Gobierno Federal condena la emboscada al Ejército en Michoacán

294
FOTO ILUSTRATIVA

Michoacán.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador condenó la emboscada contra elementos militares ocurrida este jueves en Aguililla, Michoacán, la cual tuvo un saldo de dos elementos fallecidos, al tiempo que resaltó que la actitud de las fuerzas armadas es del respeto a los derechos humanos, por lo tanto, dijo ya no hay “las masacres de antes”. Además, aprovechó para enviar sus condolencias y solidaridad a los familiares de los fallecidos.

“Ayer (jueves), lamentablemente, emboscaron a un grupo de soldados cerca de Aguililla, en Michoacán. Asesinaron a dos (militares), envío a sus familiares mis condolencias, mi solidaridad.  Y la actitud del Ejército y la Marina es la de respetar los derechos humanos, ya no es el ‘ojo por ojo ni el diente por diente’, ya no son las masacres que había anteriormente”, aseveró.

Recordó que en el caso de Nuevo Laredo, Tamaulipas, en donde se acusa a 24 militares del uso de la fuerza letal durante un enfrentamiento entre militares y hombres armados ocurrido el 3 de julio de 2020, es un caso en el que se está realizando una investigación y se castigará a quienes hayan realizado un abuso de fuerza; pero resaltó que en general, las fuerzas armadas respetan los derechos humanos.

“(…) Pero en general, y les hago un reconocimiento a los marinos, a los soldados, por estar garantizando la paz y la tranquilidad, sin el uso excesivo de la fuerza y sin violar derechos humanos. No hay torturas, no hay masacres como las había en los Gobiernos anteriores”, insistió.

Esto, debido a que alrededor del medio día del jueves 13 de mayo, se reportó un enfrentamiento entre elementos del Ejército y presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) cerca de Aguililla, Michoacán.

Las versiones preliminares señalaron que los hechos ocurrieron a 10 minutos de distancia de la cabecera municipal, a la altura de la comunidad de Las Higueras Tarepe. Incluso, algunos pobladores reportaron que acudió un helicóptero para trasladar a los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Tras el reporte de la emboscada, acudieron agentes de Apatzingán, en aras de reforzar la seguridad y desplegar un operativo, pero estos uniformados también habrían sido atacados a la altura de Bonifacio Moreno, en el Aguaje, donde supuestamente les bloquearon el paso.

De este ataque, en el que habría al menos un efectivo lesionado, también hay dos versiones: que fue por el ataque de un dron y la otra, por supuestas pedradas. Otros informes indican que el ataque ocurrió cuando los soldados efectuaban labores de patrullaje y vigilancia. De ahí que se habría tratado de una supuesta emboscada.

En la escalada de violencia que se vive en la región, este ha sido el saldo de mayores proporciones para los miembros de la Sedena en los últimos seis meses, quienes mantienen alrededor de 200 agentes entre Aguililla y Apatzingán bajo el mando de Darío Ávalos Pedraza, general de brigada y comandante de la 43 Zona militar.

Hasta el momento, la Fiscalía de Michoacán no ha emitido ningún informe al respecto, pero entre la población ya circula el número de bajas. Se desconoce si también hubo muertos del lado de los probables agresores o si algunos fueron detenidos.