Diversos sectores se adhieren con Sequeda

516

Ángel R. Cabada, Ver.-Visitas domiciliarias, reuniones con importantes sectores  de la sociedad cabadense, platicas cara a cara con trabajadores de diversos rubros de este laborioso municipio logran la adhesión de las mujeres cabeza de familia, de los hombres que hacen producir el campo, de los jóvenes en edad de decidir quién dirigirá por los siguientes cuatro años los destinos de Ángel R. Cabada a su candidatura, Víctor Sequeda Hernández va bien en su camino a la presidencia municipal por el Partido Verde Ecologista.

Después de haber caminando cerca de una decena de comunidades, en la primera semana de campaña, ha logrado conectar con el elector.

De profesión arquitecto sabe muy bien, porque lo ha vivido en su persona, los retos que se deben superar para lograr un nombre, en su caso, en el ramo de la construcción.

En las jornadas proselitistas bajo el intenso sol tropical, da a conocer las propuestas de trabajo sobre temas sensibles e importantes para el desarrollo familiar y comunal de un municipio que tiene lo necesario para destacar en el denominado, ecoturismo.

Acorde con los preceptos del Verde Ecologista, Víctor Sequeda se presentará en cada hogar cabadense, donde es recibido con expectación, después de escucharle y expresar su intención de acelerar el progreso de un municipio que merece un mejor futuro, es despedido con agrado.

En general la ciudadanía le escucha y entiende sus propuestas pero, donde la duda, el desánimo y la apatía dominan los conceptos hacia el quehacer político, Sequeda les recuerda, “no soy político, estoy contendiendo por la alcaldía ya que vi quienes participarían, eso me llevó a decidirme, nuestro municipio está en peligro de caer en manos de quienes han demostrado que lo único que les interesa es servirse y no servir, lo sabemos, lo hemos visto, no queremos cuatro años de retraso, Cabada está en riesgo, ya lo han demostrado cuando tuvieron varias oportunidades para hacer el bien e hicieron el mal” para puntualizar categórico, “mi madre decía, hay que hacer el bien y a la primera”.

Compartir