No tememos a la evaluación: maestros

301

San Andrés Tuxtla Ver. En el Magisterio somos trabajadores profesionales de la educación, estamos preparados para la evaluación, no tenemos miedo, estamos conscientes que los maestros tienen que ser evaluados para que los padres de familias sepan que hacemos nuestro trabajo con profesión y entrega.

Abrahán Santiago Salas, secretario de organización de la región 12 de la sección 32 del (S.N.T.E.) expresó “así como nos piden la evaluación para los maestros, el Magisterio exige evaluación al entorno social, para que nos lleguen alumnos sanos, que haya infraestructuras de calidad para las escuelas, que realicen también una evaluación al entorno donde nos desarrollamos.

Tenemos maestros de calidad, pero exigimos también escuelas de calidad, y la responsabilidad del gobierno para que cumpla con ese ocho por ciento estimado en producto interno bruto; en la evaluación no cambia absolutamente nada, acabamos de pasar la etapa 23, eso quiere decir que llevamos 23 años evaluándonos con la consigna de que cada maestro se esté actualizando siempre.

Santiago Salas también declaró que el maestro invierte dinero de su bolsa para actualizarse; así también les pedimos a las autoridades educativas que den verdaderos cursos de capacitación, estamos listos para cualquier evaluación, pero no podemos permitir que llegue el alumno a dormirse dentro del salón de clases por falta de alimentos, no es posible que en los días de calor los alumnos estén desmayándose por que las condiciones de las aulas no sean las adecuadas.

La iniciativa del maestro es que el alumno salga adelante en sus estudios, hay un promedio del 20% que el maestro paga de su salario para material didáctico para su propio trabajo.

Por otro lado, el secretario mencionó que las prestaciones se siguen manteniendo a nivel nacional, tenemos liderazgo en la sección 32 en figura de Juan Nicolás Callejas Roldan, nuestro secretario general y de Juan Nicolás Callejas Arroyo, ellos nos han permitido seguir guiando, para obtener mejores prestaciones, todos los derechos constitucionales de la ley a los 120.000 personal docentes.

Mencionó el maestro expresó que de acuerdo a la ley, un maestro no puede ser removido de su trabajo a menos que infrinja algún reglamento, y nosotros con nuestros movimientos solo queremos que el gobierno nos escuche y nos responda por una petición que es justa.

Por último Abraham Santiago expresó, tenemos respeto a la reforma educativa ya que es un proceso que beneficia a los alumnos al darles una mejor calidad en el aprendizaje, por eso no nos da temor el ser evaluados, sino al contrario, esto nos da la credibilidad para que el padre de familia se sienta en confianza de que su hijo está en buenas manos para el aprendizaje en su educación, expresó Abraham Santiago Salas, secretario.

Compartir