Barandal

639
  • Yihadistas con Javier Duarte
  • Todos contra todos
  • Tomás Ruiz contra Gómez Pelegrín

 

Luis Velázquez

 

PASAMANOS: El duartismo está atrapado, y sin salida, en una descomposición social donde las partes intentan salvarse como puedan, luego de la sugerencia del gobernador al gabinete legal y ampliado de que cada uno se redimiera como pudiera… El bombardeo inició con el fuego amigo y enemigo del Contralor Ricardo García Guzmán en contra de 14 funcionarios a quienes inculpó de graves pecados mortales de omisión con la rendición de cuentas a la Auditoría Superior de la Federación y que la llevara a una denuncia penal en la Procuraduría General de la República… Luego, el extitular del ORFIS, la Contraloría y la SEFIPLAN, Mauricio Audirac Murillo, reviró al Contralor, reclamando que lavara su honor, y lo que todavía sigue esperando… Entonces, el sexto titular de la SEFIPLAN, Antonio Gómez Pelegrín, culpó al director del Instituto de Pensiones, Armando Adriano Fabre, del pago de cheques de hule a los pensionados, y ante lo que el director del IPE aguantó vara, con prudencia política, sin revirar… De paso, el secretario de Infraestructura y Obra Pública, Tomás Ruiz González, y el Contralor, acusaron al secretario General de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, de ilícitos con el Túnel Sumergido, de Coatzacoalcos, y Buganza, en respuesta, aclaró paradas con el jefe máximo… Entonces, vino el siguiente debacle, cuando en Córdoba, Ruiz González, titular de la SIOP, acusó al titular de la SEFIPLAN de que por su culpa, única y absolutamente por su culpa, la obra pública del duartismo estaba parada, mejor dicho, frenada, mejor dicho, detenida, porque ha dejado de pagar a las compañías constructoras… Pero además, mesiánico, engreído, parido por los dioses, dijo que por culpa de Pelegrín en ocho ocasiones ha debido exigir y reclamar a la SEFIPLAN el pago puntual, luego de que en la tierra adoptiva de Javier Duarte los alcaldes le reclamaran obras abandonadas, entre ellas, y para acabar pronto, la carretera de Naranjal a Tizizape, que ya tiene diez años en proceso de construcción… Es decir, desde el fidelato…

BALAUSTRADAS: El fuego amigo y enemigo inició luego del 7 de junio, cuando el jefe máximo de la revolución hecha gobierno priista en Veracruz acusó a un par de funcionarios, digamos, menores, en la escala del poder político, el director de Gobernación y el secretario del Ayuntamiento del presidente municipal jarocho, Ramón Poo Gil, de la derrota en las urnas de su candidata favorita a diputado federal, Ana Guadalupe Ingram… Y el rafagueo mediático y las presiones políticas terminaron cuando el indigno y dócil y servil alcalde les cortó las cabezas y los despidió en un acto inverosímil, pues significa que el par de priistas despedidos fueron capaces de neutralizar a la maquinaria priista del PRI estatal y municipal, y al gobierno duartista y municipal que soñaban con el triunfo de la Ingram camino al Congreso de la Unión…Tal cual, cuando el resto de los duartistas anotados líneas arribas (el contralor, SEFIPLAN y SIOP) advirtieron el nuevo estilo de gobernar y ejercer el poder también entraron al carril y ahí están los estragos, la descomposición del llamado sexenio próspero, donde cada uno se lava las manos argumentando inocencia… Tomás Ruiz rafagueando a Gómez Pelegrín, como si Gómez Pelegrín fuera el culpable del desastre financiero y económico en la SEFIPLAN que Ruiz González dejara tirada rebasado, quizá, por las circunstancias…, acaso harto del mundo descompuesto y del lodazal heredado por el sexenio anterior… El caso es que nadie más que el titular de SIOP sabe el estado de cosas en la SEFIPLAN y, por eso mismo, resulta extraño y raro el bombardeo a Gómez Pelegrín…

ESCALERAS: El hecho de que unos y otros duartistas estén lanzando sus espadas en prenda manifiesta el caos al que han llegado… Y, bueno, si nadie asesta un manotazo para ordenar y reordenar el rumbo, entonces, la relación institucional y amical puede descarrilar por completo… Y más cuando de hecho y derecho hemos entrado a la última fase del barco sexenal de cara a la elección del candidato priista a gobernador y en donde mientras Javier Duarte tiene como candidato favorito al senador Héctor Yunes Landa, una parte significativa del gabinete legal y ampliado está a morir con el senador Pepe Yunes Zorrilla… Y más con la creciente deuda pública y la inconformidad social en las calles y avenidas, que ha llevado a criminalizar la protesta callejera en la inteligencia de que si se lanzan a la calle sin un permiso por escrito del secretario de Seguridad Pública todos pueden terminar encarcelados, tal cual lo practican en Puebla el gobernador panista, Rafael Moreno Valle, y en Quintana Roo, el góber priista, Roberto Borge… Y es que los funcionarios anteriores se han trepado al ring, salvajes y rudos, dispuestos a todo como si fueran unos yihadistas, empuñando la espada para decapitar a quien sea necesario, con tal de salvarse… Por eso la descomposición política, social, moral y ética del duartismo… De manera apocalíptica lo habría dicho el senador Héctor Yunes cuando dijo: “Quien es rata es rata” y antes, mucho antes, su colega Pepe Yunes: los políticos pillos y ladrones sólo tienen la cárcel como destino… Sabrá la astróloga de los llanos de Sotavento que Érick Lagos, compadre de Germán Yescas, suele consultar en Isla, si atrás de tales ditirambos y cruce de espadas está la rebatinga por el dinero millonario…