Barandal

65

•Cartilla Eclesiástica

•Males de Veracruz

•Arzobispo vs góber

Luis Velázquez

19 de septiembre de 2019

ESCALERAS: Si AMLO, el presidente, ya lanzó su Cartilla Moral, el arzobispo de Xalapa promulgó también, y digamos, su Cartilla Moral, o Cartilla Política, o Cartilla Social, o Cartilla Eclesiástica.

Y su destinatario es el gobierno de Veracruz, consciente quizá de que lo ignoren, de igual manera como la clase dominante de MORENA en el palacio de Xalapa ha desdeñado las marchas silenciosas con feligreses y el Altísimo por delante clamando el restablecimiento de la seguridad pública y la procuración de justicia.

PASAMANOS: Hipólito Reyes Larios lanzó su Cartilla Eclesiástica resumiendo los mismos males del relato bíblico en el siglo XXI en Veracruz, de cara al Golfo de México.

Su biblioteca de agravios fue la siguiente:

Uno, inseguridad. Dos, violencia. Tres, pobreza extrema. Cuatro, pésima calidad de la salud pública. Cinco, pésimo estado de la educación. Seis, terrible y espantoso desempleo. Siete, “la peor crisis jurídica e institucional”. Ocho, “los altos índices de ejecuciones, secuestros y asaltos a mano armada” (Notiver, 9 de septiembre, 2019).

CORREDORES: Bragado y firme, sin echarse para atrás, sin dudas ni temores, el arzobispo lo resume así en el comunicado oficial:

“Para la iglesia, ninguna explicación o justificación es suficiente, pues los discursos oficiales contrastan con la realidad que vive la gente todos los días”.

Y todos los días, “el infierno tan temido”. Y los políticos creyendo que van bien porque, según ellos, están bien con AMLO, el presidente.

Y si el jefe máximo vitorea y aplaude al gobernador, allá los ángeles y arcángeles inconformes, molestos, irritados.

Es, digamos, como el hijo aquel alardeando de que el padre o la madre, o los dos, los quieren más a él.

Por eso, el desdén del gobierno de Veracruz contra la iglesia. Y, también, claro, contra la población desencantada en tan poco tiempo del estilo personal de MORENA de ejercer el poder.

BALCONES: En su biblioteca, el vocero del arzobispo tendrá el número de comunicados de la iglesia en los días de MORENA que caminan en Veracruz.

También, un archivo de las declaraciones de Hipólito Reyes y del resto de obispos protestando contra la inseguridad y que ha llegado en muchas iglesias al robo de las limosnas y del Santísimo.

Y una simple zambullida a su hemeroteca será suficiente para confirmar el menosprecio con que las elites eclesiásticas son tratadas por el gobernador, anexos y conexos. Quizá, claro, a que es el sexenio de los cristianos evangélicos.

PASILLOS: La miseria es canija en Veracruz.

A: 6 de los 8 millones de habitantes en la pobreza y la miseria según el INEGI y CONEVAL.

B: Medio millón de habitantes sólo hacen una comida al día y mal comidas de lo jodido que están.

C: Uno de cada 3 jefes de familia llevan el itacate y la torta a casa con el ingreso del changarro en la vía pública.

D: Un millón de paisanos están de migrantes sin papeles en Estados Unidos.

E: Veracruz se mantiene en el primer lugar nacional en producción y exportación de trabajadoras sexuales que venden su cuerpo para alimentar a sus hijos y a sus padres.

VENTANAS: 77 gobernadores han caminado por el palacio de Xalapa. Y la miseria sigue imperturbable sin que nada la detenga.

Menos, entonces, en 9 meses y medio después podría la elite de MORENA cambiar la realidad social.

Pero…, teniendo de su lado el aparato gubernamental bien habrían podido disminuir la violencia. No pueden. Están rebasados, desconcertados, alucinados con los malandros. Ellos gobiernan y mandan. El Estado Delincuencial, derrotando al Estado de Derecho.