El arte de elaborar puros

1195

Por: Francisco de Jesús Santiago Domínguez

San Andrés Tuxtla, Ver.-Torcer un puro es “arte” según coinciden quienes practican este centenario oficio. El riguroso y complejo proceso de elaboración del tabaco comienza con la siembra y acaba con el sellado del envase de los puros, tras recorrer el largo camino que va desde la curación y la fermentación al añejamiento y la selección. Los torcedores son una pieza fundamental en la elaboración de un buen puro. Valiéndose únicamente de una tabla de madera, una guillotina y goma vegetal, de su habilidad depende el acabado de un buen puro.

María Teresa Bustamante Xala, elaboradora de puros desde hace más de 28 años, aprendió este oficio ya que es una gran fuente de trabajo aquí en la región de Los Tuxtlas.

Gracias a los sembradores de la hoja de tabaco, se pueden realizar diferentes tamaños de puros, como los de picadura, tripa larga, cigarrillos, entre otros, donde al día se realiza la elaboración de 300 puros, agregó.

La elaboradora de puros dijo ser la única de su familia que se dedica actualmente a este oficio, ya que anteriormente su hija mayor también lo realizaba; artesana de esta zona, y dedicada a dar a conocer la elaboración de este producto, la señora María Teresa conserva su oficio con la firme convicción de que este tradicional arte no se pierda.

IMG_2907 IMG_2906 IMG_2904 IMG_2972

Compartir