Política al día Express

114

Por Atticuss y Francisco Licona

Gobernadores en fila para llegar al Gabinete de AMLO

Luego de que en las elecciones intermedias del pasado 6 de junio, Morena y sus
aliados le arrebataron a la oposición 11 de los 15 gobiernos estatales que estaban en
juego, AMLO le ha tirado el anzuelo al menos a 7 gobernadores y ex gobernadores de
oposición (del PRI, PAN y PRD) que están por dejar de ser virreyes para reclutarlos a
su lado en el Gobierno Federal, sea como altos funcionarios, embajadores o cónsules.
La incorporación de algunos de los gobernadores que están próximos a dejar sus
virreinatos ya se han dado a conocer, sin embargo, hay otros más que están haciendo
fila para recibir los nombramientos de AMLO para cambiar de camisetas políticas.
Los nombramientos podrían empezar a tener vigencia en los primeros días de enero
del 2022, toda vez que la mayoría entrega sus cargos antes de fin de año.
De los 15 gobernadores que están por salir, al menos cinco de la oposición ya tienen
pláticas muy avanzadas para ser reclutados oficialmente por AMLO, aunque en
realidad pocos podrían decir que conocen el grado de avance de las pláticas y los
compromisos que se están sellando, la vox populi y los mismos dirigentes nacionales
de partidos políticos se han encargado de confirmar la posibilidad de que ello suceda.
Quirino Ordaz Coppel, del PRI, quien el 31 de octubre dejará de ser gobernador de
Sinaloa, ya tiene sus maletas listas para viajar a España como embajador de México
con sede en Madrid. Actualmente el espacio ya está vacante.
Héctor Astudillo Flores, del PRI, acaba de entregar el gobierno de Guerrero a Evelyn
Salgado de MORENA y ya está listo para emigrar al Gobierno Federal aún sin cargo
definido.
Antonio Echevarría García, del PAN, ex gobernador de Nayarit desde el pasado 18
de septiembre está apalabrado para incorporarse a la 4T aún sin cargo definido.
Mauricio Vila Dosal, del PAN, quien aunque su gobierno termina hasta el 2024
también se sabe que por el muy buen gobierno que ha realizado a la fecha, AMLO ha
dicho que le gustaría llevarlo a una de las dependencias que están en proceso de
descentralización a uno de los estados del país.
Carlos Joaquín González, del PRD, quien termina su mandado en el 2022, también
está en la mira de AMLO y a él no le disgusta para nada la idea, puesto que lo alejaría
de posibles investigaciones en su contra por la permisividad que ha tenido con la
delincuencia organizada.
Claudia Pavlovich, del PRI, quien es sustituida por Alfonso Durazo Montaño, parece
que las pláticas la enfilan hacia un cargo en alguna embajada de México.

Otro más de la oposición es Alejandro Murat Hinojosa, del PRI, que ha gobernado
Oaxaca como si fuera de MORENA y ha mantenido una fuerte relación política con
AMLO, ha defendido sus iniciativas y hasta la ha hecho de destapador de candidatos
de MORENA y servido como lo hizo recientemente en Boca del Río en favor de la
titular de energía Rocío Nahle. Se comenta que está más que listo para incorporarse al
gabinete en alguna de las dependencias paraestatales. Algunos adelantados se han
aventurado a decir que podría suceder a Manuel Bartlett en la CFE.
Sea por sí o sea por no, en política el cabildeo es un ejercicio que amarra intereses y
voluntades que a AMLO se le da muy bien y bien, con la salvedad que de no
concretarse los nombramientos bien podrían servir para obtener los votos que necesita
para la aprobación de la reforma eléctrica y para ellos que se aminore la fuerza de la
justicia en caso de que tengan cuentas por saldar.
Está Usted informado.
www.politicaaldia.com
Síganos en nuestras redes sociales @PoliticaalDia, @AtticussLicona, @frlicona