Greenpeace obtuvo suspensión definitiva contra Política Ambiental de AMLO

144

México.-Un tribunal federal otorgó a Greenpeace la suspensión definitiva derivada de un juicio de amparo para que el Gobierno de la autoproclamada cuarta transformación mantenga sus compromisos internacionales de la Agenda 2030 respecto a la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

De acuerdo con la resolución del Décimo Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, identificada como RA INC 81/2021 y con fecha del 2 de septiembre pasado, la organización defensora del medio ambiente obtuvo la suspensión definitiva para que sigan los criterios de la Agenda 2030 sobre el combate del cambio climático, adoptados por México en 2015.

Por lo que se dejaron sin efectos las actualizaciones sobre los compromisos de reducción de Gases de Efecto Invernadero, aprobadas en 2020 por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, porque flexibilizan la emisión de contaminantes que contribuyen al calentamiento global.

De modo que la suspensión otorgada significa que el Estado mexicano observe el compromiso internacional en los términos asumidos en la Convención de París en 2015.

Lo anterior, debido a que aunque las metas generales de 2015 se mantienen, el Gobierno había ajustado a la baja sus compromisos en la disminución de las emisiones contaminantes en transporte y generación de electricidad, entre otros rubros.

Al respecto, Greenpeace explicó en su cuenta de Twitter, el 2 de octubre pasado que “la decisión del tribunal de suspender la parte regresiva, constituye un precedente trascendental, ya que envía el mensaje de que ningún país signatario de los acuerdos de París, puede dar marcha atrás en el cumplimiento de sus compromisos climáticos”.

Sin embargo, la administración federal todavía puede apelar el fallo y llevar el asunto hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

De acuerdo con la justificación para otorgar el amparo, México mantiene sus compromisos sobre el combate al cambio climático, pero no aplicó el principio de progresividad, por lo que Greenpeace ganó el amparo para que se aplique el documento adoptado por el país en 2015.

La Contribución Determinada a Nivel Nacional es el compromiso que los países tienen para reducir los efectos del calentamiento global. En el caso de México, según el análisis de Greenpeace, con la actualización de 2020 se redujeron varias metas.

Se eliminó el pico de emisiones de Gases Efecto Invernadero para 2026, “que reflejaba el momento a partir del que las emisiones anuales netas deberían comenzar a reducirse para alcanzar la meta en 2030”.

A su vez, “se eliminó la meta para 2050 de reducción de 50% de emisiones de GEI del volumen con respecto a las registradas en el año 2000”.

Por lo que la suspensión definitiva otorgada a la organización internacional señala que el Gobierno federal “debe continuar con las correspondientes actuaciones en términos de lo previsto en los Compromisos de Mitigación y Adaptación ante el Cambio Climático para el Periodo 2020-2030, emitidos por el Estado mexicano en 2015”.

De acuerdo con el tercer informe de Gobierno, el documento anulado por el juzgado federal buscaba el “respeto a los derechos humanos, que integra el enfoque de igualdad de género, da prioridad a las necesidades de los grupos vulnerables y fomenta el reconocimiento y aplicación de los conocimientos científicos en conjunto con los saberes de los pueblos originarios indígenas”.