Malecón del Paseo

103

•Hijos huérfanos y esposas viudas

•Reporteros asesinados

•Familias desamparadas

•Crímenes sin castigo

Luis Velázquez

14 de agosto de 2019

EMBARCADERO: De Javier Duarte a Cuitláhuac García, 25 reporteros han sido asesinados en Veracruz, y tres más desaparecidos… La impunidad es la constante en todos los casos… Muchos años han transcurrido y por ningún lado se asoma la posibilidad de la justicia… Pero más allá de tantas cruces en el panteón reporteril está la tragedia con los hijos huérfanos y las esposas viudas… El último trabajador de la información asesinado y de 7 balazos, incluido el tiro de gracia, fue Jorge Celestino Ruiz Vázquez, en Atoyac, la noche del 2 de agosto y quien dejara cuatro hijos en la orfandad…

ROMPEOLAS: Ningún historiador, sociólogo, sicólogo, ong, comisiones oficiales, se han ocupado del destino social de los hijos de los reporteros asesinados… Ninguna obligación tienen han de justificarse… Y podría ser… En todo caso, es tarea de la viuda y de los abuelos maternos y paternos y de los tíos… Pero al mismo tiempo, se trata de un gran pendiente social porque la vida de veinticinco personas, todos reporteros, fotógrafos, camarógrafos y editores, fue truncada, y la familia desamparada quedó…

ASTILLEROS: Más todavía, en el caso de los reporteros con niños menores de edad pues apenas se estarían asomando a la vida… Incluso, más terrible en el caso de mujeres reporteras asesinadas, algunas divorciadas, otras madres solteras, con hijos menores… A primera vista quizá los abuelos entraron al quite, pero váyase a saber la situación económica de los abuelos… Por ejemplo, si tienen una pensión del IMSS o del ISSSTE y es, digamos, como la constante general, de unos tres mil pesos…, en tanto, mucho más ganan los ni-nis, los campesinos sembrando árboles, los abuelos cuidando a los nietos en el tiempo de la Cuarta Transformación…

ESCOLLERAS: Jorge Celestino Ruiz Vázquez dejó 4 hijos huérfanos y viuda a la esposa… 2 hijos, mayores de edad, uno de ellos, pasante de la facultad de Leyes… Los otros dos restantes, menores de edad… Veinte años corresponsal en Actopan de “El Gráfico de Xalapa”, necesitó poner una tiendita de teléfonos celulares para mejorar el ingreso familiar y ahí la llevaba… Igual, igual, como otros reporteros asesinados en el duartazgo, por ejemplo, con una tiendita en su pueblo, en tanto otros eran fotógrafos de sociales en eventos familiares para llevar el itacate y la torta a casa…

PLAZOLETA: Los dos hijos menores de Jorge Celestino tendrían, digamos, con sus hermanos y señora madre una posibilidad en la tiendita de celulares… Pero sabrá el viejito del pueblo el destino económico, educativo, de salud y social de tantos hijos huérfanos dejados por reporteros asesinados… Vidas frustradas por el oleaje descontrolado de la violencia, la inseguridad, la zozobra, la incertidumbre y la impunidad… Un día, de pronto, ¡zas!, amanecieron con el padre asesinado, y ni modo, a seguir empujando la carreta de la vida…

PALMERAS: En algunas regiones del continente, los reporteros se han integrado y formado guarderías para los hijos de reporteros… También, cabildearon entre fundaciones y ONG del mundo para becar a los hijos huérfanos… Incluso, gestionado un empleo digno, pagado con justicia laboral, estable, para las viudas y los hijos mayores… En todos los casos, crímenes sin castigo… Y, bueno, suena duro, pero solo resta seguir para adelante, sin voltear para atrás ni para los lados, pues, como dice el chamán, la vida continúa… En todos los casos, la solidaridad humana (hechos, hechos, hechos) con los huérfanos y las viudas es la única tablita flotando en el mar huracanado…