Bajaron los casos positivos y las muertes por Covid-19 en la mayoría de los continentes: OMS

197

La epidemia de Covid-19 esta sufriendo una desaceleración en la mayoría de las regiones, sobre todo en el continente americano, de acuerdo con los últimos datos semanales publicados el martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más de 1.7 millones de nuevos casos de Covid-19 y 39 mil muertes fueron constatados la semana pasada (17-23 de agosto), lo que significa una caída del 5 por ciento en los contagios y del 12 por ciento de las muertes, en comparación con la anterior (10-16 de agosto).

Esta desaceleración se registró en todas las regiones excepto en el sureste asiático y en el Mediterráneo oriental.

El continente americano es la región donde la epidemia se ha desacelerado más, con una caída del 11 por ciento de casos nuevos y del 17 por ciento de muertes, en buena parte gracias a una difusión más lenta en Estados Unidos y Brasil, los dos países más afectados del mundo.

Pero, varios países y territorios del Caribe informaron sobre un fuerte aumento de casos y muertes en los últimos siete días que, de acuerdo a la OMS, podrían en parte deberse a la reanudación del turismo.

En el sureste asiático, segunda región más afectada, se registró un aumento del 4 por ciento de casos nuevos y muertes durante la pasada semana. India sigue siendo el país más perjudicado en esta zona región de la OMS, con 455 mil casos nuevos constatados en la semana.

El número de nuevos casos en el Mediterráneo oriental también progresó en un 4 por ciento, pero el número de muertes cayó (-5 por cienti), por lo que la región registró su sexto descenso semanal consecutivo.

En Europa, donde el número de nuevos casos no cesa de aumentar durante las últimas semanas, el ritmo se ha desacelerado levemente, según la OMS.

El número de decesos semanales en Europa disminuyo 12 por ciento. La OMS señala, no obstante, que no todos los países europeos han registrado este descenso; en el caso de España se ha constatado un aumento semanal del 200 por ciento del número de muertes.