Pedro castillo declarado Presidente Electo de Perú

204

LIMA, Perú — Sus padres eran campesinos que no aprendieron a leer. Cuando era niño, y antes de convertirse en maestro, caminaba durante horas para asistir a la escuela. Después, hace dos meses, irrumpió en la escena política de Perú como un candidato antisistema con un cautivador llamado a las urnas: “No más pobres en un país rico”.

Y el lunes en la noche, casi un mes después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, los funcionarios declararon a Pedro Castillo, de 51 años, como el próximo presidente de Perú. Con una votación muy cerrada, Castillo venció a Keiko Fujimori, la hija de un expresidente de derecha que se ha convertido en un símbolo prominente de la élite peruana.

La victoria de Castillo, pese a haberse producido por un margen muy estrecho, es el repudio más claro a las clases dirigentes del país en 30 años. También fue la tercera derrota consecutiva para Fujimori.

Castillo, un socialista, se convertirá en el primer presidente de izquierda de Perú en más de una generación, y el primero en haber vivido la mayor parte de su vida como campesino en una región andina pobre.

En su discurso de victoria, desde un balcón en el centro de Lima mientras sus simpatizantes gritaban “sí se pudo”, Castillo prometió trabajar para todos los peruanos.

“Llamo a la más amplia unidad del pueblo peruano, llamo a la unidad”, dijo Castillo. “Compartiremos juntos esta lucha, este emprendimiento y este esfuerzo para hacer un Perú más justo, más soberano, más digno, más humano y más unido”.

Dirigiéndose a Keiko Fujimori, agregó: “No pongamos más barreras en esta travesía y no pongamos más obstáculos para sacar adelante este país”.

El anuncio de su victoria se produjo después de un mes de esfuerzos por parte de Fujimori para anular unos 200.000 votos en áreas donde Castillo ganó de manera abrumadora, una medida que habría privado de sus derechos a muchos peruanos pobres e indígenas.