DE PRIMERA MANO

381

Rolando Quevedo Lara

Quevedo_r@yahoo.com.mx

  Escapé de casa dos veces esta semana, no podía dejar de escuchar a los cuatrochos. Dos mesas con casi diferentes diálogos, coincidieron en un nombre, fue el común denominador, y todo lo que significa, que es mucho.

De lo que más parlotearon del nuevo aeropuerto, que escucharon el bara, bara, bara, bara!, del ambulantaje en los pasillos del “Felipe Ángeles”; otros que escucharon que en el nuevo Aeropuerto se instalaron puestos con tazas, posters, llaveros, muñecos y hasta libros de Malo.

HECHOS REALES

Todo lo que vieron por la caja idiota, tráiganme hechos reales les pedí.

El vecino de una tercera mesa al escuchar las alharacas me dijo, al rato te hablo, yo estuve ahí, vengo de Guadalajara.

Fue así que me hizo llegar: AIFA: Crónica de un viaje 100% chairo y un aeropuerto orgullo del pueblo. Tema de Polemón, semanario mensual que sale todos los días a veces.

Hizo sus agregados.

En esto de la lucha por un país mejor, ha habido días de derrota, de la esperanza fracturada y del llanto triste. Ha habido días en que uno se ha dicho, quizás sin decirlo en voz alta: “esto se acabó, esto ya no va: esto está perdido”. Días como ése en que le pusieron la banda presidencial a Felipe Calderón e inició la tragedia de país que hoy seguimos padeciendo. Días como cuando anunciaron que Enrique Peña Nieto “había ganado” las elecciones presidenciales.

Hemos sufrido. Nos han golpeado. Nos han vapuleado. Nos han dicho que nuestro futuro siempre sería el fracaso.

Pero aguantamos.

Hoy fue un día de esos: día de sonrisas que no se acaban porque no es posible curarnos de la alegría que estamos sintiendo, que estamos viviendo.

UN VIAJE 100% CHAIRO

Un viaje 100% chairo o yo estuve en el primer vuelo comercial que llegó al AIFA, dicho por el cuatrocho de la tercera mesa.

Llegué con dos horas de anticipación. Quería mirar cómo iba a ser el primer vuelo comercial que aterrizaría en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). Quería estar en él. Lo primero que vi cuando arribé a la puerta D37 del Aeropuerto de Guadalajara fue “México S. Lucía”.

Sí, el AIFA es la victoria del lopezobradorismo y la derrota no sólo del neoliberalismo a la mexicana, sino de la élite política del PRIAN que estaban haciendo un negocio poco ético con el aeropuerto de Texcoco.

Cada uno de los que ingresó en el avión con destino a Santa Lucía o era periodista o era chairo. O ambas. Adentro, pura alegría. Venía el señor con sombrero que decía que AMLO es lo mejor que le pudo haber pasado a México. Venía la chica con su esposo y su mamá y su hermana que llevaban todos camisas con una frase muy linda de Alberto Fernández, el presidente de Argentina, sobre AMLO. Venía el señor con sombrero que, durante todo el trayecto, no soltó el más reciente libro de AMLO. Venía el migrante de Fresno que decía que él había volado a Guadalajara nada más para volar al AIFA y “darle un abrazo a mi cabecita de algodón”.

Un vuelo 100% chairo. Un viaje donde, de repente, la gente gritaba “Es un honor estar con Obrador” o “presidente, presidente, presidente” o “sí se pudo, sí se pudo, sí se pudo”.

Resumiendo: éramos chairiza rumbo al AIFA. Alguien, casi al final del avión, gritó antes de despegar: “Que viva AMLO, que viva México y que viva la 4T”.

El viaje, y el aterrizaje

Las azafatas mencionaron que el avión donde andábamos todos montados llevaba como destino el AIFA. Aplausos.

Las azafatas indicaron que para ellas es un orgullo estar en el primer vuelo comercial que aterrizará en el AIFA. Aplausos.

Las azafatas anunciaron que el refrigerio y las bebidas durante el viaje serán cortesía de Viva Aerobús. Aplausos.

El piloto del avión indicó que ha iniciado ya el descenso de la aeronave rumbo al AIFA. Aplausos.

A Veces no sé cómo cupo tanta felicidad en el avión.

Aterrizamos. Aplausos. Y claro, “es un honor estar con Obrador”.

Alguien grita: “miren, agüita, nos van a bañar”. Y sí, nos bañan, es un arco que se forma por el agua, lo que indica que estamos inaugurando algo. Aplausos.

LLEGAMOS AL AIFA.

Somos los primeros pasajeros, en vuelo comercial, que aterrizamos en este aeropuerto. Y la verdad, pues se siente muy lindo.

Atrás de mi asiento, en la fila 5, un luchador en retiro vino a cubrir el evento para “su canal de YouTube”. El tipo está emocionado. Nomás aterrizar, le dice a quién plática con él: “mira, mis impuestos sí se ven aquí, no como antes, que era pura robadera”. Y uno no puede estar más de acuerdo con él.

Después, ya en tierra, se pone su máscara. Y comienza a entrevistar a la gente.

DEL PRINCIPIO AL FIN

A OTRA cosa mariposa… COMO ERA el dicho? “a los beatos se les beatifica, a los santos se les santifica y a las ratas se les ratifica… FELIZ FIN de semana. Por favor ¡SONRIA!