Ciudadano de la tercera edad un ejemplo a seguir

309

San Andrés Tuxtla Ver. Soy una persona de 88 años de edad, tengo mi domicilio en la calle 5 de Mayo, hace poco he quedado viudo, pero la vida tiene que continuar y a pesar de ser de la tercera edad no quiero ser una carga para mis hijos, por eso he optado por vender con mi cajón de dulces en esta calle de Carranza.

Macedonio Polito Toto, con tristeza y con la cerviz cabizbaja expresó, “en este negocio es poco lo que saco, pero para mí, ahí la voy pasando, pero me sirve para no encerrarme en mi soledad y envuelto en mis recuerdos de cuando vivía mi viejita, y ahora me ha dejado sólo mientras me toca a mí dejar este mundo.

Así es la vida, empiezas solo con tu pareja, luego llegan los hijos y así como empiezas terminas, prácticamente sólo, ya que los hijos cuando crecen se van a formar otra familia y es cuando se da uno cuenta que te vas quedando sólo; aún me siento con energía para poder sacar para mis gastos y no depender de nadie, mientras Dios me de fuerzas seguiré luchando en este mundo, finalizó don Macedonio con manos temblorosas, tal vez por la nostalgia, acomodando sus dulces que exhibía en su cajón como venta.

Compartir