Pobreza y carencias diferentes

441

México, D.F.

El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade afirmó que la pobreza existe desde varias generaciones atrás, pero rechazó que se trate de un fracaso del Estado, y expuso que las carencias de los abuelos no son las mismas que las de sus hijos o las de sus nietos.

Sin embargo, reconoció que aunque la problemática sea diferente “falta un puente entre superar la carencia y lograr la inserción plena, productiva y de largo plazo”.

Sostuvo que el gobierno federal dará continuidad en 2016 a la política en materia social, pues el presupuesto destinado a ese rubro permitirá llevar a cabo un combate integral a la pobreza, como se hace desde el inicio de este sexenio, y afirmó que así continuará.

 “Es un área de oportunidad, porque de los nietos a los padres, a los hijos, las carencias que han venido enfrentando unos y otros son menores y son diferentes; es muy probable que el abuelo que participó en Oportunidades no tuviera agua, no tuviera drenaje, no tuviera electricidad, no tuviera en su casa techo, muro y piso en firme, no tuviera acceso a la educación primaria.

El secretario de Desarrollo Social, indicó que la medición de la pobreza es compleja y a nivel internacional cada nación tiene un método para llevarla a cabo, pero puntualizó que para obtener cifras confiables lo primero es un concepto claro de lo que implica padecer carencias y tener una visión más balanceada y real.

“No hay ninguna duda que un entorno de crecimiento ayuda, y ayuda de manera estructural, pero también es claro que para poder aprovechar, para que ese barco esté en posibilidad de aprovechar ese mejor viento que viene de dentro, pero también del entorno internacional, no tiene que no tener o que no estar haciendo agua, y la pobreza, efectivamente, lo que permite es que el barco deje de estar haciendo agua para que en la medida en que se constituya mejor viento llegue de la mejor manera a un nuevo puerto”.

Aseguró que las mediciones del Coneval representan un instrumento para conocer cuáles programas están dando resultados y cuáles no.

Indicó que en el caso de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el organismo ha reconocido tanto la capacidad de coordinación de la Federación, para hacerlo más exitoso como el objetivo central en el combate a la pobreza extrema.

“Ciertamente la carencia de ingresos sigue, está muy presente, plantea un reto y refuerza la necesidad de que no solamente estemos coordinados en la perspectiva del apoyo, sino puenteando entre el apoyo y la capacidad de generar crecimiento y mejores empleos”, dijo, seguido de la negativa de postularse para el 2018.