Por: Editorial

San Andrés Tuxtla, Ver.- Dio inicio la Cuaresma 2016, con la celebración e imposición del Miércoles de Ceniza en la Catedral de San Andrés Apóstol, así como en las diversas capillas del municipio. Dicha celebración es para recordar que la vida en la tierra es pasajera y que un día el cuerpo será polvo, por lo que se celebraron misas durante todo el día, en la Catedral y diversas colonias del municipio.

Las cenizas utilizadas son obtenidas de las palmas bendecidas el domingo de ramos del año anterior, símbolo de que la gloria con el tiempo también se desvanece. Por lo que a partir de este miércoles, comienzan cuarenta días en que la iglesia invita a la oración, a la vida de mortificación, de penitencia, de conversión, ayuno y purificación del espíritu para celebrar la pascua y la resurrección de Jesucristo.

En el Miércoles de Ceniza, los fieles católicos están llamados a confesar sus pecados, es el día para reconocer la propia fragilidad y la mortalidad, además de ser un día de práctica de ayuno y abstinencia.

Compartir