Escenarios

280

Por: Luis Velázquez 

Cayó en Veracruz

La actividad económica

Según estadística nacional

  

I

Según el Indicador Trimestral de la Actividad Económica, Veracruz tuvo un desempeña en el año 2013 de 3.4 por ciento.

Pero en el año 2014, el anterior, cayó hasta el 1.8 por ciento.

Peor tantito, descendió al lugar número 10 de norte a sur y de este a oeste del país, en tanto el secretario de Desarrollo Económico, el fino y exquisito Érik Porres Blesa, el único del gabinete legal y ampliado que habla inglés a la perfección, se ufana de la más alta creación de empleos en un sexenio.

Arriba de Veracruz quedaron, por ejemplo, Querétaro, que alcanzó 5.4 por ciento en su actividad económica, y Colima, con el 4.9 por ciento.

De allí pa’delante, Guanajuato con el 3.1 por ciento.

Aguascalientes, 2.7 por ciento.

Zacatecas, 2.7 por ciento.

Baja California, 2.6 por ciento.

Puebla, 2.6 por ciento.

Morelos, 2.3 por ciento.

Nayarit, 2.3 por ciento.

Es decir, los gobernadores, el presidenciable Rafael Moreno Valle y el perredista Graco Ramírez, supieron mover el abanico de la inversión privada con más inteligencia, talento y resultados que Javier Duarte.

II

Por fortuna otros gobernadores quedaron debajo de Veracruz y, bueno, quizá serviría de consuelo.

Entre ellos, los de Campeche, Coahuila, Chihuahua, el Distrito Federal con el presidenciable Miguel Ángel Mancera, Durango, Guerrero, Hidalgo y Jalisco (con tantos narco/conflictos).

De igual manera, el estado de México del otro presidenciable Eruviel Ávila, quien apenas y lograra un crecimiento económico del 0.3 por ciento, es decir, 1.5 por ciento menos que Duarte.

Michoacán, Nuevo León, tan fregón como la sultana del norte; Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala y Yucatán.

III

En todo caso, Duarte y Porres Blesa han de estar contentos porque rebasaron y con mucho en actividad económica a los presidenciables gobernadores del estado de México y Puebla.

Es decir, estamos jodidos; pero en Edomex y Puebla están peor.

Y eso que tanto Moreno Valle como Eruviel Ávila son consentidos del presidente Enrique Peña Nieto.

Claro, nadie puede cantar victoria, pues, y por ejemplo, Veracruz se ha anotado como estado migrante tanto a estados fronterizos como a Estados Unidos.

Además, la tierra jarocha se ha convertido en la entidad federativa número uno del país en la producción y exportación de trabajadoras sexuales.

Y si el sostén de la económica jarocha está en las remesas por encima de la caña de azúcar, el café y los cítricos, el ambulantaje con los changarros ocuparía, digamos, el segundo como fuente de ingresos.

IV

Por desgracia, el gobierno de Veracruz se ha centrado en alentar la creación de empleos en la zona urbana, donde, claro, se concentra la mayor población.

Incluso, captando a los migrantes en su propio territorio jarocho, engrosando los cinturones de miseria en las colonias proletarias.

Y, por tanto, ha descuido por completo la creación de fuentes de trabajo en las zonas indígenas y campesinas, donde se ha reducido a la caridad pública con los programas sociales de la SEDESOL y que sólo significan un paliativo, un curita, de tal forma que solo entregan el pescado, sin enseñar a pescar.

Por eso mismo en las regiones étnicas hay cientos de familias rotas y desintegradas, pues el esposo partió a otras latitudes y pasado un ratito olvidó a la familia, iniciando una nueva aventura amorosa hasta con hijos.

En las reuniones donde voy, ha dicho el delegado federal del IMSS, Antonio Benítez Lucho, sólo miro niños y mujeres, sin hombres.

Pues bien, ni siquiera, vaya, tales mujeres indígenas han sido enseñadas a un oficio que les reditúe un ingreso básico.

El descuido total. Mejor dicho, la indolencia como sello característico del duartismo.