma injusta” a su hija. Pero Conway cruzó la línea y, durante una entrevista con Fox, se puso a promocionar los productos de Ivanka Trump, sin importarle que como funcionaria pública está impedida para hacerlo.

“Vayan y compren productos de Ivanka”, dijo. Y luego, como si no hubiera sido suficiente, lo reiteró: “Es realmente una línea hermosa. Yo misma tengo varias piezas. Voy a hacer una publicidad gratuita: vayan hoy mismo y compren sus productos, los pueden encontrar en línea”. La normatividad estadounidense lo dice claro: “Un empleado no debe usar su oficina pública para su beneficio privado, para promocionar ningún producto, servicio o empresa, o para la ganancia privada de amigos, parientes, o personas relacionadas con el empleado en una capacidad no gubernamental, incluidas las organizaciones sin fines de lucro”.

Conway puede ser investigada e, incluso, sancionada por estos hechos. Aunque eso depende de su jefe directo que es el presidente Trump. Por lo cual, seguramente, Conway se saldrá con la suya. Durante una rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, sólo dijo que Conway está siendo “asesorada” tras el incidente que deja muchas dudas sobre los conflictos de intereses a los que se enfrenta ya el presidente de los Estados Unidos por cuenta de sus negocios y los de su familia.