Joven se practica aborto y acuchilla a bebé

9428

Omar Iván Vázquez Pérez

Xalapa, Ver.- Una joven veracruzana recibió prisión preventiva de un año por el delito de homicidio calificado en contra de su bebé de ocho meses, al cual le dio muerte de una puñalada en el corazón después de haberse practicado un aborto.

Las investigaciones indican que A.D.M.R, de 18 años, originaria de Alto Lucero, ingirió pastillas para abortar, la semana pasada y expulsó el producto, de ocho meses de gestación, en el baño de su casa, en la comunidad de Monte Verde.

Y con el mismo cuchillo de cocina que empleó para cortar el cordón umbilical, le dio una puñalada en el corazón.

Tomó el cadáver del pequeño varón, y lo envolvió con su propia ropa. Lo puso en una bolsa de polietileno y lo lanzó al patio de su casa, debajo de un gran árbol.

Ante la fuerte hemorragia que presentó, acudió al hospital en la cabecera de Alto Lucero, en donde le informaron que su sangrado era muy fuerte, con riesgo de perder la vida, y por ello debía ser llevada a otro hospital en Xalapa, y es donde las autoridades fueron alertadas.

En las primeras averiguaciones, elementos de la Policía Ministerial hablaron con la joven, quien admitió haberse provocado un aborto con la ingesta de pastillas.

Y relató que ante los graves problemas económicos que pasaba la familia de la que provenía, prefería no tener el bebé.

Y que fue una vecina quien le proporcionó el abortivo, suministrado en dos tomas, con cerveza, el cual tomó durante dos días.

En las investigaciones, los policías arribaron a la casa de la joven, donde encontraron restos de sangre en el baño. Igualmente, el cuchillo cebollero que usó para desprender el cordón umbilical y con el cual dio muerte al bebé de ocho meses.

Los estudios forenses determinaron que el pequeño se encontraba bien de salud al nacer incluso, lloró antes de recibir la hoja de metal en sus primeros respiros.

Por ello resultó detenida el pasado seis de junio, bajo el cargo de homicidio doloso calificado por la cual ya se encuentra internada en el penal de Pacho Viejo a la espera de una segunda audiencia.

Hasta donde se ha investigado este caso, se tienen informes que se trata de una joven de muy escasos recursos, rodeada de un clima de carencias económicas, sin medios para costearse un abogado defensor.

Organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, han pugnado por que se tome en cuenta el contexto social y económico de las mujeres que deciden no tener  este tipo de decisiones, al momento de sentenciarlas, pues ellas mismas pueden ser víctimas del sistema o de otro tipo de abusos.

El caso de A.D.M.R recuerda al de Concepción Galván Escalante, una vendedora de periódicos del puerto de Veracruz que tuvo un aborto espontáneo en los baños de la Cruz Roja, en la Avenida Salvador Díaz Mirón.  La chica fue detenida y enviada primero al penal de Pacho Viejo y después a Tuxpan.

Fue gracias a la intervención de organizaciones defensoras de los derechos humanos que la detenida recuperó su libertad, pues se comprobaron violaciones a sus derechos humanos, así como que ella padecía una discapacidad mental que la volvía vulnerable y que el aborto   había sido accidental.

ICG

Compartir