¿Qué? Síndrome del ano inquieto, efecto secundario del Covid-19

376

Desde la aparición del covid el aprendizaje sobre esta enfermedad ha ido creciendo al paso del tiempo, detectándose nuevos síntomas o repercusiones de la misma, tal sería el caso de la patología conocido como síndrome anal inquieto, la cual sufrió un hombre de 77 años tras padecer el coronavirus.

Especialistas del Hospital de la Universidad Médica de Tokio publicaron, en la revista BMC Infectious Diseases, el primer caso de síndrome anal inquieto como consecuencia del covid, pues antes de la enfermedad el hombre de 77 años no tuvo problemas en la región mencionada.

De acuerdo a la publicación, dada a conocer el 23 de septiembre, el hombre comenzó a experimentar un malestar anal profundo e inquieto, aproximadamente a 10 centímetros de la región perineal, esto después de haber sido dado de alta tras padecer covid.

El estudio señala que el ejercicio como caminar, correr o jugar con cierta intensidad hizo que los síntomas del síndrome anal inquieto se aliviaran, pero al descansar esto empeoraba, agravándose durante la noche.

Una colonoscopia que se le hizo al hombre reveló que tenía hemorroides internas sin otras lesiones rectales.

“Debido a que sufría en la región anal urgencia de movimiento, empeoramiento con el reposo y agravamiento por la noche sin síntomas en las piernas, diagnosticamos al paciente con síndrome anal inquieto como variante del síndrome de piernas inquietas después del COVID-19.

“Debido a que nunca había experimentado inquietud y malestar anal antes de afectar a COVID-19 y el síntoma de inquietud anal se desarrolló después, consideramos que estos síntomas de inquietud anal fueron sugeridos por el síndrome relacionado con coronavirus”, detalló la publicación.

El síndrome anal inquieto requirió ser tratado de con clonazepam de 1.5 mg al día, dando como resultado un alivio de las molestias; sin embargo, a 10 meses de iniciado el tratamiento el síntoma aún sigue aliviándose.