Columnas Luis Velázquez

89

Escenarios

•Las Patronas en T.V. U.N.A.M.

•La vida por un ideal

•23 años de solidaridad

Luis Velázquez

UNO. Las Patronas en T.V. U.N.A.M.

T.V.-U.N.A.M. entrevistó a “Las Patronas”, el grupo de mujeres de Amatlán de los Reyes que desde hace más veinte años están organizadas para obsequiar despensas a los migrantes de América Central trepados en el ferrocarril, “La bestia” le llaman, en su paso por el pueblo.

La voz oficial es la señora Norma. La mismita que estuviera en la antesala del Premio Rey de España. La mismita que mereciera la filmación de un documental. La mismita reconocida en el Congreso local.

DOS. Tender la mano a los otros…

Norma, quien apenas habría estudiado la escuela primaria, refirió en el documental su filosofía de vida aprendida y asimilada en el transcurso de un par de décadas.

Y entre otras cositas, por ejemplo, sin nunca haber leído “El laberinto de la soledad” de Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura, habla de que los migrantes son “los otros”, los prójimos, las mujeres y hombres que necesitan de la solidaridad humana de los demás, la otredad le llamaba Paz.

Es decir, y por otros caminos, “Las Patronas” llegaron al mismo sentido de la vida al que llamó el Nobel a partir de la reflexión cotidiana.

TRES. La tierra prometida

“Las Patronas” son mujeres que con los años merecieron la mirada social de los pueblos de la región para que los particulares (ciudadanos de a pie, empresarios, comerciantes, iglesias, etcétera) les apoyaran con materia prima (arroz, frijol, tortillas, pan, bolsas, etcétera) para integrar las despensas para los migrantes.

Y por eso mismo, la asistencia social para los indocumentados que desde Guatemala, Honduras, Salvador y Nicaragua, sobre todo, vienen caminando para llegar a la frontera norte y buscar la posibilidad de llegar a la llamada tierra prometida, el paraíso terrenal, y que, y por desgracia, desde hace ratito es un infierno.

Más, ahora, con el coronavirus, donde miles y miles de migrantes son repatriados.

CUATRO. Emoción social

El documental de TV-UNAM fue exhibido hace 3, 4 noches, y retrata paso a paso la titánica labor diaria de todas ellas, unas diez mujeres que aportan lo mejor de su esfuerzo, el esfuerzo físico, y el tiempo y la emoción social para con los demás, las mujeres y hombres que dada la miseria y la pobreza en que viven necesitan caminar a Estados Unidos para garantizar el itacate y la torta en casa.

CINCO. Toda la familia en el viaje solidario

Pocas, excepcionales ONG han permanecido tanto tiempo en Veracruz como “Las Patronas”.

Decenas de crónicas y reportajes publicados sobre su historia y que han llegado al otro extremo del mundo.

La familia completa de Norma participa cada día. Incluso, hasta la abuelita. Ni se digan los hijos en edad escolar. Las primas y las tías. Más las vecinas.

Se trata de un caso excepcional en la historia nacional, aun cuando, y por ejemplo, en la frontera norte proliferan los albergues para migrantes, pues aquellas ciudades constituyen la antesala para entrar al (presunto) reino de los cielos.

SEIS. La vida por un ideal

Nunca “Las Patronas” han buscado un cargo de elección popular. Tampoco, sueñan ni se desviven. Su tarea es cien por ciento social. Católica y apostólica, digamos. La solidaridad en su más alto decibel.

Las Adelitas del siglo XXI. Las Frida Kahlo, las Nahui Ollín, las Tina Modotti, mujeres tan solidarias con las causas sociales. Las Elenas Arizmendi, de José Vasconcelos, que fundara la Cruz Roja Blanca en el tiempo de la revolución, para auxiliar a los heridos en el campo de batalla.

La vida, por un ideal. Una utopía social.


Expediente 2020

Descarrilada 4T

Luis Velázquez

Hay versiones de que “la honestidad valiente” de la 4T está descarrilada en Veracruz. Trasciende, por ejemplo, una insana y peligrosa relación entre unas dependencias con unos medios.

Dicen que en los programas sociales, por ejemplo, de “Jóvenes construyendo el futuro” tienen a reporteros como favorecidos y bendecidos desde el poder.

Incluso, se afirma que en tanto el subsidio oficial cumple una parte de la nómina, los dueños de los medios lo toman como abonito al salario del trabajador de la información y ellos completan.

También se maneja que en unas dependencias y con cargo a los programas sociales tienen en la nómina a los familiares de un amigo, un cuate, un aliado, por ejemplo, los hijos, en todos los casos, gente relacionada con los medios.

Un reportero dice lo siguiente:

Hay medios donde nunca, jamás, se ocupan “al pie de la letra” de las acciones de tal o cual funcionario de MORENA porque le están apoyando con el salario de los trabajadores.

Todavía más: hay quienes aseguran que hasta los abuelos, por ejemplo, de uno que otro reportero está en el programa obradorista de los viejitos.

Más aún: hay ricos y riquillos de la séptima década, forrados en billetes que cada dos meses cobran su dinero guinda y marrón, tan campantes que hasta se forman en la fila.

Las versiones que corren son que el reparto del beneficio de la 4T incluye a varias poblaciones del estado de Veracruz, además, de Xalapa y Veracruz, donde se ubica al mayor número.

Es más, la versión es que hay medios donde el beneficio de la purificación moral cubre la nómina completa de reporteros, camarógrafos y editores.

Y más, allí donde hay relaciones personales de amistad añeja.

Dice el quisquilloso del barrio: “Imagina, si en Veracruz, por ejemplo, la secretaría del Bienestar Social tiene unos 20 mil, 30, 40 mil beneficiados con los programas sociales, nada significan si hay un montón de reporteros favorecidos”.

Un trabajador de la información dice que los colegas de un medio digital le confiaron que ellos cobran parte de la nómina con cargo a los programas sociales y el resto el dueño del medio la cubre.

Y por eso mismo, los funcionarios son intocables.

EMBOSCADAS EN LA 4T

Desde luego, bien podría tratarse de infundios, calumnias, difamaciones, intrigas.

Y de paso, hasta se inculparía a los conservadores y neoliberales, emisarios del pasado panista y priista y perredista, enemigos de la 4T y de la Cartilla Moral, incrédulos, apóstatas, herejes.

Y más, y cuando por ejemplo, el hijito de Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad, ya fue notificado que los ventiladores que vendiera a precio elevado al gobierno federal ahora con el tiempo del coronavirus, le serán devueltos, luego, claro, del reality-show.

Y más, cuando luego de sus negocitos, entre otros, con la venta por dedazo de las medicinas a la secretaría de Salud de Veracruz, el delegado federal en Jalisco fue despedido.

Pero, bueno, con todo y la 4T hay políticos arribistas, que de pronto se declarararon sacerdotes de la izquierda y se inmolaron en la plaza pública en nombre de Amlove y fueron aceptados en el aparato gubernamental guinda y marrón, y creen y sienten y están seguros de que la purificación moral es una vacilada, y zas, ellos mismos se emboscaron y están o estarían financiando a uno que otro medio en Veracruz.

El ciudadano quisiera pensar, tener la certeza, de que el cien por ciento de las tribus de MORENA en el poder estatal y federal son impolutos, ferozmente honestos, honrados, apasionadamente honrados, con los principios y los valores y la moral y la ética por delante.

Y más, en un país donde cada 6 años han aparecido nuevos ricos, nuevas fortunas familiares, nuevos pudientes, dinerito crecido a la sombra del pillaje oficial.

Y en una república donde 6 de cada 10 habitantes están atrapados y sin salida en la miseria, la pobreza, el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre.

Pero, caray, cuando de pronto y desde hace ratito las versiones anteriores andan por ahí, pareciera que a uno que otro funcionario que se da “golpes de pecho” le sangrarán las encías y chorrearán de sangre al interlocutor.

De hecho, lo es.

Por ejemplo, en la cancha pública están el nepotismo, el tráfico de influencias, el conflicto de intereses, la compra por dedazo de las patrullas, las ambulancias y las medicinas, y la asignación de la obra pública del gobierno de Veracruz a compañías constructoras foráneas, asuntitos que nunca fueron aclarados ni precisados, y que por el contrario, se dejaron a la interpretación subjetiva de cada ciudadano.

Raro y extraño que cinco diputados locales de oposición votaran con la bancada de MORENA en la LXV Legislatura por las reformas electorales así nomás, digamos, “por el amor al arte”, a los principios, los valores, la ética y la moral pública, y lo que, claro, nadie les cree.

Y es que la corrupción está en el ADN del mexicano, y más, mucho más, de las cúpulas políticas según afirma el politólogo Carlos Ronzón Verónica, un maestro honesto y honrado, como pocos, excepcionales.


Barandal

•Veracruz heroico

•Lucha por la libertad

•Resistencia pacífica

Luis Velázquez

ESCALERAS: En los dos últimos siglos pasados, la población de Veracruz luchó por la justicia, la libertad y la moral pública.

Fue, cierto, derrotada. Incluso, asesinada. Pero lo importante es que luchó. Y siguió luchando a pesar de que el aparato gubernamental se le fue encima.

Mejor todavía: aquella población luchó sin buscar ni soñar ni desear un cargo público ni poder político “para hacer y deshacer”.

Luchó siempre por la dignidad humana. El legítimo derecho a tener y llevar una mejor calidad de vida. Vivir, ejerciendo la libertad plena como las palomitas y las gaviotas.

PASAMANOS: Lucha digna en junio de 1879 cuando un montón de jarochos se rebelaron a la reelección de Porfirio Díaz y el dictador ordenara en telegrama, “¡Mátalos en caliente”, a su gobernador y compadre, Luis Mier y Terán.

Lucha digna el 7 de enero de 1907 cuando los obreros textiles de Río Blanco se rebelaran a la explotación del francés dueño de las fábricas y Porfirio Díaz lo protegiera enviando a los soldados y quienes mataron entre cincuenta a sesenta trabajadores, y en donde sus esposas participaron con denuedo en la legítima defensa de sus derechos humanos.

CORREDORES: Lucha digna en 1914 defendiendo con palos y piedras la soberanía nacional ante la invasión norteamericana, todo porque Victoriano Huerta había comprado armas a Alemania, siete meses que duró la invasión.

Lucha digna hacia finales del año 1930 y durante diez años seguiditos de los jornaleros en contra de los latifundistas quienes contrataron al cacique Manuel Parra, con su banda de sicarios, “La mano negra” y mataron a unos cuarenta mil campesinos y a dieciocho líderes, defendiendo su parcela.

BALCONES: Lucha digna hacia 1930 de Herón Proal, el sastre del barrio de La Huaca, en la ciudad de Veracruz, quien con la participación, incluso, de las trabajadoras sexuales, desafiaron al presidente municipal, el gobernador y el presidente de la república ante la codicia de los españoles, dueños de patios de vecindad, y en donde incrementaban las rentas de forma arbitraria.

Incluso, lucha digna de algunos políticos de izquierda desafiando el aparato gubernamental como candidatos a la jefatura del Poder Ejecutivo Estatal, entre ellos, el ingeniero Heberto Castillo Martínez, ante el priista Miguel Alemán Velasco.

PASILLOS: Aquellas mujeres y hombres se levantaron en medio de los escombros y la desolación de la vida cotidiana y enfrentaron “a los monstruos de mil cabezas” (los soldados de EU y de Porfirio Díaz Mori, los latifundistas, los caciques, los pistoleros, las guardias blancas, las hordas políticas, etcétera) soñando con una vida mejor.

Perdieron, cierto. Los mataron, cierto. Pero lucharon.

Y entre todos ellos alcanzaron el más honroso título social que puede alcanzar un ser humano como es la solidaridad y la fraternidad, conscientes todos de que siempre podrá lucharse contra las fuerzas del mal.

VENTANAS: Fuerzas del mal en el siglo XXI.

Una, los carteles y cartelitos, los malandros y malosos. Dos, las tribus políticas obsesionadas de manera obsesiva con la corrupción y el dinero fácil.

Tres, el oleaje de inseguridad e impunidad. Cuatro, la venta burda y barata de esperanzas políticas, económicas y sociales.

Cinco, el ajuste de cuentas entre los grupos tribales de la política para adueñarse del aparato gubernamental.

Seis, el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre y miseria. Siete, un pueblo diezmado en la educación, por ejemplo, los seiscientos mil paisanos de 14 años de edad analfabetas.

Es la hora, entonces, de luchar con la misma estrategia que los habitantes de Veracruz de los siglos XX y XIX.


Malecón del Paseo

•Ricos, soberbios
•Pobres, desconfiados
•La vida, según José Martí

Luis Velázquez


EMBARCADERO:
José Martí, el cronista y libertador cubano, decía que para alcanzar la felicidad, basta y sobra que una persona tenga “un corazón honrado y que es más que oro, unas manos para trabajar, un pecho para querer y agua en la fuente”… Y luego de tener el anterior cuarteto de atributos, “ya nada ha de pedirse a Dios”… Por eso, quizá, Albert Camus, Premio Nobel de Literatura, hablaba siempre del “difícil arte de vivir”… Una tesis que en la vieja Roma despertó tanta polémica con Sócrates, Platón y Séneca y la conclusión fue la siguiente: la tarea de los políticos en el poder es crear y recrear las circunstancias para lograr un pueblo feliz… La felicidad de Alfonso Reyes, aquel de la Cartilla Moral, por ejemplo, consistía en leer ciento cincuenta libros al año…

ROMPEOLAS: Martí, quien dejara el periodismo para encabezar la lucha por la independencia de Cuba ante España, antes, mucho antes que Fidel Castro y Ernesto El Che Guevara, decía que por lo general, “el hombre rico es una persona soberbia” que así lo crea su fortuna, en tanto “el pobre es un hombre desconfiado” porque así fue agraviado y humillado y reducido… Pero… lo decía, Carlos Monsiváis, “los ricos me friegan por su dinero pero yo me los friego por mi inteligencia”…

ASTILLEROS: Por si al lector le gusta coleccionar fechas memorables, imborrables y citables aquí se enmarcan las cuatro siguientes… 30 de marzo del año 2019, asesinato del activista de los derechos humanos de Xalapa, Abiram Hernández Fernández… 9 de noviembre de 2019, crimen del diputado local y presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Juan Carlos Molina Palacios… 3 de abril del año 2020, asesinato de tres mujeres y dos niños, en una colonia popular de Papantla… 8 de abril, 2020, asesinato del activista ambiental, Adán Vez Lira… El cuarteto de crímenes tiene, oh paradoja, la misma característica… Los 4, impunes… Impunes también, los feminicidios que tienen a Veracruz en el primer lugar nacional… Y los secuestros, en el primer lugar nacional… Y el primer lugar con el número de enfermos de VIH-Sida…

ESCOLLERAS: José Emilio Pacheco, Inventario, decía que la calidad de un escritor ha de calibrarse, medirse y evaluarse a partir de los libros publicados por un sexteto de escritores, a saber, Víctor Hugo, Goethe, León Tolstói, Honorato de Balzac, Fedor Dostoievsky y Arthur Rimbaud… Luego de ellos, da pena publicar un libro, a menos que sean superados… Si el lector gusta de frases célebres, se endosa la siguiente de Albert Camus… “Nadie, decía, nace condenado y casi siempre es posible hallar una oportunidad”… La halló Camus, quien a los 6 meses de nacido perdió a su padre, de 29 años, soldado en la guerra, y fue un niño, adolescente y joven pobre, cuya riqueza fastuosa descubrió en el mar, la playa, el sol, la brisa marina, la noche, la luna y los amigos jugando futbol en la playa… El día cuando perdió el mar porque se fue a otro pueblo, todos los lujos le parecieron superfluos…

PLAZOLETA: Entre las grandes figuras populares están El Milusos (filmado por Héctor Suárez en película imborrable), El Transas, El Pachuco (inmortalizado por Octavio Paz en “El laberinto de la soledad”), El Toma-todo (famoso apodo de Gustavo Arróniz Zamudio, el cuenqueño ex alcalde de Cosamaloapan), El Diablo, El Pícaro y Chucho el roto… Pero con todo, el hombre ideal no existe… En todo caso, decía el escritor Ricardo Garibay, se va construyendo en el día en el día pero solo en la mente de su pareja amada…

PALMERAS: José Vasconcelos Calderón, el polémico candidato presidencial independiente, confiesa en su libro “Ulises criollo” que antes, mucho antes que “la lujuria… conocí la soberbia”… Y como era tan soberbio como ningún otro político en el país, Francisco Ignacio Madero le llamaba “El súper/muchacho”, vanidoso y bipolar que era, arrebatado y colérico… En contraste, Plutarco Elías Calles llamaba “Mi muchacho” a Lázaro Cárdenas del Río y quien cuando fue presidente de la república lo exilió a Los Angeles…