Inseguridad alimentaria

191
SONY DSC

Xalapa, Ver.-Pese a que el  Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) declaró a principios de año que la inseguridad severa alimenticia incrementó  en 600 mil mexicanos en un periodo de dos años (2012 y 2014) el gobierno de Enrique Peña Nieto aplicó el recorte de presupuesto a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) el cual afectará en 2017 al Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA).

La presidenta de la Unión de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC), Rocío Miranda, declaró que el recorte representa una contradicción de la política de Peña de combate a la pobreza, y que quita recursos al PESA, a la agricultura familiar y al Programa de Apoyo a la Productividad de la Mujer Emprendedora (Promete), es decir 4 mil 504 millones de pesos.

“La propuesta de recorte a dichos rubros revela la falta de oficio del Gobierno Federal y le pega a la población que requiere de los apoyos gubernamentales para salir de la marginación y la miseria” agregó.

El PESA es coordinado con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) desde hace más de una década es dirigido a las comunidades de alta y muy alta pobreza, el cual incluye al fracasado programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

El presupuesto designado a PESA es de 2 mil 904.3 millones de pesos con el fin de beneficiar a 207 mil familias de 8 mil 594 localidades en zonas de alta pobreza como lo  es en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Ciudad de México, es decir, dicho programa es de suma importancia para enfrentar la inseguridad alimentaria y nutricional de millones de mexicanos, sentenció la Sagarpa.

Compartir