Fisco va por cobro a ventas por catálogo, arrendamiento y ahorro en bancos

73

En el proyecto del Paquete Económico 2020 entregado por la Secretaría de Hacienda al Congreso se propone que el próximo año los ahorradores en el sistema financiero formal paguen más impuestos, ya que se incrementó la tasa de retención de intereses, que es un impuesto que se retiene de las ganancias por intereses que tienen los ahorradores en los bancos.

Para 2020 se actualizó la tasa de retención de intereses aplicable al capital que da lugar al pago de intereses de 1.04 por ciento a 1.45 por ciento.

El segundo cambio que afectará el bolsillo de millones es la propuesta de “simplificación” fiscal para el pago de impuestos para todos los que realizan ventas por catálogo que se estima pueden ser alrededor de 2.5 millones de personas.

El gobierno federal explica que dará facilidad administrativa para vendedores independientes.

Por ello, proponen “un esquema simplificado de retención”, que consiste en determinar el ISR a pagar sobre la diferencia entre el precio de venta sugerido y el precio de compra, este último directamente observado por la empresa que provee los productos al vendedor independiente.

De acuerdo con la exposición de motivos, “con esa facilidad se contribuye a fomentar la formalidad y a dotar de certidumbre tributaria a los vendedores independientes, los cuales, ante la falta de un esquema acorde a sus necesidades se ven obligados a tributar en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial”.

Asegurando que la medida propuesta reduce la carga administrativa de millones de personas que se dedican a vender de manera independiente, ya sea por mecanismo de venta directa o a través de catálogos y el esquema propuesto sería obligatorio para todas las empresas que realizan ventas por catálogo.

Uno de los cambios propuestas es en el tema de la recaudación de ISR proveniente de ingresos por arrendamiento.

En la exposición de la Secretaría de Hacienda, indican que de acuerdo con estudios realizados por la Universidad de las Américas Puebla, se identificó que la tasa de evasión estimada en el ejercicio 2016 de personas físicas que obtienen ingresos por arrendamiento es de 73.5 por ciento, equivalente a 0.1 por ciento del PIB.

En ese sentido, aseguran que existe un número considerable de personas que obtienen ingresos por la actividad de arrendamiento y no están acumulando estos ingresos, y en consecuencia, no están emitiendo el CFDI correspondiente; y “para promover la emisión de comprobantes fiscales digitales”, proponen establecer en la Ley del ISR que en las sentencias del orden civil en donde se condene al arrendatario al pago de rentas vencidas, la autoridad judicial requerirá al acreedor que compruebe haber expedido comprobantes fiscales digitales. En caso de que no se acredite la emisión de los comprobantes las autoridades judiciales deberán informar tal situación al Servicio de Administración Tributaria.