Malecón del Paseo

950


•Lacras en Veracruz
•De AMLO a Cuitláhuac
•Nepotismo floreciente

Luis Velázquez
05 de junio de 2019


EMBARCADERO:
Entre AMLO, el presidente de la república, y Cuitláhuac, el góber jarocho, mil años luz de distancia… Distancia política, social y moral… Por ejemplo, AMLO cesó a Josefina González Blanco Ortiz-Mena como secretaria del Medio Ambiente por retrasar un vuelo aéreo por 40 minutos de la ciudad de México a Mexicali… El avión había despegado y regresó solo para que la funcionaria se trepara… Dijo AMO: «En mi gobierno no caben lacras como el nepotismo o el influyentismo»… Nepotismo, la palabra clave, uno de los peores males de la caja de Pandora… Y más luego de 71 años de hegemonía priista y panista… Plutarco Elías Calles fundó el partido abuelito del PRI, PNR, y su primera acción fue nombrar gobernador de Nuevo León a uno de sus hijos y al otro, diputado federal y luego ministro de Estado…

ROMPEOLAS: Después de la renuncia del mesiánico expanista César Martínez a la dirección general del IMSS, la secretaria del Medio Ambiente fue destituida… Y, en contraparte, y hablando del «orgullo de mi nepotismo» ha alcanzado con Cuitláhuac su dimensión política, social y moral más elevada… Y le vale… Meses anteriores, por ejemplo, en los medios y las redes sociales de Veracruz fue trascendida la lista impresionante del nepotismo en la era Cuitláhuac… Incluso, encabezada por él mismo con su primo, los Eleazares, subsecretario de Finanzas y Planeación y en el pasillo político el hombre quien trabajando con Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte impuso a los directores administrativos del gabinete legal, desde luego, con las mejores intenciones, ajá, de servir a los 8 millones de habitantes de Veracruz, entre ellos, al millón de indígenas y a las dos millones de campesinos en la pobreza, la miseria y la jodidez…

ASTILLEROS: El nepotismo más connotado se dio en la secretaría de Trabajo, Previsión Social y, oh paradoja, Productividad… La titular, Guadalupe Argüelles Lozano, ejerció «el pinche poder a plenitud» e impuso a parte de su familia en la nómina y con cargos públicos creyendo que la dependencia es una empresa familiar… A su hija Quetzalli Cárdenas Argüelles la nombró Jefa del Departamento Jurídico y de Amparos… A su yerno Jonathan Antonio Martínez Zamora (igual que Benito Juárez con sus tres yernos), analista administrativo en la Unidad de Transparencia… A su tío, Nahúm Argüelles Lozano, asesor… Y a uno de sus hermanos, Juan Argüelles Lozano, chofer… Y, sin embargo, nada pasó… Bueno, parece, y luego del reality-show de que buscó y buscó profesionales aptos, capaces, experimentados, fogueados en el campo de batalla, y honestos, muy honestos, solo descubrió a su hija, de quien, parece, debió prescindir…

ESCOLLERAS: Y a Cuitláhuac le valió… También, claro, le ha valido que hacia el día 183 del ejercicio del poder fueron 881 asesinatos, incluidos los 106 feminicidios y los 36 infanticidios y los 170 secuestros, la peor antología del horror… Y le ha valido que Veracruz se mantenga en el primer lugar nacional de secuestros, pues, caray, con seguir inculpando a sus antecesores en la silla embrujada del palacio, basta y sobra… De igual manera le ha valido que en el primer semestre ninguna obra pública trascendente inició… Lo importante, sin embargo, es la felicidad de Cuitláhuac comiendo mondongo en Tierra Blanca, ceviche en el mercado popular de  Coatzacoalcos acompañado de «La Santa Muerte» a sus espaldas, colgando la foto de la pared, y comiendo arroz a la tumbada al lado de Bogar, el presidente municipal de Alvarado, el favorito entre los favoritos…

PLAZOLETA: La reportera Eirinet Gómez López lo escribió de la siguiente manera: «A los tres meses en el gobierno de la Cuarta Transformación, la Contralora General, Leslie Mónica Garibo Puga, tuvo que abrir dos investigaciones por presuntos actos de nepotismo: la carpeta 03/2019 para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y la 19/2019 por otro presunto caso de nepotismo en la Secretaría de Salud»… Es decir, una política reactiva a la inconformidad social, con todo y que antes de, Cuitláhuac avaló todos y cada uno de los actos de nepotismo e influyentismo, los males más odiados por AMLO… «En mi gobierno no caben las lacras» dijo… Lacras en Veracruz…»Nosotros tenemos que actuar con rectitud… Cero prepotencia, cero corrupción, cero influyentismo, cero nepotismo… No tenemos derecho a fallar» dijo el tabasqueño… Ta’güeno… Quizá, claro, ninguno de los asesores presidenciales le ha pasado la lista del nepotismo con su góber de Veracruz…