Texas pondrá tanques en frontera con México

52

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó el despliegue de tanquetas de guerra en la frontera con México.

Excusado en una supuesta invasión, de la que no presentó evidencias, Abbott giró una orden ejecutiva para que la Guardia Nacional de Texas despliegue en la frontera con México diez vehículos blindados modelo M113.

Según la orden, alrededor de 50 soldados serán capacitados para operar los vehículos blindados y los funcionarios estatales identificarán posiciones para estacionarlos a lo largo de la frontera”, informaron los diarios Army Times y The Texas Tribune con base en una investigación conjunta.

Las tanquetas que ordenó desplegar el republicano están diseñadas “para transportar tropas de infantería a través de los campos de batalla”, dijeron ambos medios.

Indicaron que pueden equiparse con una variedad de armas, como ametralladoras pesadas, lanzagranadas, misiles antitanque o incluso grandes cañones similares a los que montan los tanques.

No está claro qué tipos de armas, si las hay, estarán en los M113 de la Guardia de Texas.

El Departamento Militar de Texas, que supervisa la Operación Lone Star, desplegada en la frontera texana, reveló que la Guardia Nacional pronto desplegará diez de los vehículos blindados de transporte de personal M113 en la frontera.

La dependencia informó que además del despliegue de vehículos blindados, la Guardia Nacional incrementó “vuelos de aeronaves y los refuerzos de seguridad” en la frontera.

Estas acciones son parte de una estrategia más amplia para usar todas las herramientas disponibles para luchar contra el nivel sin precedentes de inmigración ilegal”, informó el Departamento.

La semana pasada, Excélsior consignó que el estado prepara una serie de medidas para contener la migración ilegal y evitar el alcance de cárteles mexicanos en su territorio.

La dependencia afirmó que “la Guardia Nacional de Texas está tomando medidas sin precedentes para salvaguardar nuestra frontera y para repeler y hacer retroceder a los inmigrantes que intentan cruzar la frontera ilegalmente”.

Desde que el Departamento Militar de Texas comenzó la Operación Lone Star, la agencia no ha reconocido públicamente ningún incidente que requiera protección.

Para Fernando García, director ejecutivo y fundador de la Red Fronteriza de Derechos Humanos, el gobernador republicano está “tratando de justificar la narrativa de la invasión” presentando a los solicitantes de asilo y migrantes como criminales violentos.

Para Abbott, es fácil decir que hay una invasión y enviar tropas a la frontera, lo que tendría potenciales consecuencia de graves violaciones de derechos humanos”, aseguró.