Columnas Luis Velázquez

87

Escenarios

•Becas para los hijos

•Diaristas favorecidos

•Juego electoral

Luis Velázquez

UNO. Becas para los hijos

Una señora de unos 70 años lo dice así: “El apoyo bimensual de AMLO a los viejitos se lo doy a mi hijo. Es ingeniero y tiene 2 años desempleado. Y es poco, pero sirve”.

Otra señora también lo confiesa: “Mi hija quedó desempleada y estaba endrogada con la letra mensual de un VW. Y completito le doy el dinerito bimensual que me envía AMLO”.

La beca obradorista está llegando a los hijos cesantes. Nunca lo vislumbró el presidente de la república ni tampoco los padres seniles.

DOS. Reporteros beneficiados

En el otro lado del tendedero, la versión de que en la secretaría del Bienestar en Veracruz y en el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” tienen incorporados a reporteros de varios medios digitales.

Y como el subsidio es insuficiente, entonces en el medio digital les completan el salario de cada mes.

Y como la lista de la nómina oficial es amplísima, entonces, identificar los nombres de los trabajadores de la información beneficiados resulta difícil.

Incluso, en caso de ubicarse bien podría la parte oficial argumentar que se trata de homónimos pues ellos representan la purificación moral y la honestidad valiente.

TRES. Juego electoral

Nada de extraño hay en tales desviaciones. A, siempre ha ocurrido así en los tiempos priistas y panistas.

B, estamos en permanente campaña electoral, y más de cara a mediados del año entrante cuando serán votados en las urnas los candidatos a presidentes municipales y diputados locales y federales.

Y C, ni modo que así nada más, por decreto, las elites políticas se vuelvan impolutas.

CUATRO. Todo queda en familia

En tales circunstancias, nada más puro que los padres de familia destinen su beca obradorista para los hijos.

De entrada, queda en casa. Luego enseguida, es para un fin útil. Y de inmediato, en ningún momento se derrocha, como el caso, por ejemplo, de los chicos de Tlacotalpan que con el visto bueno del presidente municipal ocuparon la beca “Jóvenes Construyendo el Futuro” para el alcohol un fin de semana.

CINCO. Secreto de amor…

Cada bimestre, las señoras están pendientes de la llamada telefónica de la secretaría del Bienestar avisándoles que ya está el depósito.

Y si transcurren 2, 3 días de silencio, entonces, se hablan entre ellas para ver si los recibieron, y de ser así, se lanzan a las oficinas.

En el tiempo del COVID, los hijos las llevan pues en todo caso, son los beneficiados. 2 mil 500 pesos que mucho significan.

Y si el programa social se traducirá en un voto para los comicios del año entrante es otro cantar.

El voto, además, es secreto, y ninguna garantía existe en un país tan polarizado en dos partes. A favor y en contra del presidente de la república.

SEIS. Feligreses en la capilla guinda

El par de señoras de 70 años están contentas con la beca.

Nunca en sus vidas cuando el tiempo priista y panista fueron consideradas.

Y ahora, como ambas son pensionadas, jubilaciones de tres mil pesos, máximo, la beca les llegó por añadidura como fue dispuesto por el presidente de la república.

Una de ellas es fan declarada de López Obrador. La otra, apenas lo sopesa. Pero, bueno, quizá con los 4 meses que le habrían depositado ya debido al coronavirus quedaría convencida.

En los sexenios anteriores, los programas sociales generaron gratitudes. Ahora, las becas, depositadas en forma directa a los bancos, sin intermediarios, de seguro multiplican el número de feligreses en la capilla obradorista.


Expediente 2020
“Sigo vivo… putos”
Luis Velázquez

El coronavirus del secretario General de Gobierno puso en el tendedero las pasioncillas políticas y que sirviera para que los enemigos y adversarios lo dieran por muerto.
Incluso, el furor es tanto que 19 meses después de iniciado el sexenio de la izquierda, la purificación moral y la honestidad valiente, el sexenio de los soldados de la patria y los siervos de la nación, se han formado capillas con sus feligreses y seguidores, luchando en la arena pública sin rubor por el poder.
Así, mientras Erik Patrocinio Cisneros Burgos luchaba por la vida en el hospital de la Beneficencia Española, los llamados “Zenyalover”, fanáticos seguidores de la capilla del secretario de Educación, Zenyazen Escobar, se dieron un mano a mano con los denominados “Cisnelover”, o también “Patrilovers”, los Narcisos Mendoza, los Pípilas, de Cisneros Burgos.
Y en el reality-show hasta trabajadores de la información “tiraron su espada en prenda” como relata el cronista Noé Zavaleta, del periódico digital, Crónica de Xalapa, en su columna “A golpe de tecla”.
Por ejemplo, publicó el agarrón con los Zenyalover, asegurando que Patrocinio había muerto en el hospital.
Escribió Zavaleta: “¿Ya se murió?” fue el mensaje de un Zenyalover a mi teléfono celular.
–Es falso, contesté de mala gana.
–¿Neta… está vivo? insistía el devoto creyente del secretario de Educación.
–Seguro, y debe de estar más de poca madre que tú y que yo.
–Mientes, varios medios (sic) aseguran que ya murió.
Acto seguido me envía dos pantallas de distintas cuentas de la misma periodista panista Claudia Guerrero Martínez”.
El también corresponsal de Proceso en Veracruz confirmó la pelea atroz, sórdida, siniestra y sombría entre el secretario General de Gobierno y el secretario de Educación por amarrar, desde ahora la candidatura de MORENA a gobernador en el año 2024, sin que Cuitláhuac García aseste el manotazo y ponga orden, acaso feliz y dichoso mirando despedazarse a los demás.
Uno y otro buscando congraciarse con el góber bendecido de López Obrador, cuando, caray, de acuerdo con el sistema político y “el país de un solo hombre”, las nominaciones a gobernador corresponden al presidente de la república.
Y, por lo pronto, todo indica, que en el corazón y las neuronas de López Obrador están, primero, la secretaria de Energía, la zacatecana Rocío Nahle García, y segundo, quizá todavía, el senador de la república, ex director general de Aduanas, hidalguense Ricardo Ahued Bardahuil.
Y si tal cual es, sería, la probabilidad significa que ni Éric Cisneros ni tampoco Zenyazen Escobar tienen la mínima posibilidad.
Pero, bueno, dice el chamán, “en política nada está escrito” y todo puede ocurrir, aun cuando Juan Maldonado Pereda, 4 veces diputado federal y ex secretario del gobierno de Veracruz, decía que “en política sólo llegan los que más convienen”.
Y, por tanto, habría de preguntarse si Nahle o Ahued convienen más a López Obrador y/o, en todo caso, le convendrían Cisneros y Zenyazen.
Mientras, las pasioncillas políticas seguirán en Veracruz, de igual manera como siempre ha ocurrido en todos los tiempos sexenales.

REALITY SHOW CISNEROS Y ZENYAZEN

El reality-show entre Cisneros y Zenyazen, a propósito del coronavirus del secretario de Gobierno. Al otro día, cuando Cisneros subió un post a su Facebook asegurando que en el confinamiento seguía trabajando con normalidad, en grupos de Whastapp circuló de forma viral un sticker del secretario de Gobierno con la leyenda: “Sigo vivo putos”.
Entonces, el reportero de Crónica de Xalapa se la envió al Zenyalover que dio por muerto a Cisneros y la respuesta fue más indicativa y significativa:
“Ya Bye. Se me hace que ya trabajas con Éric Cisneros”.
La lucha, pues, por el poder político.
Los jefes máximos y sus acólitos y apóstoles, en el carril público homenajeando la frase histórica, mítica y legendaria de que “el hombre es el lobo del hombre”, ay zandunga.
Y de que, claro, lógico, obvio, la intriga es el camino fácil para llegar al infierno político.
En el flirteo cibernético quedó exhibido, además, que los aspirantes y suspirantes por la secretaría General de Gobierno son, serían tres, aun cuando, claro, bien pudieran atravesarse las malas entrañas y los involucraran:
Uno, Eleazar Guerrero, el subsecretario de Finanzas y Planeación, primo hermano de Cuitláhuac García.
Dos, el diputado local, expriista, expanista y experredista, José Manuel Pozos Castro.
Y tres, el diputado federal, ex subsecretario General de Gobierno, exrector de la Universidad Veracruzana y ex presidente municipal de Xalapa, el maestro Rafael Hernández Villalpando.
Y aun cuando el profe Zenyazen también, por lo pronto, jugando desde zona oscura del poder manejando a sus apóstoles y acólitos, los Zenyalover les llaman.
La lucha sórdida por el poder de todos los tiempos.
Manuel Carbonell de la Hoz contra Francisco Berlín Valenzuela y Juan Maldonado Pereda en el sexenio de Rafael Murillo Vidal.
Carlos Brito Gómez contra Emilio Gómez Vives, José Luis Lobato Campos, Carlos Padilla Becerra y Miguel Ángel Yunes Linares, con Rafael Hernández Ochoa.
Dante Delgado Rannauro y Raúl Ojeda Mestre, en el bienio de don Fernando Gutiérrez Barrios.
Flavino Ríos Alvarado, Alejandro Montano Guzmán, Juan Maldonado y Fidel Herrera Beltrán, con Miguel Alemán Velazco.
Érick Lagos, Jorge Carvallo, Adolfo Mota y Alberto Silva, con Javier Duarte.
Éric Cisneros y Zenyazen Escobar, soñando con la candidatura a gobernador en el año 2024.
“Sigo vivo putos” reviraron a Zenyazen y sus Zenyalover.


Barandal

•Corazones solitarios

•Urgidos de cariño

•Mucha soledad

Luis Velázquez

ESCALERAS: Hay en Veracruz muchos corazones solitarios necesitados de consuelo y cariño.

Por ejemplo, los familiares de muertos por el COVID.

Los familiares de los migrantes en Estados Unidos fallecidos por el coronavirus y transportadas sus cenizas en urnas vía aérea.

Los familiares de los cientos, miles quizá de desaparecidos desde Javier Duarte a Cuitláhuac García Jiménez.

Los familiares de todas y cada una de las mujeres y niños asesinados en los últimos diecinueve meses.

Los miembros de las ONG, Colectivos y Solecitos que casi diez años después siguen buscando a sus hijos, vivos o muertos, confinados por ahí o sepultados en fosas clandestinas.

PASAMANOS: Nadie en la vida, puede ser destruido, con todo y que puede ser derrotado. (Ernest Hemingway)

Pero derrotada una persona, puede levantarse para seguir empujando la carreta.

Y por más y más que una persona, un hijo huérfano, una esposa viuda, un hombre viudo, sigan luchando en cada nuevo amanecer, pues con todo y el dolor y el sufrimiento humano la vida sigue, de cualquier forma, habrá minutos, horas en el día y la noche en que el corazón y las neuronas necesitarán una voz de alivio, un abrazo, un apapacho, un rayito de esperanza, una lucecita alumbrando el largo y extenso camino.

CORREDORES: Del año 2011, primero de Duarte, a la fecha, 2020, segundo de Cuitláhuac, muchos hogares enlutados, entre otras razones, por el oleaje huracanado de violencia.

Y por más y más que la Fiscalía General, una mujer al frente, la primera en la historia local, gritonea en el tendedero mediático la venta de esperanzas, la noche está peor de oscura, siniestra, sórdida y sombría.

Y entre más oscura la noche, más solitarios los corazones y las neuronas.

Días, meses, años, sin ver la luz en el rincón más arrinconado del infierno. Digamos, las mazmorras del infierno.

BALCONES: En La Jornada-México publicaron una foto el lunes 13 de julio. Una señora de Veracruz, ropita sencillita y modesta, está sentada en el aeropuerto de Oaxaca.

Ella fue citada allá por la secretaría de Relaciones Exteriores para la entrega de las cenizas de su esposo, Urbano Hernández Sánchez, de 62 años, migrante en Nueva York, fallecido por el COVID.

Se trata de una foto triste, angustiante, deprimente, avasallante en el corazón y las neuronas.

Es la foto de una mujer, Rocío, derrotada. Aniquilada. En la desesperación. Sola. Solitaria.

PASILLOS: Nadie en Veracruz, parece, se ha ocupado de tantos niños huérfanos por la violencia. Tantas mujeres viudas. Tantos padres ancianos quedados a la deriva económica, social y de salud.

Los hijos de tantos hombres y mujeres asesinados. Niños, incluso, recién nacidos, que nunca conocieron a sus padres.

Padres ancianos, abuelitos, a quienes acaso ni siquiera habrán informado del hijo fallecido para evitar un zangoloteo en el corazón enfermo de presión arterial.

El peor de los tiempos con tantos corazones solitarios urgidos de consuelo y cariño.

VENTANAS: Veracruz, con “La bamba” y “El tilingo lingo” y el palacio de la salsa y que “la vida es más sabrosa en el mar” tiene fama mundial de un pueblo alegre como perpetuado quedara con las caritas sonrientes de la cultura azteca.

Pero ahora, de cara al siglo XXI, la alegría ha derivado en cientos, miles de familias, en la tristeza.

En muchos casos, y ante tanta impunidad, en irritación crónica, coraje, encabritamiento, y por añadidura, desencanto social.

Es, sería, el nuevo estado emocional de cara al Golfo de México y ningún Quetzalcóatl alimenta la esperanza desflorada en la cancha pública.


Malecón del Paseo

•Estragos del machismo

•Vida de Mata Hari

•Lucha por su hija

Luis Velázquez

EMBARCADERO: El machismo es mundial… Se da en los más de doscientos países del mundo… Todavía ahora en el Medio Oriente, las mujeres acusadas de infidelidad son lapidadas por los vecinos… Incluso, hasta sepultadas del cuello para abajo dejando la cabeza a flor de tierra para que les lancen piedras hasta causar su muerte… Tiempos atroces, más recrudecidos, en el siglo pasado y antepasado, cuando las mujeres solo habían venido al mundo para obedecer, primero, a los padres, luego, al marido, y después, al dueño de la hacienda…

ROMPEOLAS: Un filme donde el machismo alcanza la plenitud es la vida de Mata Hari, en Amazón, la famosa espía rusa y francesa al mismo tiempo, porque las circunstancias la obligaron, primero para sobrevivir y segundo, soñando con la posibilidad de recuperar a su única hija… Casada a temprana edad, el marido la golpeaba cada vez cuando se emborrachaba y sucedía varias veces a la semana… Llegaba en la madrugada y la tundía y luego la obligaba al sexo de manera violenta, inusual… Un día se hartó y en la madrugada huyó con su hija… Pero el esposo, hermano de un general, luego enseguida la localizó…

ASTILLEROS: Entonces comenzó el Día del Juicio Final en su vida… A la fuerza le quitaron a la hija… Demandó, pero el general, su cuñado, la hundió en los tribunales… Y por fortuna libró la cárcel acusada de infamias, pero al mismo tiempo fue exiliada del pueblo… Huyó a París a buscar la vida… Tocó puertas y todas cerradas… Entonces, le ofrecieron bailar en un congal… Y después la doña de la casa la obligó a prostituirse…Por fortuna, las chicas, originarias de varios países, que sabían bailar, le enseñaron… Y en el arte de bailar con gracia, donaire y sensualidad se volvió una maestra, la mejor…

ESCOLLERAS: Muchos hombres tocaron a su puerta, pero todos con un objetivo carnal… En unos casos, aceptó, porque su cuota era alta y podía, primero, alimentarse, y segundo, y lo más importante, ahorrar centavitos para buscar a su hija y contrademandar… Incluso, siempre buscaba relaciones con políticos y militares influyentes, cabildeando la posibilidad de una ayuda singular para recuperar a la hija… Y si se mantuvo en la cortesanía fue soñando con su hija…

PLAZOLETA: Un amigo la introdujo en las grandes ligas del baile sensual… En los teatros de Francia… Y se volvió más deseada y codiciada que nunca… Tantos amigos logró cultivar que, primero, los generales rusos, y después, los franceses, la contrataron como espía, pues en la intimidad antes y después de hacer el sexo les sacaba información y que vendía a los dos bandos, juego, claro, peligroso, pero que ella aplicaba soñando con su legítima utopía… Siempre usada, aprendió a utilizar a los hombres y a las mujeres… Y cuando fue necesario también aprendió a matar…

PALMERAS: Nunca recuperó a su hija… El padre la metió a un convento de monjas y en donde la adoctrinaron en su contra con la versión de que era una bailarina exótica y una prostituta… Luego, los rusos y franceses le tendieron una trampa, espía doble que era, y los rusos la detuvieron… Y encarcelaron… Y fusilaron… Y aun cuando hacia el final conoció a un coronel joven con quien hizo química, el tiempo de guerra fue tormentoso en contra de ellos y el coronel también terminó encarcelado por preferirla a ella por encima de la obligación militar… Era demasiado tarde para vivir a plenitud…