Columnas Luis Velázquez

240

Escenarios

•Políticos prácticos

•Los hijos, al poder

•Los héroes de AMLO

Luis Velázquez

22 de febrero de 2021

UNO. Políticos pragmáticos

Muchos presidentes municipales están obsesionados en heredar la silla embrujada del palacio a los hijos, las esposas, los hermanos, los tíos, los primos, y en unos casos, las barbies.

El politólogo del barrio dice que más allá de la ideología y/o los grandes valores universales como la democracia, la justicia y la ley, nada mejor que pasar la estafeta a un pariente.

El mismo pragmatismo, incluso, para buscar la reelección en muchos casos y el mismo para explicar los motivos por las cuales tantos desertan de un partido que les ha dado todo cuando están en desgracia.

DOS. Nepotismo excelso

En el relato bíblico está el antecedente histórico. Los jefes tribales heredaban el poder a los hijos, nunca a las esposas, con todo y tener diez años de edad.

Además, escrituraban el poder al hijo hasta su muerte.

Así, muchas décadas después, y si el hijo con un buen ADN vivía hasta cien años, hasta los cien años seguía gobernando.

Porfirio Díaz Mori, 33 años en el poder presidencial, decretó que la obra pública federal y estatal fuera otorgado a la constructora propiedad de su hijo, Porfirito le decían.

Y todos los gobernadores… tan obedientes, ¡qué caray!

TRES. Los héroes de Amlo

El primer acto presidencial de Benito Juárez fue otorgar cargos públicos a tres yernos para felicidad de sus hijas, todos viviendo en Palacio Nacional.

Francisco Ignacio Madero tampoco fue menos y el primer acto presidencial fue indemnizar, y bien, a los familiares a quienes la Revolución les expropió las haciendas, latifundistas que eran.

El segundo acto de Madero fue nombrar a su hermano Gustavo Ministro sin Cartera, además de diputado federal.

Y el tercer, financiar un periódico a su hermano Gustavo con recursos propios, únicamente para defenderlo.

CUATRO. Esposas al poder

Plutarco Elías Calles, el fundador del partido abuelito del PRI, PNR, impuso a un hijo como diputado federal, a quien luego ascendió a secretario de Estado, en Comunicaciones, y al otro hijo impuso como gobernador de Nuevo León.

José López Portillo legalizó la herencia histórica del poder y cuando otorgó cargo público a su hijo José Ramón lo justificó diciendo que “era el orgullo de mi nepotismo”.

Día llegó cuando las tribus gobernantes en el poder político ampliaron la oferta familiar y otorgaron puestos a las esposas, los tíos, los primos, y las barbies en turno.

CINCO. “La familia es primero”

Por eso, y aun cuando en medio de la purificación moral, pocos, excepcionales políticos aprueban el examen, el pragmatismo se ha nacionalizado.

Hay más de dos mil cargos públicos para repartirse dijo Esteban Ramírez Zepeta, el favorito del góber precioso de la 4T para liderar MORENA en Veracruz.

Desde sus orígenes el estribillo de las tiendas Chedraui es muy simple y profundo. “La familia es primero”.

SEIS. La historia los absolverá…

Montón de presidentes municipales cabildeando para heredar el cargo a un familiar.

Si desde el punto de vista moral está mal, “la moral, decía el cacique potosino, es un árbol que da moras”.

Si desde la ética política se ve mal, la felicidad de un hijo, una pareja, está por encima de todas las Cartillas Morales.

Si las tribus políticas han confundido las alcaldías y las curules con la hacienda porfirista para manejar a su antojo, ni modo, la historia los absolverá, ajá.

Si un político deserta de un partido para largarse a otro, “que tire la primera piedra quien esté libre de culpa”.

En todo caso, “en pueblo chico… infierno grande”.

Expediente 2021

Un muerto pesa mucho

Luis Velázquez

22 de febrero de 2021

Todos los días hay varios funerales en Veracruz. En cada nuevo amanecer y anochecer hay muertos. Las campanas continúan sonando en las iglesias. La prensa suele traer noticias duras y rudas. Un muerto, los muertos, pesan mucho. Veracruz, campeón nacional en secuestros, desapariciones y feminicidios.

Con un Veracruz oliendo a pólvora, río de sangre, la esperanza en los políticos y los funcionarios públicos se ha perdido.

Habría, entonces, de preguntarse ¿a partir de cuándo Veracruz se volvió salvaje?

Antes, la línea divisoria entre los malandros a fuego cruzado ajustando cuentas.

Luego, la franja invisible entre carteles y cartelitos y las corporaciones policiacas en el fuego cruzado.

Ahora, la mitad de Veracruz y la otra mitad, en la saña y la barbarie.

Cada vez, más población civil perdiendo la vida.

Veracruz, empapando de sangre de inocentes. Niños asesinados. Mujeres asesinadas. Jóvenes asesinados. Seniles, asesinados.

Cadáveres arrojados en las calles para incendiar el pánico y el miedo en la población.

Nadie dudaría si pensara que de día, los policías están vestidos de policías, y en la noche, se visten de malandros, pues nadie, absolutamente nadie, detiene el oleaje de muertos.

Más, porque son ejecutados con tremenda y explosiva crueldad. Casi casi, el exterminio lento de civiles.

Es más, los fotógrafos bien pudieran integrar un dossier de cadáveres de norte a sur y de este a oeste de Veracruz y las imágenes serían comparables con las fotos de los muertos en algún frente bélico del mundo.

La señora de 25 años asaltada con su hija menor en la ciudad de Veracruz y a quienes encañaron para robarles treinta mil pesos recién sacados del banco.

El colombiano ejecutado frente a su familia en Coatzacoalcos.

El calambre con disparos para intimidar a la Fiscal Regional de Acayucan y a una diputada local de MORENA en un restaurante de Oluta.

El padre de familia ejecutado frente a su casa en el poblado de Cuitláhuac.

Los 5 cadáveres recién descubiertos en fosas clandestinas en Tihuatlán.

Los tres menores desaparecidos en Coatzacoalcos el domingo 7 de febrero. De 12, 13 y 16 años.

El fuego cruzado en Omealca con dos muertos.

El dossier de la muerte en Veracruz es sórdido y siniestro. Retrata una entidad federativa en el infierno. El peor infierno de todos los tiempos.

MALA SUERTE NACER EN VERACRUZ

El primero de diciembre del año 2018, Cuitláhuac García paseó en la cancha pública tomado de la mano de una Barbie. Su Barbie. Era modelo de Liverpool. La chica de Liverpool. Ese día, en el discurso oficial anunció que en dos años pacificaría Veracruz.

Pasó el primer año. Y el segundo. Y vamos en el tercero. Dos meses y días, por lo pronto.

Y a partir del tsunami de violencia, pólvora y sangre, niños huérfanos, parejas viudas, panteones creciendo, pareciera que nacer en Veracruz constituye el peor pecado mortal.

Un riesgo. Un peligro. La mala suerte y peor vibra y karma. Todos los males de la caja de Pandora empalmados en el Estado. Los más graves, el desempleo y la inseguridad.

La tesis queda confirmada: apenas, apenitas, las tribus políticas llegan al poder se olvidan de la mora pública.

Todo podrá tolerarse y aguantarse. La mala educación pública. El desastre epidemiológico. La falta de desarrollo humano.

Menos, uno, el desempleo. Y dos, vivir con la tensión cardiaca y el miedo y el temor de un asalto, un secuestro, una desaparición, un crimen, una fosa clandestina, una pozoleada.

Nada más temible que caer en manos de los sicarios y malandros de un cartel. O de un cuerpo policiaco, como los narcopolicías de Álamo y Paso del Macho, los únicos trascendidos por la secretaría de Seguridad Pública.

Veracruz, una de las entidades federativas donde más funerales hay cada semana.

Ningún negocio tan exitoso como las funerarias y los moteles, con todo y COVID, claro, más el saldo de la violencia.

MUNDO ROSÁCEO DEL GÓBER

Ante la incapacidad policiaca, el góber inventa mundos rosáceos. Que ya identificaron a los presuntos asesinos. Que ya tienen retrato hablado de los homicidas físicos e intelectuales. Que ya saben de sus escondites. Que pronto caerán. Que ya van por sus pasos.

Y luego enseguida, los medios amplifican su discurso y lo cacarean como gallinitas culecas luego de poner el huevo.

Otra, sin embargo, es la realidad, sobre todo, primero, en la percepción ciudadana, más aún, de los vecinos testigos de un fuego cruzado, un tiroteo, un secuestro, una desaparición, los cadáveres en las calles.

Segundo, en las versiones de “boca en boca” multiplicadas, incluso, a través del whatsapp.

Tercero, las versiones en las tardes pasteleras, la zumba, el cafecito, la manualidad.

Y cuarto, en una que otra parte de la prensa.

Pero con todo y el mundo color de rosa del góber, el olor a pólvora y sangre trasciende, y con mucho, a la realidad oficial.

Las campanas de las iglesias continúan sonando en todos los pueblos por los muertos que la familia y los amigos cargan al camposanto…

Barandal

•Reynaldo y Ahued
•CMAS en medio
•Aclarar paradas

Luis Velázquez
22 de febrero de 2021

ESCALERAS: Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez tuvo carrera política meteórica. Fue diputado local por la oposición, alcalde de Xalapa, secretario General de Gobierno y Procurador de Justicia. También, académico en la facultad de Leyes de la Universidad Veracruzana. Litigante en la barandilla. Hijo de un zapatero, y a mucha honra, a los 17 años inició en la administración pública como escribiente.
Pero desde cuando la conspiración de Javier Duarte y Elizabeth Morales para tumbarlo de la candidatura a diputado federal y favorecer al perredista Uriel Flores Aguayo, decidió retirarse. Ahora, vive lejos de “las pasioncillas políticas” (José Vasconcelos Calderón), pero al mismo tiempo, ejerce su nueva vocación. Es articulista. Disecciona y escudriña los hechos del día con día. De preferencia, nacionales. Quizá, para la sana  distancia.
Una columna sobre el senador Ricardo Ahued Bardahuil como inminente candidato de MORENA a la presidencia municipal de Xalapa soltó a los demonios en su contra…

PASAMANOS: El licenciado Ahued (licenciado porque, se entiende, pedirá licencia al Senado) dejó pasar unos días y lanzó su Cartel Mediático en contra de Reynaldo Escobar.
Fue a propósito de la deuda contraída en el tiempo de Ahued en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, entre otras cositas, para dotar de agua suficiente y volver saludable al municipio.
Cierto, los trámites fueron iniciados cuando Escobar Pérez se desempeñaba como alcalde y a iniciativa del gobernador Miguel Alemán Velasco para solicitar un crédito con Banobras cuyo titular, entonces, era Tomás Ruiz González, y quien como todos los políticos soñaba con gobernar Veracruz. Incluso, Alemán lo incluyó en su lista de diez, once aspirantes y suspirantes.
Felipe Calderón Hinojosa era el presidente de la república y aprobó el crédito.
Además, en circunstancias atractivas para evitar una carga pesada a los alcaldes futuros.
Incluso, a la par, parece, caminaba la licitación y que fuera internacional para ampliar el espectro, y evitar tráfico de influencias, conflictos de intereses y trastupijes.
Nada, pues, de negociaciones en lo oscurito.
Por cuestiones burocráticas, quizá, los trámites se fueron atrasando y cuando ya estaban listos, Reynaldo Escobar iba  de salida y Ricardo Ahued listo para tomar el mando.

CORREDORES: El contrato aquel lo ganó una empresa de Monterrey y que subcontratara con una empresa de Xalapa.
El crédito quedó aprobado y el cheque fue entregado a Ricardo Ahued como presidente municipal para en automático iniciar los trabajos.
Pero como siempre suele ocurrir con los políticos encumbrados, Ahued canceló el primer crédito otorgado por Banobras y renegoció otro préstamo.
Más aún, dueño de las pelotas y las canicas, jefe máximo del Ayuntamiento, Ahued también asignó el contrato a otra empresa.
Incluso, hasta donde se sabe si se sabe bien, Reynaldo Escobar era secretario General de Gobierno y reprochó a Ricardo Ahued su actitud, siempre con el permiso del gobernador Fidel Herrera Beltrán.
Todavía más: En aquel entonces, y en la transición, el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, expidió un reconocimiento a las buenas cuentas y claras de Escobar Pérez como alcalde y que Ricardo Ahued se negó a convalidar como alcalde.

BALCONES: El crédito original otorgado por Banobras fue cambiado. Y cambiada la empresa ganadora. Y es ahí donde se concitó la carga gravosa para el Ayuntamiento con una deuda que, en efecto, sigue creciendo.
Muchos años después, existe un Ahued evidenciado, además, porque pocos, excepcionales, xalapeños, recuerdan alguna obra pública importante y trascendente de su tiempo edilicio, salvo, claro, el crecimiento de su negocio, Casa Ahued, y la adquisición de propiedades en zonas residenciales según el trascendido en la cancha pública.
Además, en aquel tiempo, fue ampliamente favorecido por el gobernador Fidel Herrera con la compra masiva de los artículos que vende en Casa Ahued para obsequiar a la población.
Lo peor, ningún avance hubo en el saneamiento integral.
Y, peor, la CMAS convertida en una caja sin fondo, donde desde el palacio municipal los políticos suelen meter mano, sin rendir cuentas a la población.
Más, cuando tienen aliados en el Congreso local que todo les aprueban.

PASILLOS: Xalapa tiene memoria y archivo dice Reynaldo Escobar.
Y es la hora de precisar los hechos, porque con todo, MORENA, la 4T, la purificación moral, la honestidad valiente y él mismo López Obrador se expondrían con todo y aparato gubernamental a una derrota insospechada en las urnas creyendo que el mito Ricardo Ahued les da para eso y más.
Sobre todo, en los meses y los años tan difíciles donde la mitad de la población y la otra mitad de Xalapa cuestiona el trabajo social del alcalde en funciones, y de quien se asegura 3 años y meses después únicamente ha pavimentado par de callecitas y las dos están fracturadas.
Incluso, hasta una auditoría se impone para conocer el destino final de los recursos públicos municipales.

Malecón del Paseo

•Don Francisco en CNN

•Nacho Lozano en Telemundo

•El arte de contar historias

Luis Velázquez

22 de febrero de 2021

EMBARCADERO: Está claro que un segundo antes de morir, un reportero seguirá contando historias… Es el caso, por ejemplo, de “Don Francisco”, el nombre de Mario Luis Kreutzberger, muchos años conductor estelar de Telemundo… De pronto, fue jubilado… O se retiró… O lo retiraron… Y varios años después, ha reaparecido… Volvió desde el más canijo de los olvidos… Ahora, estrena programa todos los días… En CNN en español… En las noches, hacia las 8 P.M… Se llama “Reflexiones 2021”… La semana anterior entrevistó largo y tendido a Yuri, la jarocha de “La maldita primavera” y a Gloria Trevi… Tiene 81 años de edad, y tres hijos, y ahí está, como Pablo Picasso, en el frente de batalla, dando la pelea, contando historias…

ROMPEOLAS: El otro caso singular es del joven reportero, Ignacio Lozano, a quien las mujeres de la manualidad, la tarde pastelera y la zumba llaman “Nachito”… Era el conductor estelar de Imagen Televisión, propiedad de Vázquez Raña… Su programa se llamaba “Pisa y corre”, un derroche de un extraordinario sentido del humor, el pitorreo, la broma, el relajo, el desmadre, el despapaye… Siempre, claro, con sentido periodístico…

ASTILLEROS: De hecho y derecho, informal… Mostrando juventud intensa y volcánica… Si se quiere, la ocurrencia… Pero también, la chispa… Tiempo antes, escribió un libro al alimón con María Scherer Ibarra, una de los nueve hijos de don Julio Scherer García, el legendario y mítico director de Excelsior, golpe de Estado de Luis Echeverría Álvarez, y el legendario director fundador del semanario Proceso… Se llama “El priista que todos llevamos dentro”… Montón de entrevistas a los actores sociales de todo tipo donde cada uno fue confirmando, en efecto, que “todos llevamos dentro un priista”…

ESCOLLERAS: Y el priista “que llevamos adentro” se refiere a la cultura tricolor… Aquella de que todos tendemos, más, menos, al autoritarismo, la corrupción, la imposición de ideas y principios y berrinches, el sometimiento de los demás, etcétera… Y de pronto, con su programa exitoso de “Pisa y corre” fue visto por Telemundo y contratado para dirigir un programa, digamos, igual, igualito, semejante, paralelo, en Estados Unidos… Y se fue… Desde EU lo miraron y le abrieron las puertas… Y ahora está allá, en el país más poderoso de la tierra en camino ascendente… En ningún momento, tocó puertas… Simplemente, lo llamaron… El reportero triunfador… El talento… La inteligencia… La gracia… La picardía… El sentido del humor, encontrar siempre un lado chusco a la noticia para pitorrearse de todos…

PLAZOLETA: Nadie pensaría (“Ya chole”, por favor) que de pronto fue incómodo al obradorismo… Y con bajo perfil, inteligencia total, buscó salida digna… Otra cosita, ya se sabe, el caso de Carlos Loret de Mola… Excluido de Televisa, hasta donde se sabe si se sabe bien, por órdenes superiores, ahora tiene su noticiero televisivo digital, Latinus, donde está ejerciendo un periodismo libre, se entiende, sin ataduras, la libertad total y absoluta…

PALMERAS: Por eso, el dicho popular de que un segundo antes de morir, el reportero seguirá contando historias… Siempre y cuando, desde luego, tenga buena salud y mejor memoria, un archivo ambulante como una gran biblioteca… Un día, y por desgracia, Gabriel García Márquez confió a un amigo colombiano que pronto dejaría de escribir porque el Alzheimer comenzaba a causar estragos en su memoria… “Estoy olvidando cosas” le dijo… Nada como agarrar camino al otro lado del charco con la máquina de escribir al hombro, como un fusil el guerrillero…