Escenarios

89

•Gubernatura… 2018

•Los Pinos… 2024

•El sueño de los Yunes

Luis Velázquez

Uno. Yunes Linares y Dante Delgado

El destino de Miguel Ángel Yunes Linares y Dante Delgado Rannauro vuelve a empalmarse. El puente de piedra es la elección de gobernador el año entrante, y en donde el llamado Frente Ciudadano por México (que ni es frente ni es ciudadano y mucho menos es por México), FCM, será clave.

Dante, por ejemplo, fundó el FCM con Ricardo Anaya, PAN, y Alejandra Barrales, PRD, para lanzar un candidato a la presidencia de la república y reproducir el modelo en el país con los candidatos a gobernadores.

Y entonces se levanta la encrucijada para determinar el candidato del PAN y PRD a la silla embrujada de Veracruz.

Si Dante forma parte del FCM, ¿aceptará que el candidato del Movimiento Ciudadano sea el primogénito de Yunes Linares?

Y/o en todo caso, ¿lo aceptará, pero al mismo tiempo negociará un acuerdo favorable para su partido, pero también para él mismo?

¿Olvidará Dante así nomás el pasado penitenciario cuando fue internado en el penal de Pacho Viejo, siempre se dijo, que por órdenes del presidente Ernesto Zedillo, aun cuando los chirinistas fueron los operadores?

Por lo pronto, el FCM ya destapó al duartista Enrique Alfaro, presidente municipal de Guadalajara, como su candidato a gobernador en el estado de Jalisco.

Incluso, en el carril político defeño manejan que en tanto Alejandra Barrales será la candidata del FCM a jefa de Gobierno en la Ciudad de México, y en caso de ganar, ya está negociado que Dante será su Jefe del Gabinete.

Y para que el trío quede contento, Ricardo Anaya, presidente del CEN del PAN, será el candidato presidencial del FCM.

Y en tales circunstancias, todos felices, Yunes Linares lanzaría a su hijo de candidato a gobernador, con el visto bueno y la anuencia de Dante.

Dos. Planchadas elites azules

En el PAN de Veracruz, las elites azules (Julen Rementería, Joaquín Guzmán Avilés, Pepe Mancha, Enrique Cambranis, Germán Yescas y Abel Cuevas, las figuras simbólicas) están planchadas por Yunes para que el hijo sea aceptado como el abanderado.

El gobernador sigue empujando la carreta para afianzar su decisión estelar, y por ejemplo, ha anunciado que más duartistas caerán en el penal de Pacho Viejo, y con lo que cumple, digamos, una legítima demanda social de encarcelar a los políticos pillos y ladrones del sexenio anterior y seguir levantando la expectativa electoral.

Desde luego, una cosita es que el hijo mayor sea el candidato y otra que gane en las urnas, pues la plaza es de quien la trabaja mejor.

El Yunes azul la está operando y en donde el factor Dante contará mucho, pues de entrada el MC tiene unos doscientos mil votos duros en Veracruz, suficientes, con los sufragios cautivos del PRD, para ganar la elección.

Además, claro, se presenta la otra coyuntura:

Ricardo Anaya y Margarita Zavala y Felipe Calderón rompieron ya la relación partidista. Y en medio de ellos también está Yunes Linares.

Yunes, por ejemplo, fue candidato a gobernador el año anterior elegido por Ricardo Anaya y que llevara a Juan Bueno Torio a renunciar a sus más de 25, 30 años de panista.

En el año 2010, Felipe Calderón maniobró para que Yunes fuera el candidato panista a la gubernatura y que perdiera.

Pero al mismo tiempo, Yunes también debe a Calderón el nombramiento de director general del ISSSTE en su sexenio.

Y si en la cancha por Los Pinos están Anaya y Margarita, entonces, Yunes estaría, digamos, entre la espada y la espada, aún cuando si Margarita ya renunció al PAN, se diría, entonces, que Yunes es un político institucional y ningún conflicto político ni social tendría y se la jugará con todo con Ricardo Anaya.

Y si Yunes la juega por Anaya, Anaya en reciprocidad cabildearía lo suficiente para que Dante avale a Miguel Ángel Yunes Márquez como el candidato del MC a la gubernatura.

Tres. Los Kennedy de Veracruz

Según las versiones, en el carril azul están tan seguros de que el alcalde de Boca del Río ganará la gubernatura de 6 años que sus huestes lo miran como el candidato presidencial del PAN en el año 2024.

Incluso, los Yunes están soñando y hay quienes miran a Fernando Yunes Márquez, alcalde electo de Veracruz, como el candidato a gobernador en el año 2024.

Y en uno y otro caso, el padre como el gran coordinador político y electoral de las campañas electorales del par de hijos.

Ellos sueñan, como ha de soñarse, en grande, como el tirador que disparaba a la luna, consciente y seguro de que nunca llegaría, pero al mismo tiempo, llegaría más lejos que todos.

El padre, entonces, ha preparado muy bien a los hijos, integrando, además, un equipo político estelar, donde las antiguas generaciones (de Miguel Ángel) se cruzan y entrecruzan con las nuevas (de Miguel Ángel junior y Fernando).

Pensar en grande. Soñar, a primera vista, con lo imposible que así planeó el destino de sus hijos el patriarca de los Kennedy, John Patrick Kennedy, 1888/1969, embajador de Estados Unidos en el Reino Unido, inversor, empresario y político, y padre de John, Roberto y Eduardo, las tres grandes figuras públicas.

Incluso, Miguel Ángel junior ya leyó un libro sobre la dinastía Kennedy para seguir dando forma a su legítimo sueño.