Sentido Común: ¡Aguas con el coronavirus!

216

Gabriel García-Márquez

Poeta y articulista.

Aún cuando las autoridades del sector salud han declarado que en México no hay evidencias sobre un brote epidémico del “Coronavirus” y que no hay ningún caso que confirme la nueva cepa del “Coronavirus 2019-CNoV”, el país está preparado para enfrentar una emergencia epidemiológica. No resulta muy claro entender esta declaración puesto que ningún país está preparado aún para enfrentar una epidemia de tal tipo que todavía no se conoce bien a fondo. Por otro lado, el mismo presidente de la República ha declarado que se han reportado dos posibles casos de pacientes infectados por este virus y que uno de ellos ha resultado del todo negativo, pero uno más sigue en observación y aislado para evitar contagios.  

A nivel internacional la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido esperar para declarar la alerta sanitaria por esta enfermedad que ha provocado ya 17 muertes.

Este mortal virus que viene de China se ha convertido en una terrible amenaza para todo el mundo, toda vez que el tráfico aéreo que existe entre ese país y el resto del planeta ha despertado ya una alerta en los Estados Unidos donde están muy preocupados por esta posible pandemia, porque ya se registró el primer caso y ya se han registrado otros casos en Taiwán, Corea del Sur, Tailandia y Japón; y lo grave es que también hay un caso en Brasil.

En China han puesto ya en cuarentena a Wuhan, una ciudad con más de 11 millones de habitantes donde se dio el primer brote, por lo que se ha pedido a los residentes no salir de la ciudad y a los visitantes que se abstengan de ir por el momento.

Los coronavirus son causantes de distintas enfermedades que van de un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo severo, que puede ocasionar la muerte del paciente.

Los primeros síntomas para diagnosticar el coronavirus son fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, neumonía y dolor muscular. Esto lo hace difícil de distinguir toda vez que los síntomas son muy parecidos al dengue, por lo que los casos podrían complicarse de la noche a la mañana.

Para evitar contagiarse hay que lavarse con frecuencia las manos por 20 segundos, no tocarse los ojos, nariz o boca y alejarse de personas enfermas de tos, gripe o dolor de garganta. Lo cual resulta muy complicado, porque en esta temporada quién no ha padecido una enfermedad de tipo respiratorio que incluso se le ha prolongado con todo y haber recibido ya tratamiento médico.

En México ya estamos listos, dicen las autoridades, y se están tomando medidas precautorias como revisar los vuelos que llegan de China y tenemos un Laboratorio Nacional de Referencia que se encarga de detectar virus pandémicos y letales. Como pueden ver el Coronavirus nos hará los mandados, aun cuando no hemos podido ni siquiera combatir el dengue y mucho menos hemos podido surtir los medicamentos para tratar a los niños con cáncer. Esto sin seguir abundando en las deficiencias que ha mostrado el arranque del INSABI.

Mientras tanto habrá que tomar medidas como volver a desinfectarnos constantemente las manos con gel antibacterial y utilizar cubrebocas cuando estemos enfermos o rodeados de enfermos de gripe o alguna enfermedad similar.

Lo recomendable es no esperar la alerta sanitaria de la OMS ni del sector salud, que como de costumbre llegan tarde a combatir las epidemias.