Antes de su secuestro, ‘Kiki’ Camarena descubrió una operación clandestina entre Manuel Bartlett Díaz, la CIA y narcotraficantes en un rancho de Veracruz: Ex Agente de la dEa

89

El ex agente de la Administración de Control de Drogas (DEA), Héctor Berrellez, afirma que antes del secuestro, el ex agente Enrique ‘Kiki’ Camarena descubrió una operación clandestina entre Manuel Bartlett Díaz, la CIA y narcotraficantes en un rancho de Veracruz.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, dijo que antes de que ‘Kiki’ Camarena fuera privado de la libertad y de su vida, hubo decenas de reuniones entre el entonces secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz y representantes de la CIA para financiar a la guerrilla antisandinista de Nicaragua conocida como ‘La Contra’.

Recordó que en 1984 el Congreso de Estados Unidos se negó a involucrarse en la guerra en Nicaragua, aunque la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) decidió hacerlo de manera clandestina y transportar armas secretamente a través de México a Nicaragua.

“México negó hacerlo abiertamente, diciendo que la única manera que lo harían sería clandestinamente”, dijo Héctor Berrellez en entrevista telefónica con Carmen Aristegui.

Señaló que en las reuniones “participó Manuel Bartlett Díaz, que sugirió que la CIA usara la infraestructura de los narcos para transportar las armas, porque los narcos ya tenían las pistas largas que se ocupaban para aterrizar aviones militares americanos que iban a venir cargados con las armas” y se decidió que se eso se iba a hacer.

Berrellez señaló que en las reuniones participaban agentes de la CIA, también Manuel Bartlett Díaz, entre otros.

“Se hizo la reunión para que los narcos ayudaran a la CIA a transportar secretamente las armas a Nicaragua y a la misma vez la CIA vio la oportunidad de solventar la guerrilla con narco dólares”, agregó.

Dijo que la CIA, “el de Gobernación” y los narcos se asociaron para un beneficio grande, que era pelear la guerra fría. “Y así fue como se hizo el complot”, añadió.

“Esas reuniones fueron totalmente clandestinas, secretas y nadie se debería dar cuenta. Desafortunadamente Kiki se dio cuenta que en ese rancho que estaban usando de Caro Quintero que estaban bajando cocaína y todo eso”, abundó el ex agente de la DEA, Héctor Berrellez.

“Y ese fue el problema que causó el desafortunado secuestro y muerte de Camarena”, dijo.