¿En Verdad Vacuna contra el Covid-19 genera magnetismo?

210

Las vacunas contra el coronavirus, covid-19, han desatado una serie de teorías de conspiración. Entre éstas se encuentra el supuesto de que si una persona vacunada contra el covid-19 se pone algunos objetos con magnetismo sobre el brazo, estos se quedarán adheridos sobre la piel. ¿Es una reacción de la vacuna? ¿Es fake? Son las preguntas que han surgido sobre el tema; sin embargo, los especialistas han desmentido que las vacunas anticovid provoquen este ‘fenómeno’. Pese a ello, siguen saliendo casos que ‘prueban’ la teoría conspirativa, tal es el caso de una mujer de Argentina, Rocío Gómez, quien compartió varias fotografías en las que aseguró que tras recibir la primera dosis de AstraZeneca presentó “un efecto secundario”: en su brazo se quedaron adheridos algunos objetos. De acuerdo con el medio TN y el sitio 0221, la mujer contó que se vacunó sin problema contra el covid-19 en La Plata, Argentina, pues era algo que esperaba desde hace tiempo debido al largo confinamiento.

Aseguró –al medio citado que retoma a su vez el sitio 0221– que cuando volvió a su casa, su pareja le pidió que hicieran un experimento que vio en las redes sociales. Así que agarró unos clips y se los puso en el brazo. Para su sorpresa, estos no se despegaron de su piel.  “Mi pareja se reía, yo que no creo en esas cosas virales, no le di mucha bola. Agarró unos clips de oficina normales y otros que son como mariposa, más pesados, y me los empezó a poner en el brazo donde me habían aplicado la vacuna. El decía que se me iban a quedar pegados, me parecía una locura, una cosa rara de Internet…. No se caían, se me quedaban pegados. Yo movía el brazo a ver si se corrían y nada”, indicó en entrevista la mujer.

Ante este suceso, decidieron compartir algunas fotografías en las redes sociales y de inmediato se volvieron virales: “Estaba imantada. No lo podíamos creer, era algo fuera de lo común”, explicó Rocío. En este sentido, agregó que el efecto duró un día y medio. Incluso, hasta se colocó un cuchillo que “se adhirió, la parte del mango se quedó pegada. Lo hice varias veces”, aseguró. “El viernes ya no tenía el magnetismo en mi cuerpo”, agregó la mujer de Argentina.

Sin embargo, pese a este supuesto efecto, la mujer dijo que sin dudarlo se volverá a vacunar contra el covid-19. “Yo me la hubiera puesto igual a la vacuna, sabiendo lo del magnetismo del brazo, me parece importante vacunarse y la mejor es la que uno recibe. Yo fui contenta, si hoy me dijeran que iba a tener ese efecto, lo haría igual. Es curioso y raro, y por suerte llegué a documentar con fotos”, finalizó. El caso sin duda ha causado polémica, pues en otros países han compartido el mismo ‘experimento’ con el mismo efecto. Sin embargo, los especialistas explican que las vacunas anticovid no producen este fenómeno.

¿De qué está hecha una vacuna?  Las vacunas se componen de diferentes propiedades, aunque también dependerá de la técnica de las que se hacen las inmunizaciones: puede ser de ARN mensajero, de vectores virales, de virus atenuados, entre otros.  Y sí, para preservar cada una de estas estructuras se necesitan de ingredientes adicionales. En MILENIO te hemos explicado de qué se componen las diferentes vacunas, desde Pfizer hasta pasar por Sputnik V; sin embargo, de la información que proporcionan cada una de las farmacéuticas no se incluye ningún imán, aunque sí elementos hechos de metales; sin embargo, si te pones a pensar un poco una vacuna no puede acumular tanta cantidad para que un tenedor se quede sujeto a tu brazo.