Columnas Luis Velázquez

102

Escenarios

•Relato de una daifa

•“Mujer bonita”

•De pueblo en pueblo

Luis Velázquez

16 de octubre de 2020

UNO. Relato de una cortesana

“Soy trabajadora sexual. He caminado de norte a sur y de este a oeste de Veracruz conociendo antros. También soy bailarina profesional. Y ando en los table-dance.

Años después, soñando con mejores posibilidades, agarré camino en el interior del país. He estado en los mejores centros turísticos.

Durante quince años he agarrado una experiencia descomunal en el trato con los hombres. Con una simple mirada descubro cuando un hombre me desea. Y lo exploro y explotó.

DOS. Aquellos sueldos de hambre…

“Me metí a la prostitución luego de varios años de trabajar en oficinas en negocios y empresas, con un sueldo de hambre, insultante.

Ninguna posibilidad de crecimiento sentía ni presentía laborando como secretaria. Por el contrario, caí atrapada en el acoso sexual y llegué a sentirme entre la espada y la espada.

Una compañera de oficina con experiencia me lo dijo así:

‘Si el jefe te folla, tarde o temprano te dejará, con el riesgo de hundirte si la relación termina mal’.

Y tenía razón. Entonces, luego de la segunda decepción dejé la oficina para siempre y aquí estoy, como una cortesana.

TRES. Nadie por gusto se prostituye

“Ninguna mujer se prostituye por gusto. Quizá habrá casos que nunca, por cierto, he encontrado.

Uno se mete a la llamada vida galante por necesidad económica. Más, cuando eres divorciada y tienes hijos. Y padres ancianos y enfermos.

Estudié hasta la mitad de la carrera universitaria, Ingeniería, pero la dejé cuando quedé embarazada y mi pareja, compañero estudiante, me abandonó a mi suerte.

Y luego de buscar y buscar una chamba, solo me quedó vender mi cuerpo. Y aquí sigo, soñando con Julia Roberts en “Mujer bonita”, esperando que de pronto, el milagro se haga y conozca a un Richard Gere… que me rescate, ajá.

CUATRO. De pueblo en pueblo

“La movilidad de una cortesana es saludable y estratégica. Andar de pueblo en pueblo permite que nunca el corazón eche raíces.

También conocer pueblos y gente. Amistades profundas y largas, llenas de cariño y afecto, con las compañeras.

Todas, apoyándonos en el conocimiento de los hombres y las circunstancias.

Mi prioridad, mi hijo. Luego, mis padres. Y al último yo. Son el eje rector de mi vida.

CINCO. Ver, oír y callar

“Las mesalinas de Veracruz tenemos nombre y prestigio en el resto del país.

Primero, el carácter alegre y festivo. Segundo, vivir el momento con intensidad. Tercero, inagotables.

Cuarto, el ejercicio de la imaginación. Quinto, la lealtad ciega. Sexto, la discreción.

Séptimo, la inteligencia abierta y plural. Octavo, vemos, oímos y callamos, y lo que el hombre celebra y agradece.

Incluso, con las compañeras integramos un frente común, con asesoría de abogados, para defendernos desde los policías exigiendo una mochada hasta los regidores de Salud de cada pueblo inventando bandos de buen gobierno como parte de la extorsión.

SEIS. Las buenas conciencias

“Mis amigas de la escuela me desconocieron. Se volvieron buenas conciencias y me condenaron porque soy prostituta.

Ahora, sin embargo, tengo amigas sólidas y macizas en la relación. También son daifas. Y entre todas nos apoyamos en lo económico cuando tenemos imprevistos y en lo social y moral para alentarnos y darnos fuerza.

Todavía soy joven y tengo demanda en los antros y casas de cita donde he laborado. Y por eso mismo, ahorro lo más que se pueda y yo misma contraté mi Seguro Social, y cada mes pago mi cuota obrero/patronal para tener derecho a una pensión que me aliviane en la vejez”.

Expediente 2020

Degradación humana

Luis Velázquez

16 de octubre de 2020

Se vive el peor de los tiempos. Simple y llanamente, la degradación humana. La vida, cierto, la historia es así. Sórdida. Siniestra. Mentes desquiciadas y perturbadas. En Papantla, por ejemplo, una pareja (una chica de unos 25 años, y un chico de unos 30 años) fueron decapitados.

Primero, los secuestraron. Después, los desaparecieron. Luego, los mataron. Y entonces, agarraron motosierra y los decapitaron.

A las 7:15 horas del lunes 5 de octubre, apenas comenzando el día, una persona avisó por teléfono a la Policía Municipal. Sobre la calle Divina Morales de Gutiérrez Barrios, cerca de un autohotel, Tauro se llama. Las dos cabezas acomodadas sobre una manta blanca, la de ella, mirando hacia el norte, y la de él, mirando hacia el este.

Los vecinos de la colonia Unidad y Trabajo quedaron horrorizados.

El peor de los mundos. Una cosita, por ejemplo, es matar a una persona, como en el caso de Rosita Alvírez, con tres tiros y solo uno mortal. Otra, sin embargo, es torturar a las personas camino al homicidio.

Toda la saña, barbarie y crueldad del mundo. Mucho, demasiado, excesivo, el rencor y el odio y el deseo de venganza para llegar a tales niveles de la naturaleza humana.

Atrás del crimen, historia que existirá. Quizá ruda. Pero con todo y existieran, digamos, pretextos, motivos, berrinches de peso y con peso para asesinar a la mujer y/o al joven, y/o a los dos, ta’canijo llegar a tales extremos.

De entrada, y como hipótesis universal, un corazón resentido, lastimado, podrido, alimentado con odio. Pero también, el hígado derrotando a las neuronas.

Quizá la policía derivaría que se trató de una infidelidad. Y, bueno, si en el Medio Oriente lapidan a las mujeres infieles hasta causar su muerte, las pasioncillas humanas son devastadoras, sin límites, sin cordura ni prudencia, el arrebato total y absoluto.

Y abonado, claro, en un Veracruz que con un tiradero de cadáveres galopa en medio de un tiradero de impunidad.

Los malos, por ejemplo, “se crecen al castigo” cuando registran que matan y decapitan sin que nadie los detenga.

DEMASIADA SAÑA Y BARBARIE

La violencia se recrudeció en Veracruz con Javier Duarte. Los carteles disputando la jugosa plaza Veracruz (autopista de sur a norte, 3 puertos marítimos, pistas clandestinas, alianza con los jefes policiacos y policías y hasta con políticos), entraron a la tierra jarocha procedentes de Tamaulipas.

En el puente que une a Tampico con Tampico Alto, Veracruz, tiraron doce cadáveres.

Días después, y por vez primera en el país, rafaguearon par de autobuses de pasajeros en la ruta de Tantoyuca a Pánuco y mataron, entre otros, a un bebé en brazos de su señora madre.

Luego, colgaron cadáveres de puentes y árboles y abandonaron cabezas decapitadas en las mesas de antros y cantinas.

Entonces, secuestraron mujeres y si las familias se declaraban incapaces de cubrir el rescate, las mataban y tiraban el cadáver en la vía pública o en un río para flotar aguas abajo.

Y para aumentar el terrorismo y la impiedad, empezaron a matar reporteros, fotógrafos y editores y llegaron a diecinueve, mientras tres más desaparecidos, y Veracruz fue declarado “el peor rincón del mundo para el gremio reporteril.

Para la fecha, las ONG y Colectivos habían descubierto las fosas clandestinas más grandes, no de Veracruz ni del país, sino de América Latina, Colinas de Santa Fe.

El menor de 17 años de edad, Emmanuel N, asesinado de un tiro en el mercado de Río Blanco el lunes 5 de octubre.

Hoy, el tiradero de cadáveres y el tiradero de impunidad.

Y por eso mismo, la saña en Papantla para decapitar a una pareja, una mujer y hombre menores de treinta años de edad… con una motosierra, como quien corta un árbol en el bosque y corta madera en la carpintería para armar sillas, mesas, camas, etcétera.

PESADILLA JAROCHA

Hay par de pendientes sociales en Veracruz convertidos en una pesadilla. Uno, el tsunami de mortandad. Y dos, la impunidad.

Son las hermanitas gemelas. ¡Vaya piedrota en los zapatos del gobierno de Veracruz!

Bastaría, por ejemplo, recordar la enseñanza electoral y cívica:

En los años 2016, Javier Duarte, y 2018, Miguel Ángel Yunes Linares, perdieron la candidatura a gobernador de sus favoritos debido, entre otras cositas, a la más devastadora inseguridad, incertidumbre, zozobra e impunidad en el diario vivir.

La gente, 6 de los 8 millones de habitantes en la miseria y la pobreza, hartas de un desempleo galopante, expresaron su indignación por tantos secuestradores, desaparecidos, asesinados y fosas clandestinas en las urnas.

Y al paso que vamos, a punto de cumplirse los 2 años ofrecidos por el góber machetero de pacificar Veracruz, con las elecciones de alcaldes y diputados locales y federales en puerta, el tiempo electoral para MORENA pareciera lleno de infortunio. Vientos huracanados en contra. Mal fario. Pésima mala vibra.

Indicativo el oleaje de inseguridad cuando aquí está la Guardia Nacional, fortalecida con la Fuerza Civil y los policías estatales y municipales.

Nada, claro, puede esperarse cuando como en el caso de Álamo y Paso del Macho son descubiertas las alianzas de la policía, los guardianes del orden público, con los carteles y cartelitos, y sabrá el chamán con su bolita de cristal el número de Ayuntamientos en las mismas circunstancias atroces.

Veracruz, viviendo y padeciendo el peor de los tiempos.

Barandal

•AMLO va por todo

•Refundar México

•Nuevo canal televisivo

Luis Velázquez

16 de octubre de 2020

ESCALERAS: El obradorismo va por todo. Tiene en la barandilla política, social y mediática a 5 ex presidentes de la república. Y “patas arriba” a montón de intelectuales, escritores, articulistas, historiadores, etcétera. Busca que en México solo existan par de partidos políticos. El liberal, MORENA, y el conservador, la conjunción de los otros.

Lanzó la revocación de mandato. También quitó el fuero al presidente de la república. Y pronto, retirarán el fuero a los gobernadores y presidentes municipales.

Se ha trepado en la corrupción política para desprestigiar a los antecesores.

Y ahora intenta adueñarse de la televisión nacional con un nuevo canal que compita con los titanes de la televisión privada. Televisa. TV Azteca. Milenio. Imagen. Etcétera.

PASAMANOS: Los instrumentos son los canales Once y 14. Llegar a 96.7 millones de personas con su red de transmisoras.

Mientras, la red televisiva privada, “tendida al piso” de la autoridad federal. Por ejemplo, todos los días, sin ton ni son, transmitiendo las conferencias mañaneras, cuando, caray, empiezan a perder audiencia, pues si al principio fue una novedad, ahora, el desencanto. Los lectores, cambiando de canal, o de plano, apagando la tele.

CORREDORES: Jenaro Villamil, antiguo reportero del semanario Proceso, titular del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, lo anunció de la siguiente manera:

“El objetivo es hacer un sistema de medios públicos muy sólido que llegue, tenga cobertura y calidad de contenidos. Es el reto. (Por eso) la inversión más alto en 40 años que ha realizado la televisión pública”. (Diario de Xalapa, 28 de septiembre, 2020)

Por lo pronto, esperan alcanzar los niveles de audiencia de los Canales Azteca Uno y Canal 5, considerando que la audiencia de los canales oficiales es baja.

BALCONES: De seguro estarán pensando en una estrategia diferente. Por ejemplo, el fuerte de Televisa son las telenovelas. Tanto que en el tiempo del coronavirus siguen transmitiendo viejas novelas, algunas, por ejemplo, hasta de “La gaviota” cuando era joven. Y el fuerte de TV Azteca son los programas de competencias, tanto físicas como mentales. El exatlón, por ejemplo. “Tu pareja puede”. La Voz TV Azteca.

Los canales Once y 14 buscarán otros contenidos. “Sin caer, claro, en lo mismo de la televisión comercial” como dice la académica Claudia Irene García Rubio.

PASILLOS: El viejo y mítico paquidermo de la televisión oficial ha de sacudirse. Mejor dicho, resucitar y encarnar en nuevas posibilidades.

Desde la oficialidad volver atractiva, competitiva, eficiente y eficaz, la televisión pública.

Y han de darse, o se están dando prisa, porque les restan 4 años para hacer, ser y trascender. Pero más aún, mantenerse.

Luego, y por añadidura, quizá el modelo sirva para hacer competitiva las estaciones televisoras de los estados gobernados por MORENA, entre ellos, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Morelos, la Ciudad de México y Baja California.

VENTANAS: Es la 4T telúrica y vertiginosa. El cambio total y absoluto del sistema político. Guste o disguste, incluso, a las mismas tribus de MORENA.

Por ejemplo, en tanto el presidente de la república retiró el fuero constitucional usufructuado durante tantos años como jefe del Poder Ejecutivo Federal, ningún gobernador de MORENA lo ha reproducido. Incluso, y como en el caso de Veracruz, fue rechazado, de igual manera que la revocación de mandato.

Pero, bueno, como escribiera León Felipe, se hace camino al andar. Y aun cuando “lo importante es llegar todos juntos y a tiempo”, en el camino siempre quedan cadáveres políticos.

El obradorismo busca adueñarse de la vida pública desde la televisión competitiva.

Malecón del Paseo

•La lealtad ciega

•Emboscó y mató

•A Emiliano Zapata

Luis Velázquez/Parte IV

16 de octubre de 2020

EMBARCADERO: Otro personaje de la historia a quien la fe ciega y la lealtad ciega hundieron y llevaron, incluso, a la muerte, fue Emiliano Zapata… Desconfiado por naturaleza, siempre dudó de Pancho Villa, por ejemplo… Y sin embargo, tuvo fe ciega en el coronel Jesús Guajardo, y en su jefe, Pablo González… Incluso, su asesor, el intelectual Gildardo Magaña, “el gordito sabio y mediador”, le advirtió que ambos “tenían en marcha una traición cuidadosamente maquinada” (Enrique Krauze, Biografía del poder), y a Zapata le pasó lo mismo que a Francisco I. Madero con su hermano y su señora madre… Nunca le creyó…

ROMPEOLAS: Zapata puso a prueba a Guajardo cuando por vez primera se le acercó… Le dijo que si era zapatista, entonces, que ajustara cuentas con la gente de Victoriano Bárcena, “un antiguo subordinado” que lo había traicionado… Y Guajardo los fusiló… Entonces, regaló a Zapata un caballo alazán tostado llamado el “As de Oro”… y Zapata quedó conmovido… Y lo peor, convencido, como si de pronto hubiera olvidado las veinte monedas de oro de los realistas al indio yaqui, guardaespalda de Miguel Hidalgo, para cortarle la cabeza a su cadáver ya fusilado…

ASTILLEROS: Zapata, el político ranchero desconfiado, cree en Guajardo y acepta la invitación a comer en su hacienda de Chinameca para, entre otras cositas, le dice, entregarle doce mil cartuchos para su ejército campesino, la mayoría, armados con palos y rifles para cazar patos y pájaros, incluso, en la ridiculez total, poniendo una estampita de la Virgen de Guadalupe en el sombrero de ala ancha porque así, creían, detendrían las balas…

ESCOLLERAS: En la mañana del diez de abril de 1919, Emiliano Zapata montado en el As de Oro, y con su escolta, rondaban la hacienda de Chinameca… Y en su corazón y neuronas late todavía la desconfianza… Una y otra y otra vez da vueltas a la hacienda, pero sin entrar y “sin morder el anzuelo”… Hacia la una y cuarenta y cinco minutos, toma la peor decisión de su vida… Confía en Jesús Guajardo, ordena que únicamente lo acompañen diez hombres y los otros esperen afuera, y entra a la hacienda…

PLAZOLETA: El mayor Reyes Avilés, cuenta Krauze, lo describió así… “El clarín tocó tres veces llamada de honor, y al apagarse la última nota, y al llegar el general Emiliano Zapato al dintel de la puerta, de la manera más alevosa, más cobarde, más villana, a quemarropa, sin dar tiempo para empuñar las pistolas, soldados que presentaban armas descargaron dos veces sus fusiles y Zapata cayó para no levantarse más”… Todo, porque Emiliano Zapata, el caudillo del Sur, el hombre que seducía a mujeres y hombres por su gran figura de charro, tuvo fe ciega en un coronel y lealtad ciega en su palabra…

PALMERAS: Vestido siempre de charro, “pantalón ajustado de casimir negro con botonaduras de plata, sombrero charro, espuelas y pistola al cincho”, tuvo un momento de debilidad política y fue emboscado… La lealtad y la fe ciega en un hombre lo llevó a la tumba… Igual, igualito, que a Francisco Ignacio Madero… La moraleja es sencilla… El día cuando terminas creyendo en otro, tarde o temprano, la deslealtad y la traición se cruzan… Bastaría referir que al momento, “haiga sido como haiga sido”, dieciséis funcionarios del Obradorismo han renunciado y/o han sido renunciados, entre ellos, los secretarios de Hacienda y Crédito Público, Medio Ambiente y Comunicaciones y Transportes…