AUNQUE TARDE, LE CAYO EL VEINTE A PEÑA NIETO

761

Jose Lima Cobos*

Un poco tarde, – como cinco años- ,¡ por fin!  le cayó el veinte al presidente Peña Nieto al dar luz verde para que la procuraduría general de la república  abriera las carpetas de investigación contra el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ello es así porque  el artículo 102 de la constitución política  de los Estados  Unidos Mexicanos precisa que el procurador General de la República es designado por el presidente y ratificado por el  senado y le incumbirle  solicitar las órdenes de aprehensión a los inculpados, solo que el gobernador,  alto funcionario , no fue desaforado para que se le dictara una orden de detención.

Si las denuncias presentadas por la Auditoria Superior de la Federación  contra Duarte estaban  desde hacía varios años  por “manejo indebido de  fondos y recursos federales” artículo 108, quiere decir que los procuradores Murillo y Arely Gómez, han incurrido en un delito por su omisión en no integrar las carpetas respectivas, o bien, fueron impedidos por su jefe inmediato, de suerte que tendrá que procederse contra ellos, porque de otra manera , no se combate la impunidad sino que se alimenta, se alienta , se estimula.

El presidente Peña vino a Veracruz a reafirmar su compromiso de combatir la impunidad y si los  dos procuradores no hicieron lo que la ley mandata  quiere decir que tendrán que ser imputados para que se llegue al fondo de problema-no premiados , casos de Gómez en la Contraloría de la federación , habida cuenta que el daño patrimonial es endemoniado y sin  embargo,  la secretaría de Hacienda, que maneja los recursos de la nación, permitió que se continuara con el saqueo, cuando ahora se sabe que desde el inicio de su mandato Duarte integró su red criminal para el manejo de los bienes  públicos federales, por  medio de empresas fantasmas.

Los gobernadores, diputados locales, magistrados –artículo 110 constitucional- solo podrán ser  sujetos de juicio político “por el manejo indebido de fondos y recursos federales, pero en este caso la resolución será únicamente declarativa y  se  comunicará a las legislaturas locales para que, en ejercicio de sus atribuciones, procedan como corresponda”, en concreto, la legislatura todavía no retira el fuero al imputado y ese tema se  volverá interesante pero ya no le tocará a Peña Nieto.

Si se observa el artículo 114 constitucional precisa que el procedimiento de juicio político solo podrá iniciarse durante el período   en que el servidor público desempeñe su cargo y dentro de un año después, por lo que la  red de complicidad para que se alcance la impunidad  es tan amplia  como las establecidas para el saqueo del  Estado- que nadie  hizo nada-  y el problema estará en su recuperación, que sin es pírrica,  dará  amplio margen para la burla  y el enojo de la sociedad  que nuevamente será lastimada.

A toro pasado  se ha dado el escándalo mediático, sin que quede definido el propósito a donde se quiere llegar, – salvo al ridículo- cuando se tuvo todo el tiempo necesario  para llevar un procedimiento  adecuado y ajustado a los ordenamientos jurídicos, de manera que no hubiera duda de la no existencia de contubernio, porque como se ven las cosas, ante el cúmulo  de recursos de los que serán imputados, los días correrán a su favor, pero como decía Reyes Heroles – el grande- “para que averiguar lo que se va a saber”.