El ¡Play Ball! de la Cuarta Transformación…

144

Por Noé Zavaleta/Crónicas de Xalapa

Con un grito de ¡Play Ball!, el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez pidió que se encendieran las luces del estadio de beisbol “Raciel Hernández” en el corazón de Otatitlán, santuario del Cristo Negro en la Cuenca del Papaloapan. 

En el diamante y en la loma, una novena juvenil de los Rojos del Águila enfrentando a un combinado de La Mixtequilla. El llamado Rey de los Deportes convocó a habitantes de Otatitlán, pero también de Cosamaloapan, Tres Valles, Tierra Blanca y de algunos pueblos cercanos de Oaxaca. El pueblo bañado por el río Papaloapan recibió a los aficionados a la pelota caliente.

En el diamante, el Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros calienta y hace las funciones de “cátcher”. En sus primeros dos intentos, le “patina” la pelota en el guante: Risas de unos, abucheos de otros, aplausos de sus seguidores. 

En el turno al bat, el ejecutivo del estado, Cuitláhuac García hace ejercicios de calentamiento. Atrás observan sonrientes, la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández ataviada con el jersey del cubano, Yasiel Puig y la Presidenta del Poder Judicial, Isabel Inés Romero, quien llegó “tarde” al campo deportivo por estar comprando artesanías papantecas. 

 Enfrente, medio Congreso del Estado se ha trasladado de Xalapa a Otatitlán para participar en los diversos actos culturales, deportivos y políticos de la Cuenca del Papaloapan. La bancada de Morena liderada por el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, de “colados” los priistas, Jorge Moreno Salinas y el panista-expriista-expvem, Rodrigo García Escalante. 

Éste último se toma muy en serio, sus coqueteos con Morena, pues en el área de bancas de los equipos de beisbol, se “empuja” con otros “invitados especiales” por hacerse de un jersey de beisbol en color guinda -el color de la Cuarta Transformación- que tiene inscrita la leyenda: “Veracruz me llena de orgullo”.

Como reina de la primavera también anda la diputada de Tierra Blanca, Margarita Corro. Quien saluda, se abraza y recibe peticiones de los habitantes de la Cuenca. 

Ríos de cerveza empiezan a circular en el emparrillado “Raciel Hernández” pues al menos hoy es día de fiesta, pues medio gabinete, medio Congreso Local y las dos mujeres más poderosas en el sistema de impartición de justicia están ahí reunidas. Aunque mañana, será otro día, en donde todo transcurra con normalidad en este pueblo cuenqueño con raíces chinantecas y zapotecas.