Marco regulador de acceso al agua

294

Editorial

San Andrés Tuxtla, Ver.

“El derecho a tener agua, no significa hacer lo que yo quiera”, señaló en su visita de trabajo, Javier Martínez, encargado de la Oficina del Centro Mexicano de Derecho Ambiental para el Golfo de México, esto al referirse al grave problema que vivió el municipio a lo largo de 5 meses de estiaje.

En el marco del Taller sobre la implementación del derecho al agua, agregó que se están coorganizando con el Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla, para dar a conocer la reforma constitucional que se hizo en el año 2012, sobre el derecho humano a tener agua, pero la ciudadanía y las autoridades deben estar enteradas que existe un marco regulador.

Reconoció que San Andrés Tuxtla, que dignamente representa el Ing. Manuel Rosendo Pelayo, hizo un ejercicio genuino y muy relevante, en donde a través de un video informativo y una campaña radiofónica, garantizo el acceso a la información, que implica como base fundamental, el derecho humano al agua, en donde se detalló la situación de la falta del vital líquido; y que era lo que lo provocaba, así como informar el horario del “tandeo”, para el uso racional, ante la falta del agua.

Otro aspecto que le llamó la atención es el poder cambiar los patrones del consumo del agua en los usuarios (el cambio de mentalidad), y cuáles son las obligaciones que la autoridad municipal y reguladora, tienen que hacer para cumplir con el derecho humano al agua: “porque el derecho humano al agua, no significa que yo tengo agua para hacer lo yo quiera, sino es el mínimo vital para uso personal y doméstico”.

La Región de Los Tuxtlas, es considerada a nivel mundial, como un lugar de basta diversidad y de muy llovedero, donde ahora no hay agua, por lo cual Javier Martínez mostró su gran preocupación, por lo que se tienen que cambiar el paradigma del manejo de la cuenca y la importancia de la preservación de los recursos naturales en los bosques para que se garantice el vital líquido.

Puntualizó que son las autoridades municipales quienes tienen la obligación, sea cual sea el método, de garantizar el derecho humano al agua, por lo que se debe planear a corto, mediano y largo plazo, estrategias y medidas que cambien la mentalidad de la ciudadanía, tanto para el cuidado del agua así como el uso racional del vital líquido, porque este fenómeno de 5 meses de estiaje son los efectos del cambio climático que ya alcanzo a esta parte de Los Tuxtlas.

En el taller se contó con la presencia del delegado de la SEMARNAT en Veracruz, José Antonio González Azuara, quien de forma inmediata se comprometió a destinar recursos para iniciar a reforestar la zona de los nacimientos de agua, afirmó que esta no es la solución, sino se deben realizar estudios más a fondo para revertir este fenómeno, requiriendo de la participación ciudadana y de los tres niveles de Gobierno Municipal, Estatal y Federal.

Compartir