Malecón del Paseo

52

•De Mao a Cuitláhuac

•“El Gran Salto Adelante”

•Sexenio anodino

Luis Velázquez

12 de octubre de 2019

EMBARCADERO: En la revolución china con Mao Tse Tung al frente, hacia 1978, varios conceptos políticos fueron acuñados y que bien pudieran aplicarse al Veracruz de MORENA y A.M.L.O… Por ejemplo, los siguientes… Uno, “El Gran Timonel”, para referirse a Mao como el gran líder político, social, moral y partidista… Dos, “El Pequeño Timonel”, para describir a los aliados de Mao… Tres, “China, en pie de lucha” para demostrar a los países europeos y asiáticos su grandeza…

ROMPEOLAS: Cuatro, “El Gran Salto Adelante” para resumir de manera concreta y específica el gran salto de China en el mundo… Cinco, “Un gato, blanco o negro, es bueno con tal de que cace ratones”, para precisar que el objetivo, la grandeza de China y Mao, eran primordiales… Seis, la desdicha, para anticiparse al posible desencanto si las elites políticas bajaban la guardia, y más considerando, como decía William Faulkner, “que un hombre (un político también) es la suma de sus propias desdichas… Siete, la depresión, por si las dudas Mao fracasaba en el intento… Ocho, la gloria y la inmortalidad, considerando que el grupo político de Mao había “usurpado muchos de los poderes que alguna vez fueron atribuidos a Dios”… Los ocho puntitos anteriores resumen la grandeza del sueño de Mao…

ASTILLEROS: Habría, entonces, de voltear al Veracruz de MORENA para ver si aquella heroicidad maoísta tuviera algunas características para soñar con el paraíso terrenal… Por ejemplo, mientras Mao era visto como “El Gran Timonel”, diez meses y días después nadie mira al góber jarocho como tal… Le ha faltado grandeza… Mejor dicho, nunca la ha tenido… Y si el año anterior ganó en las urnas se debe a que A.M.L.O. iba a la boleta… El senador Ricardo Monreal lo dijo de manera científica: “No nos hagamos bolas, todos ganamos por A.M.L.O.”…

ESCOLLERAS: Lo más desalentador es que si el ciudadano observa con microscopio la grandeza política y social del gabinete legal y ampliado del gobierno de Veracruz termina desencantado… Ni siquiera hay alguno a quien se endilgarse el título de “El Pequeño Timonel”… Si acaso, pudiera darse el apodo de Deng Xiaco-ping, secretario general del Partido Comunista de China, “El Corcho”, porque siempre salía a flote de los problemas y las pugnas intestinas…

PLAZOLETA: 10 meses y días después, ni un jarocho fanático y loco podría decir que Veracruz navega en “el proceloso mar de la política” como decía Juan Maldonado Pereda como parte de “El Gran Salto Adelante”, como China con Mao… Por el contrario, estamos en la desdicha y hasta la depresión, pues en la campaña electoral del año anterior fueron levantadas muchas, demasiadas expectativas y nada de nada… Los días y las semanas se han ido en puro fuego pirotécnico, la venta burda de esperanzas y utopías, palabras insustanciales subastando promesas incumplidas…

PALMERAS: Muchos gobernadores cumplieron solo el mandato constitucional, pero “sin pena ni gloria”… Algunos, se enriquecieron… Y otros, sacaron para vivir con tranquilidad… Pocos, excepcionales, dejaron huella… Por ejemplo, Guadalupe Victoria, Antonio López de Santa Anna, Cándido Aguilar, Adalberto Tejeda, Miguel Alemán Valdés, Adolfo Ruiz Cortines y Fernando Gutiérrez Barrios, quienes unos fueron presidentes de la república y otros secretarios de Estado… Y en la víspera del primer informe del gobernador, el politólogo Carlos Ronzón tiene encendida su bolita de cristal para ver si un duende, una bruja, una gitana, le descifra el misterio de la obra pública, social, educativa, de salud, etcétera, lograda en el sexenio más gris, anodino y oscuro en la historia local…